Columnas

GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA: NO SE PUEDEN PEDIR PERAS AL OLMO

HIPÓDROMO POLÍTICO

POR CARLOS CORTES

GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA: NO SE PUEDEN PEDIR PERAS AL OLMO

Dice el refrán popular que no se pueden pedir peras al olmo. Y si, estoy totalmente de acuerdo en ello, sobre todo cuando escucho expresiones desafortunadas como las que vierte cotidianamente el diputado federal por el Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña, quien no entiende, o no sabe, que la política es la búsqueda del bien común y él, parece por su forma descortés e irreverente de conducirse, que busca a través del insulto fácil, pero cobarde, un posicionamiento político barato. Gerardo Fernández Noroña, pues, es un fajador de la política.

Fernández Noroña es un personaje desesperado por llamar la atención y sentir que es el centro del universo, en lugar de un político pensante y generador de modelos de resolución de problemas para nuestro país. El hombre vive de los dineros de los mexicanos sin merecérselos y, además, este torpe personaje no se da cuenta que, por querer quedar bien con los dirigentes de MORENA, lo único que está haciendo es quedar mal y generarles una serie de inconvenientes políticos los cuales tienen su costo electoral el cual habrán de pagarlo, más tarde que temprano.

El pasado fin de semana este diputado federal, Fernández Noroña, quien es legislador por el Partido del Trabajo, pero se autonombró operador del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, estuvo en Reynosa. Flaco favor le hace Fernández Noroña a este movimiento cuando, desde siempre, se ha distinguido por buscar los reflectores fáciles con el insulto barato y la descalificación chambona, lo cual le está generando en el desprestigio del Movimiento. Cosa de recordar su paso por El Barzón o como Secretario de Comunicación del PRD.

Enrique Aquino así se expresa de Noroña: “Muchos no saben o no se acuerdan que Gerardo Fernández Noroña es una persona inculta, misógina y violenta. De ahí nació la subcultura Noroñista. Porque muchos se identifican con él. Noroña, calumnió en su momento a su compañera de partido Ruth Zavaleta cuando le dijo que “entregó el cuerpo por un huesito”. Se quiere presentar hoy como una persona que respeta a las mujeres, pero los tuiteros que tenemos algo de tiempo en esta red, conocemos muchos casos cuando les llamaba Pendejas a las féminas que no pensaban como él. También, no pocas veces, para insultar a los hombres usó frases machistas como “…meas como vieja pendeja”.

Su falta de cultura y sensibilidad lo hacían utilizar el término Down para ofender a tuiteros. A tal grado que fue denunciado ante Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) por Katia D´Artigues. Noroña nunca se disculpó por haber ofendido a los niños con síndrome de Down.

Julia Leduc en un twitt enviado a Julio Hernández López, le dice “Si, don Julio, el misogino @fernandeznorona acuso a un retractor de “mear sentado como vieja pendeja”. Aborrecible.

Y también, el comunicador Pedro Ferriz De Con, ya tuvo sus roces con Fernández Noroña, a quien le twiteo: “estoy a tus órdenes el día que te apetezca te rompo tu madre”

Desde su llegada a la Cámara de Diputados Federal en 2018, Fernández Noroña apretó al espectáculo circense al confrontarse en dos ocasiones con el viejo luchador de la política mexicana Porfirio Muñoz Ledo, con quien después públicamente se reconcilió. Después, también se enfrentó con el presidente de los Senadores, el Morenista Martí Batres Guadarrama.

Y por si fuera poco, Noroña parece traer consigna contra Tamaulipas, valiéndose de la ofensa fácil y la descalificación, con tal de lograr primeras planas, porque de eso a inclinar la balanza electoral a favor de MORENA para el próximo proceso electoral, hay un mar de diferencia.

En Reynosa, al encabezar una reunión, que no rueda de prensa, Fernández Noroña se lanzó con adjetivos vulgares contra el Gobernador de Tamaulipas y contra la alcaldesa de esa ciudad, Maki Esther Ortiz Domínguez. Y a esta última, a Maki, la ofendió con epítetos de baja calidad que, más allá de su posición política, este barbaján debe entender primero que la alcaldesa, le guste o no, es una dama.

Derivado, pues, de las declaraciones del diputado federal Gerardo Fernández Noroña, del pasado fin de semana, el presidente del Comité Estatal del Partido Acción Nacional en Tamaulipas, Francisco Elizondo Salazar, manifestó su desaprobación y rechazo categórico ante las expresiones realizadas por el legislador, pues sus comentarios, además de infundados, injuriosos e irrespetuosos, en nada favorecen al clima político de nuestro país.

Literalmente, Kiko Elizondo, dijo que “es importante recordarle a dicho diputado -Fernández Noroña- que el licenciado Francisco Javier García Cabeza de Vaca, nuestro Gobernador, y la alcaldesa Maki Esther Ortiz Domínguez, fueron elegidos democráticamente por miles de tamaulipecos y reynosenses”, por lo que, en consecuencia, sus mandatos constituyen la voluntad soberana del pueblo, y es esto, lo que refleja el deseo incuestionable y manifiesto de la gente en Tamaulipas y de Reynosa.

También, el dirigente panista en Tamaulipas recalcó que cuando este diputado injuria, agrede y denosta a las autoridades tamaulipecas, también injuria al pueblo de Tamaulipas y a las personas que votaron y que creyeron en ellos.

Elizondo Salazar, a nombre del PAN, le exigió a Fernández Noroña respeto para los tamaulipecos, para las autoridades de Tamaulipas y para las instituciones del estado: “estamos en contra de las expresiones que, sin fundamento y de manera irresponsable, injurian, agreden y calumnian, porque este tipo de acciones y comentarios, son absolutamente populistas y atentan contra la dignidad de las personas, y por tanto se convierten en manifestaciones reprobables, nada civilizadas y aberrantes”.

Pero no nada más los ofendidos son Tamaulipas y los tamaulipecos. En otro momento, Gerardo Fernández Noroña también se lanzó con todo contra el exsenador panista, Javier Lozano Alarcón, y le escribió “eres un pendejo, te he hecho pedazos en todos los foros”. Esta discusión comenzó luego de que el periodista Julio Hernández López invitara a ambos políticos a debatir sobre la crisis política de Venezuela en un programa de radio.

Luego de que Lozano señalara a Hernández que “el burro anda con miedo”, Fernández Noroña le dijo al exsenador que le hace “lo que el viento a Juárez” y que puede debatir con él o con su jefe “el licenciado fraudes y alcoholes”, refiriéndose a Felipe Calderón, expresidente de México.

En otra perla de este deslenguado personaje, y luego de ser criticado en redes sociales por desayunar en el famoso restaurante de la Ciudad de México, El Cardenal Alameda Hilton, Fernández Noroña, aseguró que “él no es una persona austera”.

Una usuaria de Twitter publicó una fotografía del legislador sentado una mesa de dicho restaurante con el siguiente pie de fotografía: “Fernández Noroña en el Cardenal de la Alameda. Si paga desayuno de 500 pesos, pero no el impuesto de un Boing”, escribió.

Finalmente, le comento que Gerardo Fernández Noroña, este defensor a ultranza de lo que vive Venezuela, respalda la legalidad de la Presidencia de ese país, encabezada por Nicolás Maduro Moros, a pesar del absoluto rechazo de casi todos los países del mundo que tiene ya a ese gobierno al filo de la navaja. Fernández Noroña ha admitido que el Gobierno venezolano ha pagado ‘la decena’ de viajes que ha hecho a dicho país en los últimos años.

Y lo que más extraña de este personaje es que Fernández Noroña, a pesar de los viajes que ha realizado a ese país sudamericano, ha negado rotundamente que en Venezuela exista una crisis humanitaria, añadiendo que la que sí hay es una crisis económica generada por el bloqueo financiero implementado por el Gobierno de Estados Unidos.

No hay peor ciego que quien no quiere ver. Gerardo Fernández Noroña, quien insisto no es bien visto desde la cúpula de MORENA, debería de cumplir primero con sus obligaciones parlamentarias antes de andar generando problemas políticos con sus estridentes declaraciones que a final de cuentas no sirven para nada. Se que es imposible, sobre todo, cuando me queda claro que no se le pueden pedir peras al olmo, pero no podemos perder de vista que este personaje es pendenciero por naturaleza.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.