Columnas

HASTA RUSOS Y AFRICANOS

EL FRANCOTIRADOR

HASTA RUSOS Y AFRICANOS

Por Óscar Jiménez

Los albergues para migrantes en Tamaulipas ya están en crisis.

Pero están en crisis porque siguen llegando migrantes con el permiso del gobierno federal.

Haitianos, salvadoreños, guatemaltecos, hondureños, rusos, africanos, etc., llegan prácticamente todos los días a Tamaulipas.

El gobierno federal deja pasar migrantes rumbo la frontera norte, algunos hasta con permisos de trabajo, pero aparte de enviar a estos oriundos de tierras lejanas, el gobierno federal no manda dinero.

Hubo recortes presupuestales del gobierno de AMLO a muchos programas sociales y no se ha hecho cargo de los migrantes como debe ser, económicamente también.

El gobierno federal no se ha preocupado hasta el momento por enviar dinero para darles de comer tres veces al día a estos cientos y cientos de migrantes.

Están hacinados en los refugios, sí, pero lo están porque ya se rebasó el numero de migrantes para lo cual fueron construidos.

Y sí, otra vez, el gobierno de la república solamente dice en las declaraciones a la prensa que respetan los derechos humanos de los migrantes, pero no manda nada para pagar sus alimentos, cobija y medicación. “Mantener” a los migrantes es una política federal que le están dejando a los municipios y gobiernos estatales.

En Nuevo Laredo el gobierno municipal da refugio a cientos y cientos. Ha respondido positivamente a la llegada de migrantes. Pero ya no es posible, económicamente hablando, estar recibiendo a tantos.

El gobierno municipal de Nuevo Laredo les da refugio, de comer, etc., pero llegan cada día más, y eso provoca hacinamiento que puede generar problemas.

Como ya lo fue la semana anterior en que hubo pleito entre los mismos migrantes.

Ahora bien. Hace días tuve la posibilidad de visitar la ciudad de Nuevo Laredo, y vi que algunos migrantes ya andan de limpiavidrios en los cruceros.

La ciudad de Nuevo Laredo está a acostumbrada a que lleguen migrantes, pero no hay arcas públicas municipales que aguanten a cientos y cientos de extranjeros que necesitan techo, comida y qué beber medicarse cada día.

Y luego sin ayuda del gobierno federal, pues la situación es terrible. De hecho ya la autoridad municipal neolaredense dijo que económicamente ya no podían recibir a más migrantes.

Se espera que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador envíe dinero en un programa especial para migrantes, ya que eso es de carácter administrativo federal y no municipal.

Por cierto en mi viaje al puerto fronterizo de Nuevo Laredo pude constatar el buen trabajo que hacen los Ángeles Azules Tam en nuestras carreteras.

Primero me percate de su presencia en las carreteras de Tamaulipas y después vi como a varios conductores auxiliaban.

Vi que daban auxiliaron a un conductor antes de llegar al municipio de Hidalgo y uno más por allá despuesito del municipio de Villagrán.

Y otro más al salir de la autopista de cuota Monterrey-Nuevo Laredo, y pasando el anuncio de la llegada a Tamaulipas.

De esas camionetas inconfundibles “Ángeles Azules Tam”, y que efectivamente fueron como mandados del cielo para esos conductores que junto a sus familias se habían quedados varados en plena carretera por alguna avería en sus vehículos.

Bien por los Ángeles Azules Tam, pero por desgracia a veces no valoramos los servicios que presta esa dependencia de socorro estatal, sino hasta que estamos metidos en un lío automotriz.

Le digo que si usted necesita de un auxilio carretero hay que llamar al 911 y solicitar ayuda en las carreteras de Tamaulipas.

MAQUIAVELITO

…”Mientras que el gobierno (federal) condona el pago de luz y les da tarifa especial más barata a los tabasqueños que lo apoyaron (a AMLO); y regala dinero con programas clientelares; por otra parte recorta apoyo a pasantes de medicina y reduce presupuestos indispensables” (Marco Marres, periodista).

[email protected]