Columnas Titulares

POR TRAIDORA Y GANDAYA, MAGDA PERAZA, “RUMBO A LA DERROTA”

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

POR  TRAIDORA Y GANDAYA, MAGDA PERAZA, “RUMBO A LA DERROTA”

TODO PARECE indicar que, la alcaldesa de Tampico MAGDALENA PERAZA GUERRA, “este primero de julio, tendrá  que decirle adiós” al palacio municipal del puerto jaibo, porque simple y llanamente, “las familias de esta pujante comunidad turística”, ya no quieren saber nada de ella, convencidas de que la mentora , “solo ve por sus intereses y no por las más elementales necesidades del pueblo”, motivo por el cual  “a donde la abuelita Peraza llega”,  la gente ya no la reciba con el júbilo de antaño, porque la septuagenaria, ha decepcionado en grado superlativo a las población, tema que ha corrido en todo Tampico como “fuego en reguero de pólvora”.

LA MISMA MENTORA, en sus recorridos de campaña, se ha percatado que la gente de todos los estratos sociales, “pero más las que menos tienen”, YA NO VEN a doña Magda Peraza, como la mujer benefactora y defensora de su pueblo, porque esta señora, sabiendo que ya no tendrá más oportunidades, para seguir en el palacio municipal, engañando a la gente, ha venido obrando con marcado gandayismo, motivo por el que la sociedad “le ha venido sacando sus trapitos al sol”.

RECORDEMOS QUE, “esta señora de la tercera edad”, es una contumaz traidora y mal agradecida, porque, gracias a  sus nefastas acciones “de ventaja y oportunismo”, ha venido amasando considerable fortuna para el beneficio de ella y de sus aliadas  y otras más, obrando por olvidarse de la gente que le dio el voto, en la contienda electoral pasada, familias a las que MAGDA PERAZA, les ha fallado de manera criminal, porque  les prometió uno y mil detalles, es decir “bajarles el cielo y las estrellas” y aun es fecha de que la maestra, no les ha cumplido a cabalidad.

POR TAL MOTIVO, la alcaldesa de Tampico y actual Candidata el PRI,  a la Presidencia Municipal, en sus recorridos de proselitismo, se ha venido topando con el sólido rechazo y repudio de la sociedad del puerto, todo porque Magda Peraza Guerra,  ha sido deshonesta, traidora y, repito, mal agradecida, porque la mentora “cual vil can de la calle”, ha llegado al grado de “MORDERLE LA MANO A QUIEN LE DIO O, LE HA DADO DE COMER”, como lo ha hecho con el pueblo de Tampico, que la llevó a la Presidencia Municipal , pero esta de manera inconcebible e imperdonable,  les ha fallado a las familias proletarias y por esta razón fundamental, “ya no le estarán tributando el voto” el próximo primero de julio, porque simplemente, “a la maestra ya no la quieren en la Presidencia Municipal de Tampico”.

MAGDA PERAZA, ha caído estrepitosamente de la gracia de la gente, porque el contexto ciudadano, sabe que “la abuelita de Tampico”, lejos de haber trabajado con tenacidad y perseverancia, para llevar a cabo obras de bienestar social a todos los rumbos de la ciudad, esta señora “obró por atender menesteres ajenos al pueblo”, dedicando su tiempo a lo que, de manera exclusiva le interesa a ella”, cuyo detalle me hace pensar que, la mentora, decidió hacerse al lado de los que roban “al estilo potenciales delincuentes de cuello blanco” y si no es cierto a lo que hoy aquí, hago referencia, entonces esto, habremos de verlo en el resultado de sus cuentas públicas que, al igual que otras muchas más, ya están bajo la correspondiente revisión contable por parte de la Auditoría Superior del Estado y del Congreso de Tamaulipas.

AHORA BIEN, lo que se contempla en este escenario, es que la aun alcaldesa “con licencia”, no ha entendido que, todo tiene un ciclo como las plantas que “nacen, crecen de reproducen y mueren”, con  cuya cuestión les confirmo que, con este lamentable caso, Magda Peraza Guerra como la Presidente Municipal de Tampico, habrá de terminar su periodo como gobierno municipal, para irse a descansar a su casa, porque  en esencia, las grandes mayorías del puerto, “ya la vomitan”. Porque la septuagenaria no es la belleza del pueblo, “sino el paradigma de la corrupción e la impunidad en Tampico”.-

POR OTRA PARTE, les diré que, “cuando hay deseos sinceros de servir, los hechos así lo enmarcan y lo muestran,  pero en esta ocasión, la alcaldesa del puerto, olvidó que su llegada nuevamente a la Presidencia Municipal, “era para servir y no para servirse”, pero eso a ella, le fue ambiguo, ecuánime  e indiferente, cuyo tema es lo que, a la sociedad le ha molestado de manera irremediable, porque  ella como “empleada del pueblo”, debió obrar con seriedad, respeto y cordura, pero sobre todo con honestidad y si Magda Peraza Guerra, asegura que ella si es honesta, entonces, tiene la ineludible obligación de demostrarlo ante la Auditoría Superior del Estado.

SIN EMBARGO, ayer la repudiada candidata a alcaldesa, se puso a opinar que “los debates de los abanderados presidenciales, carecieron de una buena política”, como ella, de igual manera careció de buenos deseos para trabajar y servir a las familias de Tampico, motivo por el cual creo y considero que, “Magda Peraza Guerra, es la menos indicada para decir  cómo hacer las cosas”, porque si ella no hizo un buen trabajo de bienestar social para las familias del puerto,  yo me pregunto:  con que calidad moral, la señora Peraza, se atreve a opinar de algo de lo que ella en los hechos, no supo o no quiso hacer por su pueblo. Y por esta razón, la ciudadanía el primero de julio, “le habrán de cobrar la factura a la mentora, porque esta, por obviedad “ya no es digna de confianza para la sociedad porteña”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx