Columnas

AMLO, mentiroso e insensible

Tendencias

Oscar Contreras Nava

AMLO, mentiroso e insensible

El presidente Andrés Manuel López Obrador en su campaña dijo que acabaría con los gasolinazos porque estos dañaban la economía del pueblo y no era posible que fuera más barata en países que no tenían petróleo.

También se la pasó diciendo y hasta gritando por todo el país que lucharía por acabar los privilegios de la mafia del poder y millones de mexicanos le creyeron apasionadamente.

En todas las plazas públicas de México aseguró que terminaría con los altos salarios que ganaban la élite de la burocracia federal, porque no era posible que hubiera un gobierno rico y un pueblo pobre.

Estos fueron los ejes principales de su larga campaña política que duró más de una década, pero este discurso cambió al llegar a la presidencia de la República y estando en la Cámara de Diputados, en su toma de posesión, se olvidó de bajar la gasolina y ante el reclamo de sus adversarios hasta los cuestionó por exigirle que cumpliera este compromiso.

López Obrador los evadió y les dijo: “ahora son ustedes los que aprobaron el aumento quienes me piden que lo elimine” pues sí, pero ese no es el asunto, AMLO se comprometió con todos los mexicanos que lo haría y ahora sabemos que no lo cumplirá.

Es lo mismo que prometió cuando dijo que metería a los corruptos a la cárcel y luego salió que hasta los perdonaría, porque son tantos que se pasaría todo el sexenio litigando casos de corrupción cuando se puede dedicar a reconstruir el país con la IV Transformación.

Así que puso “punto final” a este tema, porque a partir de su sexenio ya no habrá impunidad y corrupción. ¿Qué les parece?

Ahora sabemos que pondrá a consulta de los ciudadanos la construcción que los terrenos del Campo Militar de Santa Fe (Chapultepec) serán vendidos para la eventual construcción de departamentos de lujo, con lo cual se financiará la Guardia Nacional y saben qué:

AMLO ya sabe hasta cuánto va a ganar por la venta de estos departamentos de lujo y la consulta, como lo fue la del Tren Maya y los programas sociales que puso a consulta, es realmente una farsa.

Finalmente, ahora sabemos que en plena época navideña arrancó su plan de austeridad y dará de baja al 70 por ciento de los trabajadores de confianza del gobierno federal y aunque se sabía que sólo afectaría a los secretarios, subsecretarios, oficiales mayores, directores generales, directores de área, subdirectores, jefes de departamento y delegados, esto no ha sido así.

El gobierno de AMLO inició dando de baja a dos mil trabajadores de confianza del Sistema de Administración Tributaria (SAT), pero la mayoría son operativos quienes son los que hacen la chamba, los que dan buenos resultados y es seguro que la recaudación de la secretaria de Hacienda empiece a disminuir.

Imagínese usted, la secretaria de Economía será la que absorba las funciones que dejarán de hacer los trabajadores despedidos del SAT y desde luego que esto lo desconocen por completo así que esto confirma que AMLO no sabe dónde está parado y seguirá cometiendo errores.

Sólo esperamos que no sea demasiado tarde cuando AMLO recapacite de estar cometiendo error tras error, porque ni teniendo al Congreso de la Unión bajo su mando ni la garantía que le dan los 30 millones de votos lo salvaran del desprecio, desconfianza y descrédito que se está ganando por sus erróneas decisiones que afectarán a todos los mexicanos. Ni más ni menos.

https://oscarcontrerastamaulipeco.mx/