Columnas

El votante independiente

F A C T O R  E N T R E  DOS

Por: José Efraín Caballero Sevilla

El votante independiente

Algunos aspirantes a candidaturas independientes cuentan con un importante número de simpatizantes  hacia su proyecto político, que inclusive superan a partidos políticos en su aceptación ciudadana.

Esta situación se traduce en que el elector está optando por otras ofertas políticas, la fortaleza institucional de los partidos tradicionales no ha sido suficiente en algunos casos, para poder posicionar a su candidato al puesto de elección popular, este al carecer de un liderazgo y poder de convocatoria ante sus conciudadanos.

Habitualmente el elector se había mantenido devoto durante lustros y hasta décadas y mantenía una lealtad como militante o simpatizante,  postura que cambió al perder esa identidad al sentirse desplazado del proyecto de gobierno de su candidato al llegar al poder.

Las candidaturas independientes si bien tienen la posibilidad de enriquecer el escenario electoral, colateralmente tienen la particularidad de exhibir  a los partidos ante una mala selección del candidato.

El independiente, si es disidente resulta como abanderado de las bases gozando de mayor aprobación de estos a la hora de votar, lo cual hace ver que las decisiones cupulares excluyendo a las bases es una práctica desacertada.

El voto cautivo o voto duro de los partidos se ha estado diluyendo gradualmente, se ven migraciones de votantes hacia otras latitudes políticas, ya que es consecuencia de no sentirse representados.

El candidato independiente además de posicionarse ante este electorado tratara de congraciarse del llamado “votante independiente” ese nutrido grupo de mexicanos que no se siente identificado por ningún partido.

Así las cosas en el año 2000 se estimaba al “votante independiente” en un porcentaje del 30 por ciento y al año 2012 creció a un 42 por ciento según encuesta de salida del grupo reforma lo que hace ver que se está incrementando el número de personas apartidistas.

Entonces crecen tanto los candidatos independientes como los votantes independientes, lo que le dará una nueva cara a la elección del 2018, lo importante para los partidos sería rescatar la credibilidad de su representante popular haciendo una selección de manera democrática al interior de estos, seleccionar a verdaderos líderes que estén exentos  de señalamientos y de esta manera poder competir en donde existe un votante mas informado y exigente de los resultados en la administración pública.

Andrés Manuel López Obrador es la figura mejor posicionada como aspirante presidencial de cara a las siguientes elecciones según las encuestas nacionales; Al desmarcarse del PRD ante el desgaste de este y ser en cierta forma un candidato ajeno a los partidos hegemónicos lo convirtió en algún momento en un político sin partido, independiente pero que conto con el numeroso apoyo público para fundar su propio partido político.

Vemos como Margarita Zavala tiene una cierta problemática para recaudar las firmas necesarias que serian 866 mil 593, plazo que se vencerá  el 19 de febrero del año entrante, contando hasta el momento solo con el 10 por ciento resultándole contraproducente no contar con el apoyo partidista y Jaime Rodríguez está al frente con cerca de 100 mil signaturas y no se diga de los restantes 50 independientes, los que logren su registro podrán iniciar sus campañas el 30 de marzo con recursos públicos.

Contacto: [email protected]

[email protected]