Columnas Titulares

“ÁNIMAS Y BERRIOS, SIN ESCAPATORIA JUDICIAL”

 

TECLAZOS.

Por  Guadalupe E. González

“ÁNIMAS Y BERRIOS, SIN ESCAPATORIA JUDICIAL”

TAL PARECE que, el Ex Tesorero Municipal Edgar Ánimas del Ángel y el ex director de Servicios Públicos Primarios Juan Berrios García “ahijados políticos” de la ex alcaldesa de Tampico Magdalena Peraza Guerra, por aparecer como presuntos actores de serias irregularidades financieras en el Gobierno Municipal pasado, téngase la certeza de que, “no tendrán escapatoria judicial” y por consiguiente, se encuentran “en la antesala de la cárcel”, por el presunto desvío de millonario recursos económicos y por tanto, recuérdese que “el o los que la hacen la tienen que pagar”.

HAY QUE señalar que el panorama de corrupción e impunidad que, obviamente prevaleció en el gobierno municipal pasado, generó un extremo clima de inconformidad e indignación entre el contexto ciudadano del puerto de Tampico y por ello, se suscitó la aplastante derrota de la maestra Peraza, quien de manera vil, inmisericorde e infame, engañó a las familias que creyeron en ella. Mentora que lejos de haber sido honesta y decente con la gente de Tampico, “se convirtió en la enemiga de la sociedad porteña”, porque la gente no olvida que, cuando acudían a buscarla, “se les escondía o bien les daba el portazo en la cara”. Cuyo mal comportamiento, obligó a la ciudadanía a distanciarse de ella y por este motivo tan penoso y ruin, la mitómana mentora, fue perdiendo “el rating” político que la hizo ganar dos veces la Presidencia Municipal, pero hoy, la señora Peraza, por sus malos e indignantes procederes, se ha ganado el repudio general entre las familias de las colonias populares de Tampico.

POR TAL MOTIVO, “este dúo de bandidos protegidos” Edgar Animas y Juan Berrios, al tenérseles ubicados como protagonistas en los actos de corrupción del muy cuestionado gobierno de Magda Peraza, saben que no están exentos de la acción penal, detalle por el cual creo y considero que, al ser llamados a aclarar los manejos financieros y no acudan a justificar las inconsistencias, tengan la certeza que eso originaría que ambos “sujetos de baja caterva moral”, serán sin duda “huéspedes del hotel municipal”, como se aduce en el argot policiaco.

EL CLAMOR general en Tampico es que, la maestra Peraza Guerra “sea llamada a cuentas”, porque ésta, al nuevo gobierno municipal, le heredó infinidad de problemas por la obra pública invertida y no justificada en los hechos, pero además por la irresponsabilidad política, con la que cruelmente se condujo ante  la sociedad, al no entregar a las familias los beneficios aprobados y lo peor es que, los recursos al no aparecer por ninguna parte, “sus esbirros”  ex tesorero Ánimas del Ángel y Juan Berrios, tendrán que dar amplia cuenta, es decir “soltar la sopa” de las trapacerías consumadas por autorización de la ex alcaldesa Peraza, a la que, obviamente, “le importó un bledo fallarle a los tampiqueños”. Y si en la revisión meticulosa de la ASE, se corroboran los malos manejos financieros, a eso la repudiado mentora, junto a Eduardo Ánimas y Juan Berrios, tendrán que responder en el marco de la ley y de no hacerlo, el dúo de bandoleros y “su madrina política”, habrán de verse ante embarazosa situación judicial.

POR LO QUE, hoy más que nunca, si los ex funcionarios coludidos en los presuntos saqueos, no detallan en plan matemático en que se gastaron los recursos públicos que, “andan volando en el aire”, tendrán en definitiva que enfrentar a la justicia, porque la Auditoria Superior del Estado, como ya lo ha señalado el propio titular de esta dependencia “ANDA CON LA ESPADA DESENVAINADA”. Y por consiguiente Peraza, Ánimas y Berríos saben que, “están ante un escabroso tema judicial”, mismo que, repito y reitero, podría llevarlos a la cárcel, de cuya cuestión, ya se tiene noción plena “en todos los círculos públicos y políticos de Tampico”, porque el gobierno pasado, obró con evidentes ventajas, como el abuso y la indiferencia ante las familias que pensaron que, “a Tampico con Magda le iría muy bien”, pero fue todo lo contrario, pues “los hechos así lo marcan”.

POR EJEMPLO, en la Colonia México, días antes de terminar su fallido gobierno municipal la ex edil Magda Peraza Guerra, fue a inaugurar una parte de la pavimentación de la calle Querétaro, “dando el rápido banderazo” y salió despavorida, porque la gente de ese amplio sector popular, concretamente de la calle Zacatecas, la increparon acremente, reclamándole porque los engañó con arreglar la referida arteria y lo peor es que, “doña Magda, les dejó todo el mugrero” en la citada vía de comunicación, dejándoselas intransitable. Y de esto tiene conocimiento Juan Berrios, de Servicios Públicos.

PARA CONCLUIR, les comento que casos como el referido y otros muchos más, irán saliendo a la luz pública en diversas partes de Tampico, porque hay la versión de que, “MAGDA, ÁNIMAS Y BERRIOS, hicieron  “lo que les dio su regalada gana con los recursos públicos”. Claro que si esto no es cierto, no tendrán ningún problema, pero de probárseles las pillerías consumadas por “este tenebroso trio de presuntos ladrones con charola”, tendrán que responder ante la Justicia y sino pues “el tiempo es el que os dar la razón”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx