Columnas

EL PECADO MORTAL DE PEDRO SALMERON

 

[email protected]

Por  Rubén Dueñas

 EL PECADO MORTAL DE PEDRO SALMERÓN

Pedro Salmerón Sanginés si apenas tenía dos años de haber nacido cuando ocurrieron los lamentables hechos en los que el 17 de junio de 1973 perdió la vida don Eugenio Garza Sada, al desatarse el fuego cruzado entre su chofer y sus escoltas contra un grupo de guerrilleros de la Liga Comunista 23 de Septiembre que pretendían secuestrar al magnate industrial regiomontano, considerado entonces como uno de los empresarios más importante del país.

En el enfrenamiento a balazos que se llevó a cabo cuando don Eugenio se trasladaba de su residencia  a las oficinas de la Cervecería Cuauhtémoc, también murieron su chofer y escolta Bernardo Chapa Pérez, y el guardaespaldas, Modesto Torres Briones, además de dos de los guerrilleros.

Salmerón Sanginés, ni dudarlo, a los 48 años de edad es un hombre culto. Así  lo creemos porque es licenciado (1997), maestro (2000) y doctor (2003) en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de México. Por cierto obtuvo los tres grados con mención honorífica. También  tiene estudios de posdoctorado en la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Ha sido o es profesor en ambas instituciones y en las Universidades Autónoma de Tamaulipas y Autónoma de Buenos Aires, así como en el Instituto Tecnológico Autónomo de México.

A decir verdad creemos que nos faltaría espacio para enumerar paso a paso todo lo que ha hecho ó ha  sido Pedro Salmerón, por cierto nacido en Coatzacoalcos, Veracruz, pero creció en Celaya. Guanajuato, por lo que por ultimo añadimos que del 2002 al 2207 fue subdirector de Evaluación del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

Luego fue colaborador, asesor de contenido y miembro del consejo editorial de la revista Relatos e Historias de México, profesor  de asignatura de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, investigador nacional nivel 1 y profesor-investigador de tiempo completo del Departamento de Ciencia Política del Instituto Tecnológico Autónomo de México, del que llegó a ser titular.

El único error que nosotros le vemos a Pedro Salmerón Sanginés es el haber calificado de  “valientes”  a los jóvenes guerrilleros de la Liga Comunista 23 de Septiembre, durante el frustado secuestro donde perdió la vida don Eugenio Garza  Sada. Siendo tan letrado, le salió lo izquierdoso y le salió caro, muy caro, su atrevimiento.

Su baja al cargo de director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, llegó casi al parejo que su renuncia que por escrito le hizo llegar al Presidente Andrés Manuel  López Obrador, digo, porque el mismo día la Secretaria de Cultura Alejandra Frausto dio a conocer el nombre de su sucesor, Felipe Arturo Ávila, como nuevo titular el INEHRM.

Por cierto horas después de publicar en  Twitter una carta de cuatro páginas dirigida al Presidente de la República  –y no a su jefa, la Secretaria de Cultura, Alejandra Fraustro–  Salmerón escribió ayer en esa red social : “no se adelanten. No he renunciado a la Dirección General del INHERM, solamente la he puesto sobre la mesa”, gracias por preguntar.

Ayer domingo éste último tuit  ya no apareció en su cuenta. Solo está la carta de renuncia al cargo.

Para nosotros como periodistas y analistas políticos es mucho muy grave el llamado que está haciendo  el ex presidente Vicente Fox Quesada a todos  los  mexicanos, particularmente a todas las fuerzas  políticas de oposición, para integrar lo que llamó un frente nacional en contra de Andrés Manuel López Obrador, y así lograr un triunfo como en el 2000.

Fox Quesada, para nosotros, con todo y su trayectoria a decir verdad no nos acaba de convencer todavía como político; como empresario tuvo un gran éxito como representante la Coca Cola en Latino América, pero como político podemos juzgarlo  con  la actuación que tuvo como Presidente, en lo personal nos demostró su  falta de sensibilidad política y de visión como gobernante.

Lo que según nosotros está dejando ver cuando convoca a formar un frente nacional en contra de López Obrador y no del gobierno de López Obrador, porque López Obrador no está solo, López Obrador tiene  ahora en sus manos todos los instrumentos con los que  maneja su gobierno y eso ya es otra cosa.

Creemos que en éstos casos hay que medir  las cosas en su verdadera dimensión, López Obrador es el gobierno y además, por si eso fuera  poco, tiene la simpatía y el apoyo de más del 60 por ciento de los mexicanos. Coincidimos con  las más de las críticas de Fox Quesada en contra  del mandatario nacional y creemos que en buena parte han servido para que le baje a su tozudes y encono.

No hay que perder de vista que el Partido Acción Nacional quiere volver a asumir el poder, como lo alcanzó  en  el 2000 y el 2006, cuando mismo Fox Quesada habla de conformar un  frente nacional en contra de López Obrador “y así lograr un  friunfo  como en el 2000, incluso salió al aire el rumor de que quiere repetir como presidente, su  derecho no lo discutimos, pero, pero, pero, sin exponer a los mexicanos.

El PAN de que trae sus  problemas internos, los trae, y la mejor prueba de ello es que su presidente Marko Cortés en una acción poco diplomática y correcta de la lista de los consejeros nacionales, se le olvido incluír  –dicen–  a los  ex gobernadores Francisco Barrio Terrazas, Carlos Medina Plascencia, Francisco Ramírez Acuña, José Guadalupe Osuna Millán y Fernando Canales  Clarion.

Otro de los notables del PAN que se están dejando caer duro en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, es para nosotros Diego Fernández de Cevallos, o  Jefe Diego, ya que recién llamó a los panistas a ser capaces de derrotar todo ejercicio arbitrario y  caudillesco del poder.

“Si estamos viendo que nuevamente regresamos a un  caudillismo que trata de arrasar con las instituciones y Acción  Nacional luchó en contra de los caudillos para darle vida y fuerza a las instituciones. Hoy debemos los panistas del país entender nuestra responsabilidad histórica”, remarcó.

Vaya sorpresa que no ha dado el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, al venir a Tamaulipas a impartir en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) una conferencia sobre el sistema mexicano de elecciones, a cinco años de la reforma electoral.

Se llevó a cabo la conferencia magistral en el Centro de Excelencia del Campus Victoria, con la asistencia de profesores, estudiantes de la UAT, integrantes de los órganos electorales  del estado y la Federación, además de público en generalo.

Por cierto el rector, ingeniero y master  en ciencias, Suárez Fernández, dio la bienvenida al ameritado académico e investigador y en nombre de la comunidad universitaria  le otorgó un reconocimiento por su exposición y por su contribución a fortalecer la cultura democrática.

Nos dicen que en el inicio de la conferencia el Dr. Córdova Vianello agradeció al rector de la UAT el haberlo invitado para exponer el tema y comentó que el INE y la UAT están siguiendo una ruta de trabajo para impulsar una colaboración conjunta.

Al reflexionar sobre la democracia y los desafíos que enfrenta en los tiempos actuales , dijo que fenómenos como el descontento con la política, el desencanto con la democracia, la crisis de las instituciones pilares de los sistemas  democráticos como los parlamentos y los partidos políticos, ocurren en muchas partes del mundo, e incluso, afectan peligrosamente a las democracias más añejas y  consolidadas.  Bien.

E-mail     [email protected]

[email protected]