Columnas

Elecciones con sabor a pandemia.

Cuando se suspendieron las elecciones locales de Coahuila e Hidalgo, todavía no se elaboraba una guía que marcara el camino a seguir y, hasta donde se sabe, en las dos entidades, la determinación fue correcta, porque de acuerdo al calendario electoral en ambas entidades, las condiciones sanitarias eran inadecuadas y por tanto representaban riesgo para la población.

Ahora ya se sabe de acuerdo a las razones surgidas de la investigación que existen cuatro factores que deben tomarse en cuenta para una decisión ante una situación tan compleja y son, las condiciones de salud, el marco jurídico, los acuerdos políticos y la definición de la nueva fecha para las votaciones.

Desde luego, los cuatro puntos no tienen nada del otro mundo, pero deben de documentarse para que la postergación de elecciones e caso de pandemia, quede muy bien registrado y complicaciones de carácter político en la sociedad, de ahí que, hablar del tema es relevante, a pesar de la inexistencia de evidencia para que las elecciones del año que viene a realizarse en México pudiera suspenderse.

Los elementos de que dio cuenta en una conferencia vía plataforma que dio el Doctor Gerardo de Icaza Hernández, Director del Departamento par la Cooperación y Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos, como quiera están en revisión y aunque los datos sobre la evolución de la pandemia en México, apuntan a una mejoría del escenario de la salud, un marco jurídico fuerte y acuerdos políticos de gran nivel entre los actores, podrían ser suficientes para indicar que, así como los partidos cumplen como instituciones con el IETAM, también están pendientes para llegar a acuerdos en caso de que los efectos de la pandemia pudieran ser diferentes y cambiar el panorama al grado que las elecciones puedan postergarse.

El investigador presentó a Consejeros y funcionarios tanto el IETAM como de la Junta Local Ejecutiva del INE una Guía para Organizar Elecciones en Tiempos de Pandemia, documento que es de lectura obligada y que, debe tenerse en cuenta para aplicar en caso de que las condiciones de la pandemia apunten a una complicación en la realización de las elecciones.

El documentos da cuenta de alternativas que permiten explorar y pensar en más elementos que puedan facilitar el desarrollo de los proceso electorales, en especial, la adopción de las medidas preventivas manejadas por el sector salud de los países y que implica evitar cualquier posibilidad de contagio, en el entendido de que, por insignificante que sea la aplicación de una medida, debe de realizarse de acuerdo a los protocolos, ya que, se trata de que nadie resulte perjudicado por cumplir como ciudadano en una elección.

Esa Guía que fue presentada en la sesión que tuvo casi un centenar de asistentes se refiere en gran medida a las medidas de salud pública previstas por las organismos internacionales que definen las políticas de trabajo para reducir los contagios por COVID-19 y bajar el riesgo a su máxima expresión.

Que bien claro que las elecciones en una pandemia son diferentes en mucho a los proceso normales que los mexicanos tienen y en los que acostumbran participar, dado que, existe la probabilidad de que las campañas no sean de contacto con la población, aunque sí de mucha difusión para que los ciudadanos puedan comparar las propuestas de partidos y candidatos con facilidad.

Tamaulipas cuenta con protocolos sanitarios dados a conocer por las autoridades de salud a través de las publicaciones de Acuerdos en el Periódico Oficial del Estado y que son difundidos también por los medios de comunicación , sin embargo, aún o se define si, para las elecciones habrá un protocolo específico, mismo que, no estaría de más porque los ciudadanos tendrían la garantía de la comunicación por parte de las autoridades y de acuerdo al escenario de salud, podrán definir su acuden o no a las urnas.

También en el terreno de las probabilidades y sobre la base de datos epidemiológicos, aunque la pandemia no se contendrá en corto tiempo, si se cree que para los meses que las campañas deban de iniciarse, el escenario será diferente y las reuniones de personas en torno a la política podrán llevarse a cabo.

Así se hayan superado los efectos de la pandemia, como quiera las elecciones del año que viene tendrá su sabor, porque los partidos políticos llegaron al procesos electoral en medio de muchas medidas sanitarias y protocolos de seguridad necesarios por el grado de contagio que existe, además, las reuniones de trabajo para organizare y elaborar los documentos que deben ponerse a consideración del IETAM, se trabajan en casa o en tres grupos de personas muy reducidos y que deben de guardar la distancia prudente para no contagiarse del lCOVID-19, por tanto, aunque las votaciones sean en el mes de junio, serán sabor pandemia.

Es más, hasta los candidato saben que no llegarán tan fuerte como debieran, a una elección que se prevé competida, entre otras cosas porque no pueden mejorar sus niveles de percepción ciudadana sin los famosos actos de proselitismo, que eran tradicionales en la política mexicana.

La mayoría de los prospectos a candidaturas están preocupados, debido a que los métodos usados pro partidos políticos implican encuestas cuyos resultados les permiten medir la popularidad de los precandidatos y saber además si existen personas que, sin buscar candidaturas, están en la perspectiva de militantes de los partidos políticos o de la ciudadanía en su conjunto y en base a ello puedan postularse.

Guía para Organizar Elecciones en Tiempos de Pandemia, tendría que ir más allá de factores a considerar por los responsables de llevar el proceso, dado que, la pandemia cambió el curso de la política y frente a ello no existe la certeza de que los ciudadanos reaccionarán en función de aquello que proyecten prospectos, precandidatos y en su momento los candidatos.

Los otros.

El servicio público de Tamaulipas perdió a un funcionario de excepción, el doctor Oscar Villa Garza, quien era Comisionado Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud de la entidad y su partido, el PAN a un gran militante. Originario de Nuevo Laredo, donde tuvo una exitosa carrera profesional como dentista, el hombre que llegó a Ciudad Victoria para servir al Gobierno de la entidad, forjó un gran equipo de trabajo que permitió a la dependencia que manejó colocarse entre las dos primeras del país en cuánto a resultados de la tarea sanitaria. Siempre será bien recordado, porque dejó una gran huella a su paso por el sector salud de la entidad.

——————-

Total Page Visits: 200 - Today Page Visits: 1