Asamblea 2020

Tribuna

Por Javier Terrazas

Asamblea 2020

Importante reunión de productores pecuarios se dio ayer en el kilómetro 13 de la carretera Ciudad Victoria-Soto la Marina, en el Complejo Ganadero Tamaulipas.

El motivo, la toma de protesta de los Consejos Directivo y de Vigilancia de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas, que preside Julio César Gutiérrez Chapa para un periodo de tres años.

Previamente, el jueves, se había dado la elección en una asamblea interna, de tal forma que ayer se dedicó a la toma de protesta, que estuvo a cargo del gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca.

También estuvo, por la cercanía que hay entre la dirigencia nacional con las directivas de la UGRT recientes, el presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, Oswaldo Cházaro Montalvo,  acompañado de su segundo de a bordo, el tamaulipeco Homero García de la Llata.

La ceremonia fue tranquila, sin muchos protocolos y ágil. El gobernador, también socio de la UGRT, estuvo contento y como en familia, con sus colegas productores. Reuniones que percibe, disfruta mucho.

Hubo acuerdos relevantes para la ganadería y sus productores.

El Presidente de la UGRT, Julio César Gutiérrez Chapa se comprometió a trabajar intensamente en armonía con las Asociaciones y las autoridades estatales y federales, para afrontar los retos en productividad, sanidad, tecnología, innovación y sobre todo eficiencia ante reducción de programas federales.

El Gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, refrendó su respaldo a la ganadería tamaulipeca, en éstos momentos de ajustes federales, indicando que de su administración se mantendrá y mejorarán apoyos en programas claves como mejoramiento genético, sanidad y en especial e innovaciones con tecnología para la eficiencia productiva y reproductiva.

Oswaldo Cházaro Montalvo,  dirigente nacional de los ganaderos, reconoció la fuerza de la UGRT y su ejemplo nacional en organización e infraestructura para la producción; así como la empatía que han tenido con los gobiernos, en especial con el presente y que se traduce en programas sólidos para apuntalar a los productores.

En esa sintonía, se estableció el compromiso, de previo acuerdo del Consejo Directivo, la próxima reunión de la  Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, prevista para el 2020 se realice en la ciudad y puerto de Tampico.

Las decisiones de ese tipo no son casualidades, sino que cuando existe la armonía entre los ganaderos con las autoridades estatales, son un campo fértil para que fructifiquen.

Tampico ha sido sede reciente de reuniones ganaderas nacionales e internacionales, de productores pecuarios de algunas razas específicas como la Brahaman.

De tal forma que la infraestructura hotelera y turística da para la celebración de éste tipo de convenciones, además de que esa tierra ha dado ya dirigentes nacionales, el caso más reciente Don Gustavo Torres Flores.

Por cierto en la reunión de ayer estuvo también el neolonés y ex presidente de la Confederación Nacional Ganadera, César González Quiroga, quien tiene ranchos en la entidad.

A Tamaulipas, el veracruzano dirigente nacional Oswaldo Cházaro la ve como su segunda casa, de tal manera que desde el punto de vista político, puede ser plataforma para que reafirme su liderazgo al frente de la CNOG, o bien de paso a uno de sus principales colaboradores.

Y el más cercano es nada menos que Homero García de la Llata, para quien hubo varias menciones de reconocimiento a su labor por los tres oradores que tuvo el evento pecuario,  Julio César,  Oswaldo y Francisco Javier.

El matamorense-victorense, tomó protesta como representante de la UGRT ante la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas.

Armonía, pues entre los liderazgos de los ganaderos nacionales y estatales, así como con la autoridad tamaulipeca, en un escenario difícil por las nuevas directrices de política agropecuario que emanan desde el gobierno central.

Tiempo de sumar para que el sector pecuario de Tamaulipas, especialmente en sus sanidades y calidad genética, singan siendo sólidas y una de las fortalezas para la productividad y la comercialización en los mercados más exigentes,como el estadounidense.

Cuidar ese patrimonio es fundamental.

Y requiere de un trabajo de equipo muy  firme de quienes ya se conocen bien, en tanto se adapta el nuevo elemento central y valora la necesidad de preservar programas orientados a estos rubros: sanidades, infraestructura para la eficiencia productiva y nuevas tecnologías al servicio de la reproducción y zootecnia.

Buen acto productivo y político el de la familia ganadera tamaulipeca.