Columnas

Gratificante baja de la gasolina.

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza.

Gratificante baja de la gasolina.

Solo por el gusto de contemplar los rostros sonrientes y de alegría pero, también incrédulos y expectantes frente a los números electrónicos de la bomba dispensadora de combustibles, dialogamos con más de una veintena de automovilistas de varias gasolineras de la ciudad sobre la baja de 40 centavo en el precios del litro de la gasolina magna, que es la de mayor demanda.

Desde luego, las respuestas fueron más allá de lo esperado porque hubo de todo, en un escenario donde lo elemental fue que por fin el Gobierno de la República cumplió lo prometido y seguido de  una expresión de incredulidad, con la cual las personas dijeron hicieron ver que jamás pensaron que les tocaría vivir la baja en los precios de la gasolina, porque es algo que nunca había pasado en sus vidas.

Además, pensaron que jamás sucedería, porque cada sexenio el precio iba a la alza de manera irremediable, pese a las afirmaciones de los funcionarios de ejercer un mejor control en ese insumos que, quiérase o no afectaba la economía del país.

Unas seis personas consideraron que la baja de 40 centavos en el precio de la gasolina magna ocurrió porque habrá elecciones en 13 entidades locales en 13 entidades del país y que el Gobierno de la República quiere ganar, por ello echa mano de acciones que benefician a la economía de los mexicanos.

Otras voces expresaron beneplácito, lo que coronaron palabras como , “ya era hora que el Gobierno hiciera algo por las mayorías y dejara de preocuparse por las minorías cómodas que tienen secuestrado al país con sus intereses financieros.

Es  increíble la sensación que deja saber que pagarás menos por la gasolina dijo una señora que iba acompañada con sus hijos y que se dirigían a una reunión con sus padres y a los que comentó trataría de confundir con la fecha al decirles Feliz Día de los Inocentes, a lo que seguro ellos  responderían que será Feliz Año Nuevo, pero, insistiría, que de los Inocentes, porque bajó el precio de la gasolina y que, nada fue más agradable que confirmar que sí fue cierto el compromiso que se hizo luego de la concreción de la Reforma Energética.

Un hombre que se dedica a transportar carga ligera a la frontera de Tamaulipas, refirió que está gustoso por ello, sin embargo, debido a que él paga menos de nueve pesos por litro de gasolina magna en Matamoros, sabe lo que se siente echarle combustible al vehículo y que el dinero rinda más de lo que se tiene registrado en la cabeza desde antes de llegar a la estación de servicio.

Podríamos decir que hubo un sinfín de historias breves cuando se le quitaron 40 centavos al litro de magna, incluso, los despachadores de gasolina, nos comentaron que la gente se sorprendía de manera grata cuando les decían que era menos lo que pagarían y quizá fue en ese momento cuando decidimos acudir a cuatro estaciones de gasolina para dialogar con automovilistas.

A los que llegaron a decir que la reducción en el precio de la gasolina se debe a las elecciones de este año, una vez que se les hizo ver que son votaciones locales y no federales, como que dieron reversa a sus comentarios, sin embargo, sin embargo, trataron de sostenerse en lo dicho al aducir que como quiera el Presidente Enrique Peña Nieto quiere ganar en las 13 entidades.

También se les comentó que el compromiso de quitar los primeros 40 centavos al precio de la Gasolina se hizo desde el año pasado, cuando se aprobó la Reforma Energética y se acompañó con la determinación de bajar también el precio del gas doméstico, cosa que ya sucedió y que generó bienestar en la población.

Otra de las expresiones que encontramos tiene que ver con la duda de que el precio se quede con los 40 centavos menos y que la tendencia sea a reducirlo más, obvio, recapitularon al apuntar que, lo primero es lo primero, porque ya bajó casi el primer tostón.

Ver la cara de felicidad de muchos automovilistas, nos remontó a una escena propia de los niños pequeños cuando van por primera vez a la nieve, no saben que hacer, pero, la emoción que reflejan alcanza hasta para poner contentos a los papás, al percatarse que el costo de un viaje a donde hay nieve vale lo que costó.

Es tal el bienestar generado en la población, que hay quienes, hasta se imaginan que debido a la reducción ene l precio de la gasolina, bajarán las tarifas de transporte urbano y de taxis, en virtud de que estos, siempre usaban de pretexto el alza de los combustibles para elevar sus tarifas.

También se cree que pueden bajar los precios de algunos productos de la canasta básica y que el aumento del 4.2 por ciento al salario mínimo que entró en vigor a partir del pasado viernes primero de enero, podría rendir más, lo cual es inexacto, porque a nadie le alcanza para nada.

Las reacciones obtenidas en las personas con las que dialogamos sobre la baja en el precio de la gasolina, no fueron informados de las observaciones hechas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el sentido de que el precio podría fluctuar según los precios internacionales y que, así como bajó el primero de enero pasado, puede subir, bajar, subir y bajar.

Lo que la gente quiere es que, así como, el año pasado se mantuvo fijo, en 13,57 pesos, ahora se quede en 13.17 pesos por un buen tiempo y si baja más, mucho mejor, ya que, una de las cosas que dijeron los entrevistados es que, son demasiadas la promesas acumuladas durante décadas de que se contendría el precio de las gasolinas, que debemos disfrutar al máximo esos 40 centavos menos que cuenta el litro de la magna en estos momentos.

Desde luego, se les tiene envidia de la buena a los tamaulipecos que viven en la frontera, porque ellos pagan ahora 8.81 pesos por litro de gasolina magna, es decir, invierten 4.36 pesos en cada litro de gasolina que usan para llevar a cabo sus actividades ordinarias.

Poe cierto, cuando referimos al impacto del combustible en las tarifas del transporte público y taxis, este 2016 será el primer año que no podrán tener ese pretexto, lo cual antoja bueno.