Cd. Madero Especiales Zona Conurbada

Alcalde de Ciudad Madero combate el rezago educativo

En un esfuerzo conjunto para abatir el rezago educativo que existe en Ciudad Madero, el Gobierno Municipal y el Instituto Tamaulipeco para la Educación de los Adultos (ITEA) firmaron el convenio de colaboración “El Buen Juez por su Casa Empieza”, a través del cual se brinda educación básica a los trabajadores municipales y a la ciudadanía en general con deseos de superarse.

El Presidente Andrés Zorrilla y el director general del ITEA, Roberto González González, signaron este documento, asegurando el edil que su gobierno se suma a estos proyectos del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca “que ponen un ejemplo y que además le dan continuidad a un proyecto muy importante que se ha venido sacando adelante en Tamaulipas y que le ha dado un nivel de preparación más alto y más competitivo a nuestra gente”.

Asimismo reconoció el esfuerzo e interés de superación de empleados del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Honorable Ayuntamiento (SUTSHA) que concluyeron su educación básica.

“Me da mucho gusto que sean parte de este proyecto y me da mucho gusto que estemos convocando a través de este programa tan importante a cientos, a miles de maderenses, que por cierto no podemos dejar de pasar por alto que Madero tiene uno de los índices de preparación profesional más importante del Estado, es un municipio con un nivel de preparación de los más altos de la República Mexicana”, expresó.

“Nosotros le decimos que en primer lugar si uno recibe un certificado de primaria o secundaria pues la estima aumenta, aumenta nuestra autoridad en nuestra familia, en nuestros barrios, en nuestras colonias, aumenta la oportunidad de apoyar a otros y de esta manera somos ejemplo en nuestras familias y en nuestra sociedad”, comentó.

Finalmente se firmó el convenio de colaboración y se entregaron los certificados a trabajadores del área de Servicios Públicos que concluyeron sus estudios, además se apoyó a la señora Blanca Olivia García Martínez con una silla de ruedas.

 

Comentarios