Columnas

EL NIÑO PEPENCHE

POSDATA

GASTÓN ESPINOSA GL.

EL NIÑO PEPENCHE

Llegó con un morral de dinero.

Alguien le susurró al oído que invertir parte de su capital lo podría recuperar en la política. Y al no contar con experiencia en esa área, compró ingenieros en sistema, diseñadores, publicistas, casas encuestadoras, con los cuales se puso a promover las bondades de Gómez Farías. Y es que el niño pepenche no tenía nada más que ofrecer a la gente. No se le sabía de apoyo alguno a las comunidades, actividades sociales o deportivas, lo suyo se limitaba a la buena vida.

Y andar en esas ligas de pañales de seda le permitió conocer a personajes que de una u otra forma está conectadas con el poder político, quienes le dieron cuerda para que comenzara con su nuevo juguete.

En videos (de buena calidad) y comprando grandes espacios en medios de comunicación estatales, Isaac Rodríguez Hernández, está reclamando al Partido Acción Nacional la oportunidad de contender por la presidencia municipal de Gómez Farías, sin más argumentos que el dinero que a raudales está gastando para darse a conocer.

La última aventura de Isaac fue comprarse una encuesta “patito” en la que superaba por amplio a margen a un personaje que tiene años de intensa labor social como lo es Frank de León, por eso nadie creyó los números que esa encuestadora publicó a favor del niño pepenche. No hay que olvidar que Gómez Farías enfrenta un periodo complica al registrar un gobierno panista inepto y corrupto como el de Francisco López Reyes, por lo que la ciudadanía no está para soportar una aventura a lo desconocido como el que ofrece Isaac.

El aventurero se saltó los lineamientos del Partido Acción Nacional; se burló de la militancia, de la autoridad municipal y de los mandos panistas en Tamaulipas, abusando de sus nexos con políticos estatales de los cuales quiere colgarse para cumplir su caprichito.

Un sombrero y una sonrisa muy amplia, no son garantía de trabajo.

El niño pepenche debe formarse en la fila, porque hay muchos más panistas con mayor capacidad y méritos que él.

Para la presidencia municipal de Gómez Farías no se ocupa de aventureros, oportunistas y ocurrentes que piensan que el pueblo aguanta un sombrero y una sonrisa amplia para ser gobernados.

Así hasta parece una mala copia de Paco López…Dios nos libre.

DENUNCIAN EN CBTA 273 PREFENCIAS Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS

No está “limpio” como parece.

Ya en su andar hay otros expedientes nada “recomendables”. Hay historias extrañas a su paso por el Tec Mante.

Por eso, nadie entiende que la Subsecretaría de Nivel Medio Superior, en este caso la Unidad de Educación Medina Superior Tecnológica Agropecuaria y Ciencias del Mar, no mida con la misma vara a su gente.

Y es que la imposición de Arturo Alejandro Hernández, como directivo del CBTA 273 de Antiguo Morelos, deja una serie de dudas al tratarse de un personaje que enfrenta quejas ante el Órgano Interno de Control de la SEP, como lo demuestra una serie de documentos que obran en poder de POSDATA.

Es sabido que cuando un trabajador de la SEP enfrenta quejas creíbles, infundadas o improcedentes, se le afecta en su legítima aspiración de ocupar cargos directivos o de supervisión. Con esos mismos argumentos las autoridades de educación descalificaron a varios candidatos a puestos directivos, pero no ocurrió lo mismo en el caso de Arturo Hernández.

Se habla de que algunos funcionarios como María Guadalupe Montiel, responsable de la oficina estatal en Tamaulipas, así como Marco Tulio Olguín, Secretario de Nivel Medio Superior, podrían estar detrás del polémico nombramiento que ha indignado a los trabajadores del CBTA, aunque huelga decir, que casos como estos hay muchos en el estado.

Desafortunadamente para perjudicar a un servidor público basta con presentar una queja (falsa o verdadera) ante Derechos Humanos o el Órgano Interno de Control, hay serias consecuencias ya que el demandado no puede ocupar puestos directivos o de supervisión en el ciclo escolar siguiente, y el daño es mayor cuando se toma en cuenta que el OIC puede tardar años en resolver esas quejas, lo que puede privarlo de nuevas oportunidades laborales.

Bajo esas reglas, la designación de Arturo Alejandro Hernández, es improcedente e ilegal, porque enfrenta un procedimiento en el OIC, por lo que la USICAMM y las Unidades de Educación Media Superior deben ser congruentes y no permitir ese tipo de anomalías, porque fueron severos con quienes aspiraban a cargos relevantes dentro de las escuelas, pero esas quejas los marginaron, así que lo mismo debe proceder para Alejandro Hernández, del CBTA 273.

Basta de nepotismo, compadrazgo y tráfico de influencias en los CBTAS. Funcionarios como María Guadalupe Montiel y Marco Tulio Olguín, evidencias sus preferencias y usan los reglamentos a su antojo y sólo para cumplir caprichos.

 

 

Total Page Visits: 84 - Today Page Visits: 2