Columnas

GOBIERNO DE AMLO HUMILLA A SEIS EXSECRETARIOS DE SALUD

[email protected]

GOBIERNO DE AMLO HUMILLA A SEIS EXSECRETARIOS DE SALUD

 Rubén Dueñas

De nada sirvieron la vasta experiencia, los conocimientos ni los esfuerzos de seis respetados ex secretarios de Salud de México, los que preocupados por la presencia de la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias, hicieron un análisis preliminar y recomendaciones urgentes para combatir este mal escrito que enviaron al Secretariado Técnico del Consejo de Salud “para que fuera dirigido a la dependencia correspondiente”, pero, pero, pero, con la mano en la cintura al estilo del viejo PRI los mandaron  por un tubo.

Los ex secretarios Salomón Chertorivski, José Narro Robles, Mercedes Juan, José Angel Córdova, Julio Frenk y Guillermo Soberón, llegaron a soñar que después de haber sido entregado la versión impresa del escrito sobre “La gestión de la pandemia en México” que pretendían fuera aceptado, tendrían un encuentro con Jorge Alcocer, actual Secretario de Salud y Hugo López Gattel, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, pero toparon en macizo con el gobierno del Presidente Andrés Manuel  López  Obrador seguramente por no ser militantes de MORENA, su partido.

Precisamente ayer viernes el ex secretario de Salud, Salomón Chertorivski Woldenberg, compartió en tuitter una imagen en donde el Secretariado Técnico del Consejo de Salud les devuelve el sobre adjunto con el histórico documento y un escrito firmado por la titular, Dra María Eugenia Lozano Torres, “PARA QUE SEA GESTIONADO ANTE LA INSTANCIA CORRESPONDIENTE”, tal como sucedía en los mejores años del Partido Revolucionario Institucional. Por eso decimos que en éste gobierno todo sigue igual, no ha habido cambios importantes, salvo la destrucción de las instituciones que sacaron a México del atraso.

Que lamentable la cerrazón del presidente López Obrador; en lo personal creemos que era buena la intención de  los seis ex subsecretarios de Salud y que  no perseguían hacerle ningún a nadie, sino simplemente aportar como buenos mexicanos los conocimientos que tienen sobre de la materia, pero definitivamente es mucho el odio del tabasqueño en contra del priísmo, como lo plasmó desde el inicio de su gobierno en la suspensión definitiva de la construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco. Sería un recuerdo visible del Presidente Enrique Peña Nieto, jamás lo soportaría.

La última que tenemos es sobre del famoso aerolito que supuestamente cayó en un predio del ejido Lázaro Cárdenas de la jurisdicción de Ciudad Victoria, pero, pero, pero, que finalmente un investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM, Daniel Flores Gutiérrez, acabó con el encanto, ya que puso en claro que el avistamiento detectado en Nuevo León y rastreado en  el ejido mencionado de la capital del estado, no se trató de un aerolito sino de un bólido, los que viajan a través de la Tierra, pero no caen ni aterrizan y solo dejan pequeños fragmentos a su paso.

En lo personal el aerolito que para sorpresa de todos resultó ser un “bólido”, según el físico matemático y especialista en ciencias de la Tierra, nos dejó ver el basto desconocimiento que existe sobre de la materia, partiendo obviamente de son hechos ó fenómenos que ocurren “cada que viene el Obispo”, como decía mi abue en el rancho. Pero el bólido y no aerolito nos sirvió de distracción frente a la  pandemia del coronavirus.

En el Distrito Federal hay o había muy cercas de la Casa de la Moneda una sala de exhibición de aerolitos, abierta al público y de gratis, ahí nos maravillamos de tener frente a nuestros ojos auténticos aerolitos, con un peso desde cinco, hasta las 10, 15, 20 y 30 toneladas, ésté último del tamaño de un Volkswagen o “bocho”.

En cada uno de ellos había una etiqueta en donde las autoridades hacían constar la fecha, el lugar, su peso y hasta la hora en que llegaron a la tierra. Los hay de tierra y piedras, pero  estos que menciono eran de fierro, en unos cortes hechos exprofeso se puede ver que el metal es muy semejante al de los rieles del ferrocarril, incluso el color propiciado por el fuego. Pero aquí en Victoria, seguramente por la pandemia hasta hubo quien hizo negocio con los  desprendimientos del bólido.

Por cierto acaba de estar en México el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, atendiendo supuestamente la invitación que le hiciera el presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual lo recibió en la plazuela de Palacio Nacional.

De entrada pudimos observar que rumbo al templete Alvarado Quesada tuvo la intención de ir a saludar a los integrantes seguramente el comité de bienvenda, pero el mandatario lo invitó a seguirse frente y no lo hizo. Ya desde el templete ambos saludaron  a los presentes no más de 20 o 30 personas. Luego la banda de música tocó primero el himno nacional de México, después el de Costa Rica. Según nosotros primero debió haber sido el de Costa Rica, como una cortesía por ser el visitante, como gobierno y como país.

Pero para nosotros la gota que derramó el vaso fue que el presidente de Costa Rica cantó el himno de su país de punta a punta y el presidente de México no lo hizo, dicen que no es mexicano, nosotros desconocemos eso; pero, pero, pero, el colmo de los colmos es que Alvarado Quezada portaba el cubreboca que exige salubridad en todo el mundo, pero tampoco lo hizo el tabasqueño, emulando  a Donald Trump, al que por cierto el coronavirus ya le sacó un susto.

Nos reportan que la UAT a través de la Facultad de Medicina e Ingeniería en Sistemas Computacionales de Matamoros (FMEISC), continúa con  la entrega de equipamiento para la protección de Médicos Internos de Pregrado y Médicos Residentes que desarrollan sus actividades clínicas en hospitales de la entidad.

En ésta ocasión se hizo la entrega de éste apoyo en el Hospital General “Dr. José María Cantú Garza” de Reynosa, para los médicos internos pertenecientes a la FMEISC, así como a médicos residentes que están siendo avalados por la máxima casa de estudios en el estado.

En la ceremonia realizada en el Auditorio del Hospital General de Reynosa, estuvo el director de la Facultad de Medicina de Matamoros, Dr. Pedro Luis Mendoza Múzquiz, quien hizo entrega del equipamiento con la representación del rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Ing. José Andrés Suárez Fernández.

También se contó con la presencia del Sub director del Hospital General, Dr. Juan  Manuel Cerda Carreón y el subdirector de Educación, Dr. Adrián Arjona García, así como de funcionarios de la FMEISC, el Secretario Académico, Dr. Dionicio Enrique Martínez Saldaña y el Secretario Técnico, Dr. Francisco Javier Salles Mireles. Y vamos por más.

E-mail     [email protected]

[email protected]

 

Total Page Visits: 457 - Today Page Visits: 1

Comentarios