Columnas

El médico del mal

La atroz cifra de 100 mil muertos por Covid-19, fue rebasada rápidamente en México y lo peor del asunto es que el diablito en la tierra con bata de medico sigue debatiendo sobre el uso de la cubrebocas, claro, me refiero a Hugo López-Gattel.

Espero que Lilly Téllez, en verdad busque aplicar sanciones jurídicas contra este desalmado e inhumano personaje protegido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Dr. Hugo López-Gatell, bendecido por el todo poderoso a pesar de la desgracia y descontrol total de la pandemia, no tiene para cuándo ser llamado a rendir cuentas. Sin duda alguna el asunto del Covid-19, es uno de los temas que menos pudieron controlar los de la 4T, pero sí echaron mano de eso para justificarse de otras debilidades.

Sin embargo, muy pocos funcionarios o entes gubernamentales, se han preocupado por las víctimas del coronavirus sin referirme a los fallecidos, voy específicamente en relación a los familiares de quienes perdieron la vida.

Un abandono y desatención similar padecen los padres de familia que al ser la educación presencial un daño colateral del virus de China, las mamás o tutores desde hace tiempo -como diría el joven cantante de música vernácula, Cristian Nodal- en sus casas “ya nada a igual”.

En ese sentido, con la intención de hacer menos complicado la nueva normalidad educativa; para el manejo del estrés en padres de familia, el Gobierno se Ciudad Madero en el sur de Tamaulipas, brindó apoyo a escuelas para el manejo adecuado de estas nuevas y más constantes emociones.

La relación padre e hijo, se complicó con el encierro, de ahí nace la necesidad de crear estrategias que contribuyan a mitigar el estrés y a mejorar la comunicación en casa; en ese sentido se lleva a cabo en Ciudad Madero un amplío programa de pláticas a distancia, dando frente a los retos que enfrentan los hogares durante la contingencia sanitaria por Covid-19.

Y aquí la otra cara de la moneda presentada por la contingencia, la disminución de la movilidad; pues para llegar todos los hogares maderenses, se envía al personal académico el link de la plática, y ellos a su vez, lo replican a los padres de familia. ¿¡Que fregón, verdad?!

Este programa para control del estrés, es respaldado por especialistas en la salud mental, pues por la contingencia derivada del Covid-19, los padres no solamente están atendiendo a su hijo, sino al alumno en su casa, por eso el alcalde maderense Adrian Oseguera Kernion, instruyó la activación de estas pláticas gratuitas para mejorar la convivencia.

Se sabe en México entero el criminal proceder no solo del Dr. Hugo, sino de todos quienes le cobijan, así que mientras a trabar en la salud mental de todos los impactados directa e indirectamente por el Coronavirus.
[email protected]