Columnas Titulares

EL SÚPER CLAN Y SU KRIPTONITA

CUADRANTE POLÍTICO

POR  FERNANDO ACUÑA PIÑEIRO

EL SÚPER CLAN  Y  SU KRIPTONITA

Si el padrón  más  numeroso del país, con más  de once millones  de electores, sale a votar de  manera abrumadora,  la morenista  Delfina Gómez podría ser la próxima gobernadora  del estado  de  México. El listado nominal  de edomex, es cuatro veces más grande que el  de Tamaulipas. Nadamás entre  dos  de sus 125 municipios, Ecatepec  y Nezahualcóyotl, superan  la población    de todo el  territorio tamaulipeco.

En julio   del 2011, durante los comicios para gobernador, donde triunfó  el actual mandatario estatal Eruviel  Avila Villegas, la participación  electoral  en el estado  de México, fue apenas  del 46.15 por ciento, con un abstencionismo de más del  53 por ciento. En total, se emitieron cuatro millones, 871 mil, 295  sufragios, en un listado de poco más de diez millones. Eruviel obtuvo  tres millones, 18 mil, 588 preferencias. El segundo lugar, con un millon, 20 mil 857 se lo llevó  Alejandro Encinas del PRD, y  el PAN  se fue al sótano con  598 mil, 45 votos de Luis  Felipe  Bravo Mena.

Seis años atrás, en el 2005,  con un pobre capital electoral  de  un millón 801 mil 530 votos, un joven político  llamado Enrique  Peña  Nieto,  se alzó con el triunfo. En aquella ocasión, el PAN  con Rubén Mendoza Ayala  cosechó 936 mil 615 votos,  y el PRD  con  Yeidckol Polevnsky Gurwitz, se llevó la de bronce, con 918 mil 347 votos. Fue precisamente en ese año, en  que  edomex  registró   el ausentismo electoral más escandaloso  de su democracia reciente, pues  el desaire de las urnas  se elevó  a 57 por ciento.

En  aquella ocasión, cuando  Enrique  Peña  Nieto  fue ungido como mandatario estatal, apadrinado por su tío  Arturo Montiel Rojas, en el estado de México, no acudieron a  votar cinco millones 82 mil ciudadanos, casi todo el padrón  de estados como Nuevo  León.

Si  analizamos los números del abstencionismo, a partir  de Peña  Nieto y  de Eruviel, entonces vemos que, el fenómeno de la escasa participación ciudadana, ha favorecido indirectamente el triunfo  de los  candidatos  priístas. Incluso,  a estas alturas, una de las cartas que  juega  el PRI  del PRImazo  en edomex, contra  su competidora  de MORENA, Delfina Gómez,   es  esa precisamente:  la ausencia de más  de  seis millones  de electores, que  favorecerían  el triunfo del abanderado tricolor.

En cambio, viéndolo bajo la óptica morenista,  esta  parece ser la única llave  maestra que  le abriría   las puertas del poder político  a  Delfina y  de paso a AMLO. En otras palabras, contra  las  millonadas y  todo el power  del gobierno de la república,  los únicos  que pueden acabar  con  el PRI  peñista  en  su estado natal, son los electores, mismos que  de salir a  votar  en grandes proporciones,  romperían  la maldición abstencionista  y  la mayor parte de esos sufragios, serían para MORENA.

Para romper  el hechizo de la elección de Estado, orquestada por  el peñismo  y sus operadores estrella,  solamente  noqueando políticamente podría  ganar  la gubernatura, la maestra Delfina.

 Conclusión: el principal enemigo de la Delfina obradorista, no es el factor   chorromillonario  del clan Peña-Del mazo. Tampoco  es,  la jauría de  Secretarios de estado que  durante todas estas semanas, han estado peinando socialmente hablando edomex, con la complacencia  del  INE. El principal enemigo de Delfina, es el abstencionismo. Pero  al mismo tiempo,  la kriptonita que acabaría con el súper  clan de Atlacomulco, es que ese padrón  de  más  de once  millones, salga a votar  en masa.

 ¿Lo harán?  El domingo se sabrá.

ALMARAZ  Y GUSTAVO: GRAN JUEGO DE DOBLES

Si  el tenis  es aplicable a la política,  como sinónimo  de equipo y ejemplo de coordinación, entonces  diremos que el alcalde Oscar  Almaraz  y  el Gerente  de  COMAPA, Gustavo Rivera traen  un excelente juego de dobles. Ayer, alrededor  de las tres  de la tarde,  el jefe del ayuntamiento victorense  twiteo: “Revisamos junto al consejo de COMAPA, los  trabajos de  mantenimiento que se realizan, en los 29 kilómetros de drenes pluviales  que recorren.

Con lo anterior,  el team almaracista  del 17 se declara listo para enfrentar  la temporada  de huracanes que  ya toca  a las puertas  del centro  tamaulipeco. Tanto Almaraz, como Gus, saben de antemano que,  la planeación  como  herramienta fundamental  de la política pública,  es  un factor  de primer orden, que desactiva  cualquier asomo de sorpresa.

 Ciertamente, la naturaleza  es impredecible, pero en este caso, la coordinación y el trabajo en equipo,  se erigen como  una fortaleza  formidable. Ahí los tienen, Almaraz y Rivera, perfilándose rumbo al Grand Slam  del 2018. Según la crítica especializada, se observan imponentes.

POSDATA.—La  madrugada  del  lunes  cinco  de junio, podría  ser conocida, como  el despertar  de los  chapulines, por  aquello  de que, cientos o miles  de  cuadros priístas, podrían estar embarcándose en el  portaviones obradorista.