Columnas Titulares

DIMES, DIRETES, DECALIFICACIONES Y ENFRENTAMIENTOS, PREDOMINARON EN EL DEBATE.

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

DIMES, DIRETES, DECALIFICACIONES Y ENFRENTAMIENTOS, PREDOMINARON EN EL DEBATE.

LO QUE SE ESPERABA sucediera durante el tercer debate entre los aspirantes presidenciales Ricardo Anaya Cortez, José Antonio Meade Kuribreña, Andrés Manuel López Obrador y Jaime Rodríguez Calderón “el bronco”, fueron evidentemente los dimes, diretes, descalificaciones y enfrentamientos, cuyos actos y conceptos ríspidos, no son más que, la falta de interés por impulsar las propuestas que, es lo que más le interesa a la sociedad nacional, pero desgraciadamente, los actores de este escenario rumbos a los Pinos, desarrollado allá en Mérida, Yucatán, “la región Maya”, nuevamente se salieron de la tangente, al instrumentarse acusaciones mutuas de corrupción e impunidad.

AHORA BIEN si hablamos de corrupción, ninguno de los cuatro prospectos presidenciales, están exentos de este grave flagelo social, el que toda la vida, ha predominado de manera incisiva en las diversas instancias de gobierno, de cuya cuestión nadie está a salvo, porque de alguna forma, los contendientes, han estado inmersos en este perjuicio socio económico a nivel nacional.

AL HABLAR de la pobreza extrema, lo incongruente es que el abanderado del PRI-gobierno José Antonio Meade Kuribreña, se atrevió a decir que él, siendo Secretario de Hacienda dos veces, este problema social se redujo de manera preponderante, pero eso es una real falacia, porque este perjuicio social, se ha disparado de manera irremediable en el actual Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, cuyo tema, ha sido evidente y acremente criticado. Y si hablamos de crecimiento económico, este buen propósito en la actualidad, no ha tenido el éxito esperado, porque “la pobreza extrema, ha crecido muy lamentablemente”.

EN ESTE RENGLON, Ricardo Anaya Cortez, enfrentó a López Obrador, atribuyéndole ser parte del esquema de corrupción e impunidad o “de la mafia del poder”, de la que él tanto habla, pregona y acusa, porque cuando fue Jefe de Gobierno en la ciudad de México, Anaya le hizo ver “el tema de los millonarios contratos”, extendidos en ese entonces a favor de varios de sus amigos de confianza entre ellos “el Ingeniero Rioboo”, sobre la construcción del aeropuerto de la ex capital y en el desarrollo de obras de infraestructura social. Llegando Anaya al grado de proponerle a AMLO que, “¿si te Muestro los contratos por 170 millones de pesos renuncias a la Candidatura?, a los que el político tabasqueño respondió “no tiene sentido lo que planteas, no soy corrupto”.

POR ELLO, Q UIERO decirles que el cambio del modelo económico, que tanta falta le hace a nuestra querida Republica Mexicana, debería darse, bajo un medida y esquema de equilibrio y voluntad política, para que la pobreza extrema, sea reducida en serio y haya un crecimiento evidente en el renglón de empleos, inversiones nacional y extranjera y esto conduzca hacia una mejor calidad de vida, que es lo que de manera insistente reclaman las familias de todos los estratos sociales, pero más las que menos tienen. Porque simple y llanamente son estas, las que desean salir “del grave marasmo financiero”, por el que siguen atravesando por obra y gracia de los malos gobiernos “de orden neoliberal” que, desafortunadamente, hemos venido padeciendo.

CON RELACIÓN AL manejo de los precios de los carburantes, que es un tema de alto metraje, porque la gasolina y el diesel cada día siguen disparándose de manera inmisericorde, aquí Andrés Manuel López Obrador con los dedos índices de sus manos, señaló a Anaya y Meade, “como los causantes de los gasolinazos”. Y en replica Anaya Cortez, “papelito en mano”, refutó candente el dicho del tabasqueño, diciéndole que en 2013, él siendo Diputado Federal, votó en contra de los aumentos a los productos combustibles, a lo que el priista Pepe Meade, no tuvo respuesta. Porque éste, si fue y es parte activa de estos agravios que, “siguen afectando el bolsillo de todos los mexicanos”.

RICARDO ANAYA CORTEZ, “no se anduvo por las ramas”, porque con marcado valor moral, se comprometió a “no aumentar los impuestos” para tener un crecimiento económico real. Y con toda claridad, propuso constituir una fiscalía que investigue al Presidente de México Enrique Peña Nieto, por posibles actos de corrupción, aduciendo que, “he sido blanco de una campaña brutal”, pero “no les tengo miedo”, atajó y remarcó mantener su postura en este sentido.

ENSEGUIDA el panista Anaya Cortez, en torno a la Reforma Educativa, cuestionó sin miramiento alguno al tabasqueño López Obrador, preguntándole que, “si su pacto es con la maestra Elba Esther Gordillo”, aludiendo que de ganar la elección el primero de julio revertirá en plan tajante tal reforma educacional, porque es una reforma inadecuada, dado que afecta a los maestros a los que, les dijo: “los voy a apoyar siendo el ejecutivo federal”. Y aunque reconoció que se debe mejorar la educación, también subrayó que, “no se debe castigar tanto a los queridos mentores”.

ADNRÉS MANUEL López Obrador, propuso bajar los estratosféricos salarios “de los de arriba”, para aumentar los sueldos “a los de abajo” y que bueno porque una decisión de esa naturaleza, permitirá que la gente económicamente no pudiente, pueda mantener mejores oportunidades salariales a los obreros y campesinos. Coincidiendo con Anaya “en no incrementar los impuestos”, ni disparar la deuda, pero además sentenció, que “no habrá más gasolinazos”.

EN EL TEMA EDUCATIVO, López Obrador, hizo el anuncio anticipado que para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, habría de instalar a la especialista en biotecnología de la UNAM María Elena Álvarez. Y recalcó que, “NI AL PRESIDENTE PEÑA NIETO, NI A ANAYA CORTEZ LOS VA A METER A LA CÁRCEL”, porque dijo que, “LA VENGANZA NO ES SU FUERTE”.

PEPE MEADE, por su parte recordó que, siendo titular de la Sedesol, “alrededor de 2 millones de personas, salieron de la pobreza” y que el tema educativo incide en que la pobreza se reduzca. Acusando a Andrés Manuel López Obrador que en el gobierno de la ciudad de México, provocó la disminución de los empleos y eso todo mundo lo recuerda. Y en torno a las acusaciones de Ricardo Anaya “sobre el caso Odebrecht”, dijo Meade Kuribreña que, el abanderado del Frente, debe dirigir tales imputaciones hacia  López Orador.

E INCLUSO MEADE, alertó sobre los riesgos de desaparecer el seguro social como dijo lo propone ANDRÉS MANUEL. Y aunque el Seguro Popular, tiene más de 53 millones de asegurados, expresó “hacer mejor este programa”, para favorecer a las familias de bajos recursos, pero lo malo del seguro popular, al que PEPE MEADE hizo referencia “con tanto bombo y platillo”, este seguro, desgraciadamente, cubre atenciones y servicios médicos menores, porque no cubre numerosos medicamentos y en ocasiones, tampoco las intervencionjes quirúrgicas.

POR SU PARTE, Jaime Rodríguez Calderón “el bronco”, en su peculiar estilo de ranchero y mal hablado, tocó temas que han favorecido evidentemente a su estado, Nuevo León, aduciendo que el crecimiento económico en su entidad, ha tenido respuestas favorables, porque se ha llegado a tener más inversión, más empleos y otros muchos conceptos como la educación y la cultura, que son de real  bienestar social para los neoloneses, pero sin dejar de señalar sin tapujos ni cortapisas e incluso “con marcado índice de fuego a los tres” Anaya, Meade y Andrés de que, “son más de lo mismo”, porque son parte y esencia del sistema de la corrupción gubernamental y de los nefastos Partidos políticos, porque él siendo independiente, “seguirá luchando para que los partidos desparezcan del escenario nacional, porque enfatizó que, “estos le cuestan mucho dinero al Gobierno de la República” y mantenerlos en su punto de  vista “es una incongruencia o mejor dicho un error garrafal”.

PROPONIENDO finalmente “EL Bronco” un salario de 350 pesos diarios, a fin de que los trabajadores ganen alrededor de 12, 500 pesos y entre otras cosas que se disminuyan los impuestos del IVA y el ISR. Y respecto al tema de “mochar manos”, Rodríguez Calderón fue cauto, pues ya no soltó tanto su lengua viperina, aduciendo que eso le correspondería aprobarlo a los Diputados y no a él.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

Lupeernesto@yahoo.com.mx