A MEDIO RIO RENUEVA AMLO SU EQUIPO

LA@Red 

POR RUBEN DUEÑAS ARIZMENDI

A MEDIO RIO RENUEVA AMLO SU EQUIPO

A decir verdad, nos cayó de sorpresa que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya decidido quitar de la Secretaría de la Función Pública (SFP) a Irma Eréndira Sandoval, sin decirle a sus fans; porque la quitó y puso en su lugar a Roberto Salazar Aquino, pero los diputados de la oposición no se quedaron con las ganas, haciendo público que el cambio era necesario pues al interior de la Secretaría de la Función Pública “estaba una persona sin experiencia”.

Los legisladores de la oposición conformada por integrantes de las diferentes fuerzas políticas que conforman la actual legislatura del Congreso del Estado celebraron la salida de Irma Eréndira Sandoval como Secretaria de la Función Pública, al pedir una investigación en su contra; “el trabajo de la funcionaria fue “deficiente y sesgado”, lo que nunca iba a decir López Obrador por ser la ahora ya extitular de la SFP, “uno de los suyos”.

“Tomé la decisión de sustituir a Irma Eréndira Sandoval Ballesteros por Roberto Salcedo Aquino en el cargo de Secretario de la Función Pública, Se continuará con la política “de Cero corrupciones y cero impunidades”. “Nunca le fallaremos al pueblo”, fue la explicación que en términos generales dio a conocer López Obrador, sobre las causas de la baja de Sandoval Ballesteros, la que regresará a la UNAM como académica, dijo López Obrador.

Eso de que va a acabar con la corrupción o ya acabó, es para nosotros un cuento, como dicen en mi rancho “nada más a medios chiles”, porque si se trata de eliminar a los corruptos de su equipo o gabinete se va a quedar solo y de querer demostrar que la cosa va en serio, después de Irma Eréndira Sandoval está en la puerta don Manuel Bartlett, pero, pero, pero, ahí se va a estrellar los dientes con el dinosaurio del PRI. Apuéstele para que desengañe o convenza de su poder.

Como que de pronto se alocaron los morenos del sur del estado, los que  ciegos a su lealtad a su Dios Omnipotente creyendo que el cambio era en serio y organizaron un evento del que ese mismo día, esa misma tarde, elegirían solitos al que sería el candidato de MORENA a la gubernatura de Tamaulipas, saliendo al aire los nombres de los que ya todos conocemos, porque de hecho no hay sorpresas. Solo que en la lista de los que yo manejé, como analista político, involuntariamente omití a Oscar Almaraz Smer, que nos parece el mejor gallo para ganar la pelea, con mis respetos para Américo Villarreal Anaya y Rodolfo González Balderrama, además del Dr. Felipe Garza Narváez y Enrique Cárdenas del Avellano, el que aclaró que primero es la diputación federal y después “ya veremos”.

Pero, pero, pero. Muy al estilo del anquilosado y viejo PRI, todavía no cantaba un gallo tres veces, cuando desde palacio nacional los pararon en seco, como en los mejores tiempos del viejo PRI, para decirles que los candidatos salen allá arriba no acá abajo, pero estos cuates  –los morenos–  creyeron que AMLO realmente era diferente, pero ya comprobaron que es de los mismos modos y costumbres en cuanto al manejo de su partido.

Por cierto, López Obrador como que ya calló en cuenta de que una de las empresas del Grupo Carso es señalada por fallas en la construcción de la Línea 12 del Metro capitalino, lo que provocó el desplome de un trabe y 26 muertos, además de varios heridos. AMLO aprovechó el momento para reconocer al empresario Carlos Slim, dueño de la constructora, por actuar de manera responsable e institucional en su gobierno.

Enfatizó que Slim ha mostrado disposición de colaborar con el gobierno federal y no juega a las vencidas como otros empresarios que siguen acostumbrados a los privilegios del antiguo régimen.

“Yo quiero agradecerle mucho a los empresarios, entre otros empresarios importantes, Carlos Slim, que ha actuado de manera responsable, institucional y está siempre en condiciones de llegar a acuerdos en todo, no juega a las vencidas como otros, afortunadamente pocos, que quieren someter al gobierno, se quedaron mal acostumbrados”, dijo el jefe del Ejecutivo.