Columnas Titulares

EL VIOLINISTA

LETRA PÚBLICA   

             EL VIOLINISTA

RODOLFO SALAZAR GONZALEZ

La película “El Violín” se exhibió en el año 2006 en el Festival de Cannes y logró ser clasificada como la mejor película extranjera que se llevó los diplomas que ese legendario y prestigioso festival de cine le otorgó en reconocimiento a la estupenda actuación de Don Plutarco Hidalgo, quien interpreta en la película a un violinista a quién le falta una mano, pero que por las virtudes propias que el hombre tiene para vencer el conjunto de adversidades con los que se tiene que enfrentar en la vida, para Plutarco Hidalgo no fue un obstáculo el no tener la mano derecha.

Es una película en blanco y negro, dirigida por Francisco Vargas, quien logra plasmar en la pantalla una historia de campesinos rebeldes en los que se encuentra como cabeza del tronco mayor Plutarco, su hijo Genaro y su nieto Lucio, que a pesar de la pobreza en que viven no renuncian a su lucha de no ser sometidos por el supremo gobierno, practicando una doble vida, donde padre e hijo se dedican al oficio de interpretar temas populares con su violín y una especie de jarana que domina a Genaro a la perfección. Esta triple vida de campesino, músico y rebelde, se desarrolla en un pueblo enclavado en la sierra de Guerrero, representando una estupenda recreación de lo que fue la guerrilla mexicana en la década de los 70’s.

“El Violín” de Francisco Vargas muestra una irreprochable habilidad para que el tiempo narrativo de la película no se caiga en ningún instante y proyecta además una espléndida y sofisticada fotografía en blanco y negro, que según los magnates de Hollywood es un riesgo en estos tiempos para que una película además de recuperar la inversión produzca gigantescas utilidades como sucede con las películas que elaboran los norteamericanos en donde la trama es sencilla, inventada, en algunos casos increíble y ofensiva a la inteligencia humana, pero que el público mayoritario condicionado para recibir este tipo de cine, considere que su vida es más llevadera si logra encontrar en las salas cinematográfica las figuras aspiracionales que se producen con filmes como los que distribuye la meca del cine mundial.

Esta película mexicana no tiene dentro de su temática algún fenómeno manipulador o ideológico que se pudiera percibir como un cine que pretende politizar al auditorio. -Pero el miedo no anda en burro- por esa razón “El Violín” hubo primero de triunfar en Europa y ganar tres Arieles y haber disfrutado de una exhibición muy exitosa en Francia, en donde se asegura duro varios meses en los cines más importantes de París.

Solo con ese bagaje de prestigio y reconocimientos fue como Francisco Vargas logró que su película fuera exhibida en México en algunas salas importantes, pero no con la intensidad y valor que se da a los éxitos comerciales que por serie producen los norteamericanos. En este esfuerzo que “El Violín” fuera proyectado en México en algunas salas importantes, que son parte de las cadenas que construyen un monopolio en el país, tuvieron mucho que ver Gael García Bernal y Diego Luna, quienes conscientes de la importancia por la que el cine alternativo mexicano está viviendo le apostaron al violín y lograron que las murallas de las salas importantes del Distrito Federal abrieran sus puertas para que Francisco Vargas pudiera presentar su estupenda película.

La historia de la película gira fundamentalmente sobre Plutarco Hidalgo, un anciano violinista que no tan solo convalida con su complicidad la acción revolucionaria que su hijo Genaro furtivamente hace con un grupo de guerrilleros que se encuentran en un lugar de la sierra de Guerrero. Don Plutarco Hidalgo va más allá de la simple complicidad, porque él se encarga de llevar a los guerrilleros las municiones que habían dejado enterradas en un plantío de maíz. La cuestión se complica porque los servicios de inteligencia  gubernamental descubren el germen guerrillero que está actuando en esta parte del país, por lo que decide intervenir todos los caminos con retenes militares, instalándose en el pueblo donde vive Don Plutarco y sus hijos.

Hay un punto alto de la película que me parece es  el que mayor tensión logra impregnar en el cinéfilo, y es el momento en que el comandante del ejército se da cuenta que Plutarco pese su discapacidad y su vejez es el enlace con los guerrilleros, quien desde el pueblo envía la información de los pasos que piensan dar los soldados. El militar paradójicamente es un hombre sensible, y utilizo este adjetivo, porque al final demuestra su perfil sanguinario y devastador. Siente una especie de ternura por Don Plutarco, quién lo complace con el violín tocándole las canciones populares que se cantan en los pueblos y que son del gusto del militar. La relación aumenta porque el encargado de acabar con la guerrilla se entusiasma tanto con el arte de este hombre de mirada fija y temeraria a pesar de su prolongada edad y le solicita que le de clases para que aprenda a dominar el violín con el que Don Plutarco Hidalgo lo había hechizado.

Esta película mexicana refleja la miseria, la explotación y el despojo del que han sido víctimas las poblaciones indígenas de México desde siempre. Los informes que proporcionan autoridades de la UNAM aseguran que México está situado entre los países más desforestados del mundo, con un porcentaje cercano al 90 por ciento; si la película “El Violín” es  considerada increíble por algunas personas que no quieren reconocer cual es la condición actual del país, solo con recorrer las inmediaciones cercanas a San Cristóbal de las Casas, se darían cuenta de la presencia de los retenes militares que hacen y deshacen la dignidad de aquellas poblaciones.

COMO DATO: Para los que están interesados en conocer en donde nació el alcalde de Ciudad Madero, Tamaulipas, circula en las redes su acta de nacimiento certificada electrónicamente, donde a la letra dice: que nació en la ciudad de Oaxaca de Juárez el 20 de Diciembre de 1962. Por lo que queda establecido de que Andrés Zorrilla Moreno, es un oaxaqueño ilustre arraigado en Ciudad Madero, Tamaulipas.

E-mail.- notario177@msn.com