Coalición de hecho no de derecho.

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza.

Coalición de hecho no de derecho.

Ya está comprobado que los partidos son lo de menos y que, lo demás son los proyectos de las personas que se mueven en la política de la entidad.

Militancia, entrega y la camiseta bien puesta ya no es suficiente para estar en los primeros lugares de las listas de los partidos para la obtención de alguna candidatura.

Pueden llegar de otro partido político invitados con proyectos parecidos y dejar fuera de la jugada a quienes esperaban más de las organizaciones par las que han trabajado, ni modo que el exdiputado Glafiro Salinas Mendiola no estuviese listo para sr candidato a la presidencia municipal de Nuevo Laredo, cuando el es sueño dorado de su vida o que el diputado local Félix García Aguiar, con su proyecto Como te quiero Nuevo Laredo, no enseñara sus aspiraciones legítimas de ser candidato a la alcaldía.

El punto es que, tras la renuncia de la Diputada Local plurinominal del PRI, Yahleel Abdalá Carmona a su partido para trasladarse al PAN, la dirigencia de Luis Cantú Galván comprometió la candidatura para la alcaldía de la hija de Juan Manuel Abdalá.

Da la impresión de que fue una salida fácil para evitar una revuelta entre los aspirantes del PAN, ya que los proyectos de Salinas Mendiola y de García Aguiar, tiene que agregarse el que tenía la Diputado local, Imelda Sanmiguel Sánchez, el de su compañero Manuel Canales Bermea y el que tiene muy trabajado el exsubsecretario de la Secretaría de Bienestar Social y dirigente del comité municipal en aquella fronteriza ciudad, Ernesto Ferrara Theriot.

Resulta obvio pensar que ahora éste último tendrá que usar hasta la estructura creada para los panistas a fin de hacer ganar a la expriísta Abdalá Carmona, aunque a fuerza de ser sinceros, ella no aparece con el PAN para desplazar a los panistas, ya que estos tienen desde el 2016 en calidad de segundones.

La presidencia municipal en la elección de aquel año fue ganada por el experredista Carlos Cantú Villarreal y cuándo se llegó el momento de la sucesión en el municipio, se quedó otro de la misma línea, Enrique Rivas Cuéllar, también de antecedentes izquierdistas, por tanto su hacen candidata a la diputada priísta, quiere decir que los panistas locales ya están más cerca de llegar al poder municipal, dado que ella proviene de la corriente centralistas, es decir, ya falta más poco para el dominio de la derecha.

Es ya del dominio público que, sin la existencia de coalición alguna entre el PAN y el PRI, como quiera el comité que maneja Cantú Galván, echa mano de algunos de los que dejaron al comité que tiene a su cargo el ríobravense Edgardo Melhem Salinas, como es el caso del contador Oscar Almaraz Smer a quien perfilan como candidato para la Diputación Federal por el V Distrito, que corresponde a Victoria.

La fórmula local para esta elección concurrente se completará con la actual alcaldesa, María del Pilar Gómez Leal para la presidencia municipal, la reelección de Arturo Soto Alemán en la Diputación local por el Distrito local sur de la ciudad y al con posibilidad de amarrar la candidatura por el Distrito Norte, la Secretaria de Obras Públicas, Cecilia del Alto López.

Por otro lado, ante la falta de cuadros panistas en el municipio de Madero, debido a la fallida administración que tuvo a su cargo José Andrés Zorrilla Moreno en el trienio anterior y el hecho de que ganó el Partido Regeneración Nacional, con el actual alcalde Adrián Oseguera Kernión, quien por cierto ya está listo para la reelección, el comité estatal del PAN busca los servicios político electorales del exalcalde del PRI y empresario con altas preferencias ciudadanas, Jaime Turrubiates Solís, dado que es el único que puede evitar que se quede en la alcaldía el empresario que despacha allí ahora.

Por allá en Río Bravo, la Diputada Local Sara Roxana Gómez Pérez, tendrá que conformarse con la autorización del comité estatal del PAN para que se reelija como Legisladora, porque no le vieron capacidad electoral para ganarle a los prospectos de Regeneración Nacional y del PRI en aquella municipalidad, que es la tierra del líder estatal del PRI, Melhem Salinas. Los panistas tienen invitado a ser candidato al experredista, Miguel Ángel Almaraz Maldonado, el mismo que tuvo líos con la justicia federal debido a su probable intervención en asuntos de robo de combustible, eso que denominan guachicoleo.

Al margen de que se queden proyectos de personas del PAN guardados para mejor ocasión, el hecho de que recurran a candidatos que vienen de otros partidos, significa antes que nada, el allanamiento del camino para el 2022, porque a lo mejor deberán de trabajar en coalición para evitar que los del Partido Regeneración puedan tener alguna posibilidad de triunfo en la sucesión gubernamental.

Desde luego esto no quiere decir que vaya a aparecer de la noche a la mañana el matamorense Baltazar Hinojosa Ochoa como la carta del PRI para la sucesión por el PRI y que, negociado con el PAN, se convierta en candidato común.

La gran ventaja que tienen los dos partidos que ahora tienen como adversario mayor al PMRN, es que, cuentan con estructura sólidas para lograr que ganen las personas que decidan en las candidaturas, sin importar de que partido provengan, aunque la lectura de los priístas y el perredista en las postulaciones del PAN genera la coalición sin papeles de por medio, es decir, no de derecho, pero, sí de hecho.

Los otros.

El lío que hay en el norte de la entidad por la falta de agua para los riegos de las tierras agrícolas, es real y aunque esté de por medio la aseveración del presidente de la República, Andrés López Obrador, para atender las necesidades de los productores, no son palabras aquello requerido, porque cada semana que pasa sin que se libere la cantidad de agua que corresponde al Distrito de Riego 025, se compromete la productividad, los ingresos de los agricultores y la economía de la región.

De acuerdo a la información de los dirigentes de los productores, son más de 200 mil hectáreas las que se dejan de regar en forma adecuada para mantener los rendimientos por hectárea tanto de maíz como de sorgo en los municipios de Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros.

Además las cosas no andan bien ni desde la Secretaría federal que ve los asuntos relacionados con la agricultura ni de CONAGUA, que es la responsable de mantener en operación los Distritos y cuencas de riego del país, ya que, los datos que tiene el presidente López Obrador, sobre el problema de la distribución de agua en la cuenca del Río Bravo.

Visits: 32 Today: 1 Total: 1586056