Columnas Titulares

El sindicato del IMSS en el caos.

DIALOGANDO

El sindicato del IMSS en el caos.

Por Roberto Olvera Pérez.

Los recientes acontecimientos que se vivieron en el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, Sección X Tamaulipas, allá en el vecino estado de Nuevo León, ponen al borde del colapso y la suspensión generalizada de servicios para los derechohabientes de este instituto médico en todo Tamaulipas y allende las fronteras, toda vez que los agremiados a este sindicato no han recibido ninguna garantía, ni certeza de que serán atendidas sus demandas y que recibirán nuevas prestaciones de acuerdo a los cambios que ha anunciado el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

A partir del primero de enero de 2019, todos los trabajadores del IMSS tendrán que ser incluidos en las nuevas políticas sociales del próximo gobierno federal y se tiene claro que existe un abandono total , retraso y falta de apoyo real en el pago de salarios y prestaciones a los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social por parte de la dirigencia nacional actual del sindicato y en complicidad con los actuales funcionarios de la institución, que sigue apoyando caprichosamente al aun líder, gris y mediocre del SNTSS Dr. Manuel Vallejo Barragán, de quien los mismos trabajadores no lo bajan de inepto, vendido y corrupto. No hay más remedio que la autoridad laboral federal reconozca las arbitrariedades por las que pasan los trabajadores del IMSS en varios estados de la republica, especialmente en Tamaulipas.

Así se ve colapsado, debilitado y destrozado por todas las aristas que usted lo vea al SNTSS a nivel nacional. Hasta ahí ya llegó el hartazgo a su límite, los trabajadores ya están cansados de tanta imposición, corrupción y nepotismo hacia el interior de la dirigencia nacional y eso lo ha permitido el propio líder “charro” Vallejo Barragán y toda su gavilla de saqueadores (Comité Ejecutivo Seccional Nacional). Así quiere imponer Secretario General además de su sucesor, en diferentes estados que están viviendo ese cambio a su máxima efervescencia política interna, como en Veracruz, Puebla, Nayarit, Baja California y algunos estados del centro del país, como en la Ciudad de México y en particular Tamaulipas, que se violentaron los derechos laborales y las garantías individuales de los propios trabajadores sindicalizados, que no son más que la mayoría de esta plantilla laboral tamaulipeca.

Además de todo esto existe el riesgo de dejar a la población sin hospitales, sin medicamentos y sin protección inmediata en caso de accidentes, percances y desastres naturales, en la mayoría de las ciudades y municipios donde existen clínicas del IMSS, estos centros son los más importantes y desarrollados de las regiones y zonas, como son los casos de Tampico, Ciudad Madero, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros; las que tiene una amplia cobertura territorial como son San Fernando, Aldama, Altamira y Soto La Marina, entre muchas otras más. Existe el riesgo de dejar sin servicio de salud a más de la mitad de la población en Tamaulipas, en donde se tiene confiado a este instituto como organismo estratégico del sector salud federal en la entidad.

El caso es gravísimo, si además agregamos que los sindicalizados pueden recurrir a un movimiento de brazos caídos por no recibir las nuevas condiciones y apoyos que empezaran a ser vigentes a partir de diciembre y enero de este y el  próximo año.

Se sabe bien que Andrés Manuel López Obrador, ya tiene conocimiento detallado de las anomalías, fraudes, robos y mas tropelías a las que se le acusa a la actual dirigencia nacional del IMSS, que incluso quiere imponer como ya lo dijimos a modo al nuevo Secretario General del CEN del SNTSS, al títere mandilón y bueno para nada Dr. Arturo Olivares Cerda, con la complicidad del devaluado y traidor priista y sin ser del gremio Manlio Fabio Beltrones Rivera, que también ha hecho de las suyas de imponer a familiares en su estado natal Sonora, en complicidad y contubernio de “Vallejin Barragin, Canallín”.

Por ello, urge solucionar este asunto sindical porque de otra manera, la transición de los gobiernos quedaría sin aplicación práctica para beneficio de los trabajadores sindicalizados de los diferentes estados de la republica y en particular en Tamaulipas. Por lo pronto, Manuel Vallejo Barragán, tiene los días contados y lo más seguro es que salga con la cola entre las patas y por la puerta de atrás.

Se imagina usted amable lector, los mismos trabajadores del IMSS y los derechohabientes de este instituto médico, si viviera el Profr. Ismael Rodríguez Aragón, primer Secretario General de este desquebrajado sindicato y los 36 fundadores que tomaron posesión aquel 6 de abril de 1943, vergüenza les daría y se volverían a morir por lo que hoy se está viviendo hacia el interior del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social y en sus 37 Secciones “hermanas” del país.

Anote esto: por lo pronto no hubo toma de nota de parte de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social del gobierno federal para que tomara posesión el fraudulento –dizque- Dr. Pedro Luis Ramírez Perales, quien ya no siente lo duro sino lo tupido de toda la base trabajadora tamaulipeca. Cuidado delegado de este instituto médico en Tamaulipas, Roberto Hernández Báez, si agarras partido te podría salpicar y pasarías al banquillo de los acusados y sobre aviso no hay engaño. Por esta ocasión no hay notas cortas, se las debo en la próxima.

Por hoy es todo, en la próxima seguiremos dialogando del acontecer político tamaulipeco. robertoolvera-mt@hotmail.com