Columnas

Crisis e Incompetencia en salud

FACTOR ENTRE DOS

Por: José Efraín Caballero Sevilla

Crisis e Incompetencia en salud

A últimas fechas, se ha evidenciado públicamente en los diversos medios de comunicación, la problemática que existe dentro del sistema de salud nacional.

Ha ganado notoriedad, el reciente asalto armado de una bodega del gobierno federal en CDMX, donde fueron sustraídos 37 mil medicamentos contra el cáncer, lo que representa un grave atentado contra los derechohabientes, que han padecido constantemente la falta de estos insumos.

Total, que si no es por una causa es por otra, lo que provoca la escasez de medicamentos, y quienes sufren de estas malas prácticas, son los asegurados de los servicios médicos. aquí la pregunta en relación a este reciente acontecimiento es ¿Por qué no ponen en práctica las medidas de seguridad adecuadas?

Es tanta la incompetencia de algunos funcionarios, quienes están al frente del sistema de salud, que no se puede entender, porque no han implementado mecanismos que garanticen la seguridad, en un área de vital importancia.

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, se ha dado a la tarea de acabar con la corrupción, pero quienes están al frente de las instituciones médicas, le están haciendo un flaco favor, al no tener la misma convicción, y no realizan su trabajo acorde a la responsabilidad que se les ha encomendado.

Como responsable de la institución pública de salud más importante del país, y la más grande de América Latina, el Director General del IMSS Zoe Robledo, ha sido señalado por su incompetencia de manera reiterativa, donde los mismos partidarios, como el Gobernador morenista de Baja California Jaime Bonilla Valdez, lo acusa de estar dejando en el abandono a los hospitales de la entidad, esto a mediados del año en curso.

En el mes de mayo, el secretario general del Sindicato Nacional Libre de los Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) Armando Rosales Torres, anunció que demandaría penalmente al Zoe Robledo ante la FGR, por presuntas omisiones durante la pandemia, al no otorgar el equipamiento necesario al personal y otras muchas irregularidades.

Cabe señalar, que lo que acontece en el SNTSS vale la pena comentarlo, para conocer las condiciones que existen dentro del IMSS. Este Sindicato cuenta ya con 5 mil agremiados, y surgió ante la necesidad de defender los derechos de los trabajadores, no sin antes tener que luchar contra el propio instituto, dirigido por Zoe Robledo, al resistirse a reconocerlos, pese a contar con el visto bueno de la Secretaría del Trabajo.

Viéndose obligados a acudir al Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Ginebra, Suiza, para interponer una queja contra el Instituto, por violar los convenios internacionales 87 y 98 que garantizan la libertad sindical.

Muchos afiliados son Tamaulipecos y de todo el país, y han tenido que recurrir a este sindicato ya que la incompetencia del Director del IMSS, no solo radica en los servicios que debe de cubrir y no cumple a los derechohabientes, extendiéndose el perjuicio a los mismos trabajadores.

Zoe Robledo no ha querido resolver el que año con año los trabajadores del IMSS, tienen que verse obligados a demandar al instituto al llegar a la jubilación, ante la negativa de reintegrarles los pagos de las afores, pago del infonavit, pago de la cuantía básica, además de pretender quitarles el 15 por ciento de su jubilación.

En una vista rápida de lo que acontece en el IMSS, a los enfermos que acuden por Covid – 19, solamente les dan paracetamol, mientras que en otros institutos médicos les recetan una amplia gama de medicamentos que no están disponibles o no desean otorgar en la institución pública.

En clínicas particulares a los mismos enfermos les recetan medicamentos que pueden ascender a los 2 mil pesos, y que han dado buenos resultados a los pacientes.

El recurso del Gobierno Federal está autorizado, pero como ocurrió con el robo de medicamentos contra el cáncer, parece que sucede lo mismo en el IMSS, ya que no se les dan los medicamentos necesarios a los pacientes.

Por su parte, en el IMSS de Victoria, existen muchas quejas de los usuarios por la muy tardía atención que reciben, ya que mencionan que en el área de Urgencia -Triage Respiratorio para Covid 19-, algunos médicos inician la atención a los pacientes desde media hora después y hasta 2 horas y media más tarde, esto los fines de semana principalmente.

Además, súmele la mala atención de algunos integrantes del personal médico, que tienen “el sarten por el mango” ya que, al ser destituidos por faltar a sus responsabilidades, inician demandas laborales y el instituto se ve en la obligación de reintegrarlos y en ocasiones con compensaciones económicas, situación que tampoco ha logrado resolverse.

Es deseable que se mejoren las condiciones en los sistemas de salud, ya que como funcionarios públicos están obligados a dar un servicio de calidad a los ciudadanos, y esperemos que el gobierno federal resuelva esta problematica.

Querido lector, tenga un excelente día nos leemos la próxima.

Contacto: [email protected]

 

 

 

Total Page Visits: 94 - Today Page Visits: 1

Comentarios