Columnas Titulares

ARRANCA BALTA, EL 21 EN MATAMOROS

CUADRANTE POLÍTICO

POR FERNANDO ACUÑA PIÑEIRO

ARRANCA BALTA, EL 21 EN MATAMOROS

Hasta ahora, veíamos dos estilos radicalmente opuestos: por un lado  el discreto voto de silencio que había mantenido Baltazar  Hinojosa  Ochoa, y  en el otro extremo,  las incansables jornadas sociales  de  Marco  Antonio Bernal. Pero  ahora,  Balta  está  dispuesto a romper el silencio, y al parecer,  viene a Tamaulipas con todo. Al menos  así  lo  han dado a conocer  sus  allegados, mismos que  ya  han anunciado  un evento que será  presidido  éste  21 de noviembre por  BHO, en su natal  Matamoros.

El  escenario  político en  Tamaulipas  alcanzará su  punto  de  ebullición,  si tomamos en cuenta  que  cuadros como  Marco o el mismo  Alejandro  Guevara  Cobos  siguen arriba de sus respectivos caballos  y se declaran vigentes en la carrera.

La mismísima Paloma Guillen, no ha sacado sus  fichas del juego político encaminado hacia el 2016. Y  por  lo tanto  se le considera  también  dentro de la pista sucesoria tamaulipeca. En el caso de Baltazar Hinojosa, arrancará, nos dicen, con diversos encuentros con la sociedad  civil, así como con  grupos empresariales. Todo  ello,  en lo que se considera ya, la recta final   del epílogo  tamaulipeco.

  Se comenta que, este 21  de noviembre, justo  un día después  del desfile conmemorativo de la revolución,  Hinojosa Ochoa, hará sentir   su poder de convocatoria  en la región norte del estado. Y en todo Tamaulipas.

———–LA BUFALADA, ESE DELEZNABLE ESPECTÁCULO—-

El  futuro  político en Tamaulipas,  es tan inestable  e impredecible, como el  tema bursátil. Un día  las acciones   de  cierto personaje amanecen a  la alza,  y  al siguiente  las  tendencias apuntan  hacia  otro lado muy diferente. Esto  se debe a que los factores que dominan  el escenario  no  son  producto de la certeza, sino  del rumor. Se trata de versiones  diseñadas  en el vacío,  sin más  sustento  que la inquietud  oral  de sembrarlas   de boca en boca, con el afán de  posicionar  una exégesis política, por demás compleja.

En el fondo, la  política no  es  algo muy diferente  a la economía, sino que está  íntimamente relacionada con ella, porque  quienes  la ejercen  en  sus más  altos niveles,  son  inversionistas  de fama  y fortuna que juegan  sus  cartas  con la mayor prudencia  posible. En este sentido, si  un periodista  le pregunta  a un alcalde  o a un diputado local  el nombre de su gallo para ocupar  la gubernatura,  nunca  van a definirse. Jamás  lo harán abiertamente, pero en cambio, desde  las sombras  es  muy  posible que algunos de  ellos, echen  a volar  especulaciones, con la intención de ayudar o de dañar a los competidores.

Ese  gran misterio  en torno a nuestra democracia sui generis,  se  convierte  primero en una granizada  de ideas,  que van desde  los enfoques más o menos serios, a los verdaderos disparates y las ocurrencias.  En una etapa  más avanzada,  los  rumores empiezan a adquirir mayor puntería  y  de  la granizada que  había,  pasamos  a dos o tres bolas de nieve  que ruedan por la pendiente.

Pero,  el suspenso  sobre una cosa   que debería ser del absoluto dominio público,  como es la elección de un candidato a gobernador, se presta  para que  las mafias  del poder tomen el control,  y  hagan  de  un proceso de selección interna, una guerra sucia  de intereses inconfesables.

Paradójicamente,  el ciudadano  común,  considerado  el elemento decisivo en todo esto,  es el último en enterarse. Se entera, como es de esperarse  a través de  los periódicos, de la televisión  y la radio. Más  recientemente del internet. Esta expresión de  la  modernidad tecnológica, es el único que  aún  no puede ser controlado  por  el Estado. Sin embargo, aún no adquiere  el suficiente peso  específico, como  para definir por si solo  una elección. Sus alcances, aunque poderosos, aun son limitados.

En la actualidad,  las redes sociales,  se  distinguen  por  más por la intensidad   de sus  catarsis  y desahogos individuales, que  por  su puntería  analítica, y la capacidad de razonamiento. Pero…cuidado, porque su fuerza no puede  ni debe ser  desdeñada. Y  si queremos tener  una  radiografía más o menos clara  sobre  los niveles de rechazo  a un partido o a un candidato, las opiniones  de internet,  son, desde luego, un parámetro digno de tomar en cuenta.

La hora sucesoria de Tamaulipas, está cada vez más cerca. Pero mientras ese momento llega, usted como parte de la sociedad  civil, exija de  sus políticos, una mayor  transparencia en la información. Porque finalmente  es usted el que va a decidir  en su momento quien será  el próximo gobernador  de  Tamaulipas.

Exíjale a la clase política  que ya se baje de la barda. Que arriesguen abiertamente sus opiniones ahora, y que no se esperen hasta el final, para embestir  como búfalos  del  halago y de las fanfarrias masivas.

 Por cierto, que deleznable y  triste es ese espectáculo.

POSDATA: Desde Nuevo  Laredo,   el alcalde  Carlos  Enrique  Cantú   Rosas  está  invitando  a  la parrillada   inserta  en  la cultura de las carnes  asadas que tanto renombre  le han dado a la gastronomía norestense. ¿Llegará el momento en que, el  humo espeso de los cortes vacunos,  se conviertan en  una barbacoa  de  Cabeza…?