Columnas Nacional

La aristocracia priista voló de Tamaulipas

Candelero

La aristocracia priista voló de Tamaulipas

Lista de implicados  en el Caso de Geño; ni son todos los que están, ni están todos los que son

Por: Abraham Mohamed / mohacan@prodigy.net.mx

Si el gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca sin duda mejoró su deteriorada imagen ante los tamaulipecos con la captura que hizo, con su policía estatal, de Eugenio Javier Hernández Flores al que acusó con su Fiscalía Anticorrupción de cometer el delito de  peculado y hacer operaciones de procedencia ilícita cuando fue gobernador, ahora muestra más músculo para consolidar su poder decomisándole a él, y a sus cómplices, lo más que se pueda de dinero en efectivo y propiedades que compraron con lo saqueado y con operaciones sucias,  para que –dice- se reintegren al patrimonio de Tamaulipas.

La primera tramitología para la recuperación, fueron las 1600 hectáreas del terreno propiedad del Estado, ubicadas en el municipio de Altamira, cuya ilegal expropiación y amañada venta hizo siendo gobernador Tomás Yarrington (que también está ya preso en Italia) quien armó la macolla con empresarios transas para que finalmente Eugenio Hernández Flores se quedara con el enorme utilizando al constructor Alberto Berlanga Bolado, socio de Fernando Cano y obvio, gente de Yarrington, al que hizo su socio y cómplice dándole la chamba de  Secretario de Obras en su período como gobernador. Y ahí brotó el delito de peculado según la Fiscalía Anticorrupción.

Pero además, le diré lo siguiente:

Aparte de que dichos terrenos eran y son más bien, propiedad del Estado, están preservados como zona intocable, dentro de los más cuidados de la ecología nacional, por tratarse en su mayor parte de humedales y marismas, considerados como similares a los manglares.

Y ya se descubrió que les valió madres eso para quedarse con ellos, ¿pero por qué y para qué? si de hecho esos terrenos eran y son inapropiados por su condición para hacer ahí desarrollos, ya fuera para construir almacenes por su ubicación cercana al puerto de Altamira, o para hacer fraccionamientos  industriales o habitacionales.

Resulta que como todo se sabe, nos dijeron que esas 1,600 hectáreas de dicho terreno eran el principio de lo que sería la obra monumental “ya para el retiro” de ese grupo de constructores encabezados por los ex gobernadores priistas, con la que pensaron garantizar la multiplicación de su riqueza por incontables generaciones, al convertir en realidad –fíjese bien- el sueño del “Jefe de Jefes” el también ex gobernador priista y actual Senador plurinominal, Manuel Cavazos Lerma.

¡Agárrese!….ese sueño de Cavazos era y es, la construcción del Canal Intercostero para unir a Tamaulipas con Texas por vía fluvial. La idea original fue que la mayor parte de la carga que se transporta por tierra entre México-Tamaulipas y EU-Texas la tendrían porque resulta más barato moverla por vía fluvial que por carretera, tren o por mar, pero además en los estudios de mercadotecnia también confirmaron que se registraría un boom económico al impulsarse la industria turística y comercial a lo largo de toda la ruta de 750 kilómetros del Canal Intercostero.

El proyecto era fabuloso para ellos, pero……lo arrancaron ilícitamente y tuvieron la mala fortuna de que no pudieron mantener como priistas la gubernatura del Estado y, el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca que recibió desprecios y humillaciones por parte de los ex gobernadores priistas, más tardó en sentarse en la Silla del Gobernador, que en desatar con furia su venganza por el maltrato que por años le dieron y les metió el cuerno reventando “su proyecto pa’l retiro”.

Y va por ellos…..por los ex gobernadores, por los empresarios, por los funcionarios cómplices y por la recuperación de lo que se robaron.

Por lo pronto, disfrutando la captura de Tomás Yarrington allá en Italia, se movió para encarcelar a Eugenio Hernández Flores en Ciudad Victoria y parece que hará lo mismo con Egidio Torre Cantú, que ya sufrió la ejecución de su hermano Rodolfo por cuya muerte él se convirtió en gobernador como herencia póstuma. Egidio también está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción del Estado.

Pero a Cabeza de Vaca le faltaría uno de los ex gobernadores, el “más pesado de todos”, el llamado “Jefe de Jefes”, Manuel Cavazos Lerma que mantiene por ahora, la cobertura del fuero senatorial.

¿Podrá con él?……..

Nomás pa’que se de idea de la persecución que ha desatado, le diré que el pasado martes 10,  más de 20 Policías Ministeriales apoyaron al personal de su Fiscalía Anticorrupción para entrar al rancho “Las Palomas Blancas” ubicado en el Km. 13 de la carretera Ciudad Victoria-Monterrey propiedad del preso ex gobernador Hernández Flores en busca de dos de sus presuntos cómplices que, según ellos, ahí estaban escondidos.

El cateo fue infructuoso, no los hallaron, pero sí se descubrió que el rancho de 60 hectáreas es de super lujo, con una fastuosa residencia adornada con muchos “trofeos” de caza, con enorme lago, con lienzo charro, con caballerizas donde estaban 12 pencos cuarto de milla, alberca, cancha de tenis y hasta espacio para que aterricen helicópteros.

Se filtró que ese rancho también está por confiscarse igual que otras muchas propiedades y cuentas bancarias de los implicados en caso de mega corrupción, igual o semejante al de los ex gobernadores también priistas Javier Duarte de Veracruz y César Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo; Rodrigo Medina de Nuevo León, Humberto Moreira de Coahuila y súmele a Roberto Sandoval de Nayarit, entre otros.

Pienso que Cabeza de Vaca en Tamaulipas está siguiendo la pauta que ya marcó el Presidente Peña Nieto para, reitero, reponer su deteriorada imagen, hacer sentir su músculo y consolidar su poder.

Por eso se le nota muy seguro, “echado pa’lante”

Pero no está por demás apuntar que corre enorme riesgo porque en las estructuras del poder público que ya están penetradas por la delincuencia organizada, “La Maña” también actúa, y no encarcelando, sino ejecutando y, por lo mismo, si ya empezó Cabeza de Vaca a proceder, tiene que actuar con la cabeza fría, ya no por venganza, sino con mucho cuidado, con muchísima precaución para que sus acciones no vayan a repercutir en la azorada población.

Yo aprecio en todo lo que vale, cualquier acción firme que se haga en el combate a la corrupción y a la impunidad, porque quien se atreve, pone en riesgo su vida.

Y eso merece respeto.

Implicados en las indagatorias

del Caso Hernández Flores

Aquí le voy a presentar una lista de las personas contra quienes las autoridades tanto estatales como federales reúnen más pruebas para afianzar su detención acusándolas de formar parte de la extensa red creada por el ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Javier Hernández Flores para cometer, según la Fiscalía Anticorrupción, diversos delitos en perjuicio de los recursos públicos y de realizar otras operaciones ilegales. Como ya es sabido, él ya fue capturado y recluido desde hace una semana en el penal de Tamatán, ubicado en Ciudad Victoria.

Le adelanto que algunos de los implicados han solicitado Amparo de la Justicia Federal, confiando en que saldrán bien librados de los cargos que les pudieran hacer, pero la mayoría ya volaron o se fueron a esconder “hasta abajo de las piedras” esperanzados en que “la situación puede cambiar negociando, pero sin darle al actual gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, la satisfacción de humillarlos metiéndolos  a la cárcel en venganza como ya lo hizo con su “Jefe Geño”.

Y en esas están:

Egidio Torre Cantú, socio de Eugenio a quien relevó en la gubernatura y que puede ser el tercer ex gobernador tamaulipeco detenido por delincuente.

Tomás Yarrington Ruvalcaba, fue el primero de los ex gobernadores de mi Estado capturado y eso ocurrió en Italia. Está por ser extraditado ya sea a México o a Estados Unidos que también lo reclama por lavado de dinero y vínculos con el narco.

Elsa y José Eduardo Hernández Flores son hermanos, prestanombres y socios de Eugenio, como también lo son muchos de su demás familiares, amigos y por supuesto,  colaboradores en su gobierno, como:

Alma Lucrecia Cano Pastor, hermana de Lucía Cano Pastor, ex delegada de la SEP;

Alfredo Sandoval Musi, Subsecretario de Egresos con Yarrington e informante de la DEA;

Fernando Cano Martínez; Alberto Berlanga Bolado, Secretario de Obras; Napoleón Rodríguez de la Garza; Armando Nuñez Montelongo, delegado del Transporte; Carlos Montiel Saeb, gerente de la Comapa de Nuevo Laredo; Manuel Muñoz Cano, ex Secretario de Desarrollo Social; Oscar Luebbert Gutiérrez, ex alcalde de Reynosa; Oscar Almaraz Smer, de Finanzas; René Castillo de la Cruz, diputado local por el PVEM; Ricardo Gamundi Rosas, ex dirigente estatal del PRI; Seyed Mohamad Farough Fatemi Corcuera, empresario; Adriana González Lozano; Alfonso de la Garza; Alejandro Jiménez Riestra, Contralor; Alejandro González Becerra; Carola del Rosario Cano Martínez; César García Coronado; Guillermo Héctor Cano Valdez; Gabriel Maldonado Pumarejo; Isela Alejandra Alfaro; Eduardo Rodríguez Berlanga; José Monrroy Zorrivas; José Manuel Flores Montemayor; José Carlos Rodríguez Montemayor; Juan Manuel Sánchez Guerrero; José Manuel Assad Montelongo; Lourdes Flores Montemayor; Lucía Cecilia Cano Martínez; Marco Antonio Cano Valdez; Bernardo González Fernández; Miguel Alberto Treviño Guevara; Mónica Roca Pérez; Nazario Assad Montelongo; Ramiro Rodríguez Cavazos; Javier Morales Cano; Enrique Sámano Hinojosa; Mario Ruiz Pachuca; Sabás Campos Almodovar;  Roberto “Bobby” Hernández Páez y  Víctor de León Ortiz.

Francamente yo no creo que vayan a meter a todos a la cárcel y máxime cuando está encima el proceso electoral del 2018 donde, ¡claro! que habrá muchas negociaciones en las altas esferas de la Partidocracia, pero a Eugenio “ya se lo cargó el payaso” y hasta puede ser extraditado a Estados Unidos cuyo gobierno lo reclama por lavado de dinero, y es obvio que se verían también en serias dificultades “para arreglar sus problemas” –igual que Eugenio- aquellos que sean capturados en éstos tiempos de definiciones políticas.

Así que a “los emproblemados” no les conviene sacar la cabeza, para nada,  cuando menos hasta el 1 de Julio del 2018, día en que elegiremos al nuevo Presidente de la República, a Senadores y Diputados Federales, a 9 gobernadores, a 27 Congresos locales y los Ayuntamientos en 26 Estados, sumando 3,326 el total de los cargos públicos en disputa, aclarando que aunque no se elija nuevo gobierno en Tamaulipas en esa fecha, por supuesto que sí pueden hacerse negociaciones de todo tipo entre las dirigencias políticas.

Por eso digo que a varios de los “enlistados” o “implicados”  en este Caso de Geño –como coloquialmente lo refieren mis paisanos tamaulipecos, les conviene esfumarse y  esperar a que termine el proceso electoral, y ya después…..les podría cambiar la suerte.

Y termino con esto: quienes presuntuosos se ufanaban de pertenecer a la acaudalada y rancia aristocracia priista fueron los primeros que volaron de Tamaulipas inmediatamente después de enterarse que el confiado Geño había sido capturado.

 

Comentarios