Columnas

Encuentro prensa – Gobierno

David Ed Castellanos Terán

@dect1608

Encuentro prensa – Gobierno 

Se rompió el silencio. El asesinato del periodista Carlos Domínguez, columnista de “El Horizonte de Matamoros” en la peligrosa frontera entre Tamaulipas, México y Estados Unidos; hizo que los medios de comunicación mexicanos nuevamente voltearan al interior de la república permitiendo a los defensores de Derechos Humanos alzar la voz, y a los gobernantes reiterar su “compromiso” por el respeto a la libertad de expresión. Carlos Domínguez, fue asesinado el pasado 13 de enero convirtiéndose tristemente en el comunicador número 40 de los asesinados en los últimos cinco años.

Causa cierto disgusto ver que colegas con proyección nacional se muestren desinteresados ante la falta de garantías de los corresponsales y reporteros locales, que solo cuando suceden acontecimientos como el caso de Carlos, abran sus micrófonos para lanzar consignas. Ayer… fue Javier, Miroslava, el compañero de El Universal y muchos otros a lo largo de estos fugaces cinco años; sí, durante el sexenio de Peña Nieto como si fuera el verdadero culpable cuando el distanciamiento entre los enviados especiales, periodistas nacionales, corresponsales y comunicadores locales es la dolorosa fractura que permite cada uno de estos asesinatos. Hoy la muerte visitó la frontera de Tamaulipas para llevarse a Carlos y sorpresivamente de manera inesperada, se rompió el silencio.

Cuatro días después de la muerte de Carlos, el mandatario tamaulipeco Francisco Javier García Cabeza de Vaca, convocó a los periodistas, corresponsales de medios nacionales, portales informativos y directivos de los medios de comunicación para condenar entre unos cien trabajadores de prensa electrónica, convencional, radio y televisión, el homicidio de Carlos Domínguez, a quien se le rindió un minuto de aplausos por esa entrega profesional a su labor periodística.

En todo el país se sabe que laborar o ejercer cualquier actividad en Tamaulipas requiere más cuidado, incluso más trabajar en el área de la comunicación, pues representa convertirse en el árbitro del fútbol, no tendrás a nadie contento. Consciente de lo complicado que ha sido durante los últimos años defender y respetar la libertad de expresión, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y a nombre de los integrantes de su gabinete, refrendó y reiteró su obligación por otorgar verdaderas garantías a los periodistas y a esclarecer la muerte de Carlos, el jefe del ejecutivo estatal reconoció que la crítica suele ser incómoda cuando la perciben injusta aunque reiteró que siempre será preferible el exceso de libertad que la limitación de ésta.

“Amigos periodistas: les confirmo mi total respaldo a su ejercicio profesional, así como mi permanente política a favor de la pluralidad. Preservar la libertad de los tamaulipecos, es el más grande objetivo de mi gobierno. Sé que con periodistas como ustedes, Tamaulipas transita con renovados bríos hacia nuevos y mejores tiempos de libertad. Si la prensa libre es la conciencia de un estado, Tamaulipas deberá ser la entidad con la conciencia más amplia de México.”, declamó Cabeza de Vaca durante un breve discurso de menos de ocho minutos.

El encuentro entre los periodistas tamaulipecos convocados en Ciudad Victoria la capital del estado, fue inusual, en realidad es el primero de la historia en una naciente relación prensa- gobierno, que comenzó a escribirse el pasado primero de octubre cuando los panistas asumieron el gobierno y que hoy se jura honestidad irrestricta tanto como para señalar los yerros, como para informar los aciertos y avances de una administración que ya cumplió su primer año de aprendizaje.

“Cuando tomé protesta como Gobernador apunté que Tamaulipas debe ser el sitio donde nuestros hijos alcancen sus sueños y vivamos del orgullo de ser parte de nuestra tierra y recuperar su libertad y su grandeza. Esa expresión se traduce en uno de mis más firmes compromisos como gobernante, la suscribo a propósito de este acto, en el cual refrendo mi convicción acerca de la prensa libre como aliada del desarrollo de los pueblos”, manifestó Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, la entidad del noreste de México donde el uso de binomios caninos adiestrados en la detección de explosivos forma parte de una logística diaria.

Actualmente como evidencia del esfuerzo del Gobierno de Tamaulipas por establecer políticas públicas a favor de la libertad de expresión, periodistas y defensores de Derechos Humanos, se estableció el Comité para la Implementación de Medidas de Protección a cargo del gobierno estatal, para las víctimas del delito, periodistas y defensores de Derechos Humanos; la firma de los 34 acuerdos para proteger y garantizar la seguridad de los defensores de Derechos Humanos y periodistas; las 21 iniciativas de Ley aprobadas por el Congreso del Estado, entre las que destacan las orientadas a los Derechos Humanos; pese a que aún hay mucho por hacer en la zona de nebulosa, represiva y de silencio que imperaba en Tamaulipas, parece estar teniendo un matiz distinto, sin que signifique nada de lo anterior una garantía.

Sirvió este encuentro en la capital tamaulipeca como marco para que los gobernantes y los representantes de los medios de comunicación se vieran nuevamente a la cara sin prisas y cero intermediarios; frente a frente para un saludo entre el reportero “latoso” y al funcionario al que se le deseó salud, sabiduría y éxito para sumar voluntades y  construir juntos ese Tamaulipas seguro, participativo y democrático que pueda encontrar en la libertad de expresión a uno de sus pilares más importantes, así lo entiende el gobernador Cabeza de Vaca, quien subrayó “No me cansaré de insistir en que la diversidad de voces esta debe ser un privilegio, nunca una amenaza”.

Descanse en paz Carlos y todos los colegas asesinados.

davidcastellanost@hotmail.com