Columnas

Gutiérrez Riestra, manos libres

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza

Gutiérrez Riestra, manos libres

Para que el luchador social, Guillermo Gutiérrez Riestra, haya abandonado la chamba que le dieron en la Comisión Nacional de Derechos Humanos como Coordinador Regional en Tamaulipas, quiere decir que las cosas al interior de esa dependencia están complicadas.

De algunas formas reclamó libertad para trabajar a favor de las causas de quienes requieren respaldo institucional para superar dificultades, pero, no se la dieron debido a que existen intereses de otro tipo y con los cuales no se identificó y prefirió cortar por lo sano, es decir, antes de enfrentare a quien fuera su jefa Rosario Piedra Ibarra.

Esto de los Derechos Humanos siempre tiene repercusiones a todos los niveles, hay quienes creen que la existencia de legislación específica y que el estado ponga a disposición de los ciudadanos una institución desde la cual pueda procurarse el respeto a los derechos humanos, es suficiente, aunque, la realidad es que es todo un ejercicio político y de abogacía, porque se trata de atender reclamos y de buscar el respaldo para que haya verdadero apoyo.

La atención a víctimas obliga a la observación de los derechos humanos, el trato que se da en las instituciones a las personas, las relaciones laborales en todos los ordenes y cada demanda planteada sobre la base de la Ley de Derechos Humanos requiere atención puntual y seguimiento oportuno, de lo contario, prevalece la idea de que los derechos de las personas son pisoteados y que, a pesar de la existencia de leyes y defensorías la satisfacción por los resultados es el gran pendiente.

Alguien comentó que cuando Gutiérrez Riestra dejó la gestión social para defender a sus compañeros y aceptó convertirse en funcionario federal, se había cambiado de borracho a cantinero y que, enfrentaría dificultades por su forma de ser y de ver las cosas en el terreno en materia de asuntos sociales y sucedió, de ahí que haya renunciado a la Coordinación Regional de Tamaulipas, cuya oficina está en la ciudad de Reynosa.

En el ámbito nacional, es posible que la conducción que lleva a cabo la señora Rosario Piedra Ibarra de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, no sea la adecuada y que, ante la confusión de que ella está allí por la lucha que dio su madre, doña Rosario Ibarra de Piedra a favor de los ciudadanos que sufren por la desaparición de familiares, les impida ver que se trata de una persona diferente, los resultados no serán al nivel de los esperados.

El ahora exfuncionario federal tendrá muchos más elementos para continuar en su tarea de apoyar a quienes son víctimas de las desapariciones y del atropello a sus derechos humanos, sin embargo, tendrá que actuar con prudencia, porque estar de nuevo del otro lado de la barra implica problemas y, la verdad de las cosas quienes colaboran con el luchador social, lo quieren al frente de ellos para resolver sus demandas y necesidades.

Es extraño, que sucedan este tipo de cosas, ya que, muchos suponían que la llegada de personas con capacidad para resolver en las instancias federales, podría sentirse la cercanía de la administración federal, sin embargo, cada vez son más quienes deciden salirse, aunque también hay a quienes sacan, porque buscan otro tipo de alternativas, como fue el caso del doctor Felipe Garza Narváez, quien dejó la Delegación de la Secretaría de Gobernación para atender un proyecto personal relativo a lograr una candidatura del partido del gobierno en las elecciones del año que viene.

Obvio, también sucede al revés, cuántos son quienes quieren que el Delegado del Gobierno Federal, José Ramón Gómez Leal deje el cargo porque no ha dado resultados y el hombre se mantiene en calidad de inamovible así no acuda al trabajo so pretexto de la pandemia.

Respecto a Gutiérrez Riestra, es seguro que dentro de poco pueda vérsele de nuevo en las calles y en las plazas púbicas para demandar la intervención de las autoridades en la resolución de derechos demandas sociales, porque ese es su fuerte.

Los otros.

El doctor Xicoténcatl González Uresti, despacha ya en una subsecretaría de Salud, en sustitución, del doctor Mario Encarnación Cantú, que es la misma en la que estuvo el doctor Américo Villarreal Anaya, quien durante mucho tiempo fue el jefe del alcalde con licencia de Victoria, porque juntos trabajaron en el Hospital General de Victoria.

Por sui lado, la alcaldesa María del Pilar Gómez Leal, presidió la sesión solemne del Cabildo con la cual se conmemoró el 270 aniversario de la fundación de Victoria y allí dio a conocer que sí se podrán hacer cosas interesantes a favor de la ciudad, porque hay recursos con los que se concluirá el año fiscal.

También dejó en claro que los funcionarios del Ayuntamiento que no estén a la altura de las nuevas circunstancias, podrían ser sustituidos, pero, de entrada deja ver la posibilidad de que algunos se queden. Obvio los hay que por solidaridad con su exjefe tienen que irse del cargo que ocupan.

En el Congreso del Estado, se reincorporó a su curul, en la cual tiene mucha chamba, el Diputado Arturo Soto Alemán, que estuvo fuera del edificio unos días, mientras pasaba el asunto de la designación por la Legislatura de la alcaldesa de Victoria, tras la licencia que solicitada por el alcalde electo en las urnas.

Desde luego, como es su estilo, el Diputado y ex aspirante por varias vías a la alcaldía capitalina, es decir por las urnas y por la urna del Congreso del Estado, adelantó que se alista para ser candidato a diputado federal por el PAN en Victoria, de manera que solo podría estar durante este periodo ordinario de sesiones y solicitar de nuevo licencia, así que, a su suplente Alfredo Vanzzini Aguiñaga, todavía le queda una posibilidad de convertirse en diputado local, aunque, fuera por un período ya que, si Soto Alemán no gana la Diputación Federal podría estar de nuevo en el Congreso del Estado a partir de junio del año que viene y todavía cobrar seis quincenas más el bono de salida, dado que, le invitarían a formar parte de la Diputación Permanente que se encargará de preparar la llegada de los diputados locales que ganan la elección del seis de junio.

El fantasma del Síndico del Ayuntamiento Luis Torre Aliyán, persigue al alcalde con licencia a donde quiera que vaya, porque ahora censura el hecho de que lo hayan dado de alta con un cargo en la Secretaría de Salud, en virtud de que los ciudadanos no estarán de acuerdo con ello.

Por allá en el sur de la entidad dónde el alcalde de Tampico, Jesús Nader Nasrallah se mantiene como favorito para la candidatura de Diputado Federal, bajo el supuesto de que, le dará la posibilidad de meterse con más fuerza a la pelea por la candidatura para la sucesión gubernamental del 2022, hablan mucho de que hay un proyecto para la alcaldía que cada vez cristaliza más y tiene que ver con el Diputado Edmundo Marón Manzur al que quieren ver como alcalde a la de ya.

Obvio, solo falta que los escenarios previstos por la dirigencia estatal del PAN que tiene a su cargo Luis Cantú Galván, se definan, ya que estos estarán en función de la productividad de votos que los prospectos a las candidaturas puedan generar y que se realizará con una proyección matemática.

Total Page Visits: 128 - Today Page Visits: 1