Tecnologia

Ahora resulta que siempre no, ella andaba en “otros menesteres” mientras el Esposo Denunciaba Secuestro

*Aclarado Escándalo que se suscitó el mes pasado por un supuesto “secuestro” que siempre no fue

Ante la Unidad General de Investigación Especializada en Personas No Localizadas o Privadas de su Libertad de la zona conurbada, se recibió la denuncia por parte de quien se identificó como Ángel José Morales Gurría, quien pidió investigar la desaparición de su esposa, Patricia Lorena Villalba Treviño quien, aseguró, no llegó a dormir la noche del pasado 26 de junio del año en curso, luego de haber acudido a un parque recreativo a realizar sus habituales actividades deportivas.

De inmediato, la carpeta de investigación se turnó a la Unidad Especializada en la Investigación del Secuestro, y se dio inicio con las pesquisas correspondientes para dar con el paradero de la presunta víctima y sus secuestradores.

Agentes investigadores de la dependencia se abocaron al caso y al efectuar las primeras indagatorias localizaron el vehículo de la aparente víctima en una de las calles aledañas al parque de la colonia Sierra Morena, lugar, donde Villalba Treviño realizaba sus habituales caminatas.

La investigación de los agentes continuó con el interrogatorio a vecinos, conocidos y amistades de la víctima; sin embargo al intentar programar nuevas diligencias, el denunciante detuvo la investigación, al referir que los presuntos secuestradores habían tenido contacto con él para negociar la liberación de su cónyuge y su domicilio estaba bajo vigilancia, por lo que no quería poner en riesgo la seguridad de su esposa y de su familia.

Pese a la solicitud de Morales Gurría por detener el avance de la investigación, los agentes adscritos a la Unidad General Especializada continúan entrevistándose con personas relacionas con la víctima y con el propio denunciante; logrando establecer la identidad de una persona más que mantenía una relación sentimental con la presunta secuestrada identificando incluso el nombre de conocida persona del sexo masculino usuaria del teléfono desde el cual se efectuó una de las llamadas .

Al reiterar al denunciante la importancia de continuar con la investigación, éste aseguró que el caso estaba en manos de autoridades federales, situación que se corroboró que no era así, por lo que no era necesario seguir con las indagatorias desde el ámbito local, ya que los supuestos secuestradores habían solicitado el pago de una cantidad no precisada por la liberación de Patricia Lorena Villalba.

Con el paso de los siguientes días y al no obtener participación del denunciante, los agentes investigadores descubren con sorpresa que la presunta víctima ya andaba circulando y que había sido  vista en conocido centro social de la ciudad, junto a su esposo, lo que llamó la atención de varios testigos por lo reciente de los supuestos hechos denunciados ante os autoridades.

Dando continuidad a la averiguación, se determina que la supuesta víctima, no fue objeto del delito de secuestro, sino que habría estado de manera voluntaria en otra ubicación con otra persona   durante la última semana de junio y la primera, del mes de julio; por lo que no hubo necesidad de continuar con la investigación habiéndose movilizado todo el aparato de seguridad en vano no restando más que concluir con la carpeta de investigación.

Comentarios