Columnas

ALEJANDRO GUEVARA; HÁBIL Y CON ROCE SOCIAL

POSDATA

GASTON ESPINOSA GLZ.

ALEJANDRO GUEVARA; HÁBIL Y CON ROCE SOCIAL

Le cuenta a favor la experiencia y el amor que desde su juventud ha mostrado por el partido. Actualmente al PRI le urge refrescarse, requiere de liderazgo y que sea un opositor responsable.

Ya de hecho Heriberto Ruiz Tijerina había comentado en días pasados que Alejandro Guevara Cobos “podría encabezar los trabajos de un PRI responsablemente opositor y de reagrupar las diferentes corrientes militantes que fueron abandonadas a sus suerte durante 18 años”.

Y lo perfiló de tal manera que lo ubicó como un político hábil y con roce social, aspectos que se requieren en el perfil del nuevo dirigente del Revolucionario Institucional: “Ha sido tres veces diputado federal. Y ya fue dirigente nacional del Frente Juvenil. Tiene el potencial de crecer y de hacer crecer a un partido que deberá echar mano de sus más importantes cuadros para sobrevivir en un escenario adverso”. El PRI no tiene muchas opciones; de quienes han alzado las manos hay unos que entregaron su capital político a un proyecto político diferente al del PRI, caso específico Enrique Cárdenas del Avellano.

Otros más como Edgar Melhem y Betico Valdez son garantía de oportunismo, elitista, algo que hoy por hoy mandó a la lona al tricolor. Si el partido quiere recuperar su hegemonía requiere abrirle espacio a los jóvenes y al sector empresarial. De esos retos son los que le gustan a Guevara Cobos. El mantense tras su recorrido por el estado durante la precampaña para la candidatura por el gobierno del estado cimentó las bases de la confianza con estos dos importantes sectores y actores de la sociedad.

Cuando alguien como Ruiz Tijerina se expresa bien de un compañero priista es porque sabe que vale la pena. Heriberto es la conciencia de un PRI, por ello sus palabras no deben ser ignoradas.

Para lo que guste y se ofrezca el PRI sabe que cuenta con Alejandro, pero debe saber que si quiere recuperar terreno no hay mucho que pensarle: Alguien espera impaciente desde el Congreso de la Unión.

Por cierto Alejandro Guevara estuvo en la reunión del jueves con integrantes del Gabinete de Seguridad en donde se decidió enviar más elementos castrenses para frenar los altos índices de inseguridad. Y a través de las redes sociales envió el siguiente mensaje: “No es permisible que se esté descomponiendo un ambiente que ha costado mucho tiempo poderlo componer; sé lo que están viviendo por esos hechos de violencia; robos, muertos, y cometimiento de delitos, por eso les informo que tuvimos una reunión con miembros del gabinete de seguridad gracias a esa reunión y a las gestiones del gobierno estatal se pudo lograr que llegue más presencia para la prevención, reacción y seguridad del municipio de victoria. No los dejaremos solos, es nuestra responsabilidad como representantes populares, trabajaremos duro para que haya seguridad para tu prosperidad”.

POR SUS PISTOLAS DEBIÓ CALLARSE

Dicen que calladito se ve más bonito.

Lo cierto es que no calló en gracia no solo en los mandos policiacos sino en el propio gobierno las declaraciones de José Marines Juárez, delegado de seguridad en la zona sur del estado.

Y es que cuando en la capital del estado la sicosis es generalizada por los constantes enfrentamientos entre banas delincuenciales y la ejecución de varias familias, el jefe policiaco llama a la población a no tener miedo y que sea la propia ciudadanía la que se enfrente a los delincuentes.

Quizá tales declaraciones arranquen de inicio unas buenas carcajadas del ya pintoresco personaje pero lo cierto es que debe ser preocupante el que intenten minimizar el alto índice delictivo que se ha registrado en la zona sur, centro y norte de Tamaulipas. No se trata de saber si el ciudadano común puede diferenciar entre un arma de verdad o una de juguete.

El llamado que hace el mando policiaco nos manda una señal de pesimismo, de que la autoridad no puede con el paquete. Si no han sido capaces de controlar el nivel de robos a casas y negocios, es imposible pensar que puedan con la “ridícula minoría” como llamó el ex Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, a la delincuencia organizada.

Jocoso lo dicho por José Marines pero a la vez altamente preocupante, mire usted si no es así: “La ciudadanía debe enfrentarse a los delincuentes, a poco no conoce un arma, a poco no puede someter a ese tipo de gente, ya estuvo bueno. Es necesario que la ciudadanía se sume a la captura y sometimiento de esos delincuentes, la gente debe de conocer entre armas de juguete y una real, ahorita todo mundo conoce las armas porque se ven en las películas, en internet. Que la gente no sea miedosa, no entiendo como los dependientes de Oxxo se dejen intimidar por alguien que los comete con un cuchillo, que lo sometan y denuncien, y que no salgan con que me amenazó de palabra, porque los asaltos sicológicos ya no van”.

¡Plop!