Columnas

Híper demanda en la UAT.

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza.

Híper demanda en la UAT.

A unos días de que en la Universidad pública del Estado termine sus actividades del ciclo escolar, incluidas las graduaciones en preparatorias y facultades, en todos los campos se llevó a cabo el examen de admisión para el semestre que comienza en agosto.

El rector, Enrique Etienne Pérez del Río, se reunió con los Directores de las Unidades Académicas, para repasar el asunto de la capacidad, con la idea de incrementar la inscripción en las carreras, en especial aquellas que tienen gran demanda.

Fueron más de 10 mil estudiantes que salieron de las preparatorias de la entidad, los que se solicitaron la oportunidad de presentar el examen CENEVAL, que se aplica bajo los criterios del Centro Nacional de Evaluación de la Educación Superior y que representa garantía de que los aspirantes a estudiar carreras profesionales tienen los conocimientos previos suficientes para ingresar a la Universidad.

Si hablamos de que la UAT tiene unas 24 Facultades, la lógica dice que podrían dar cabida a 100 alumnos cada una, lo que haría un ingreso de alrededor de dos mil 400 espacios.

El asunto es a donde van a parar los más de siete mil 500 que no logren entrar a la universidad pública, aunque lo obvio es que los padres de familia le busquen en las universidades particulares, lo que les llevará a hacer grandes desembolsos durante los cuatro o cinco años de duren las carreras profesionales.

Excelente sería que la Universidad Autónoma de Tamaulipas pudiera absorber toda la demanda de estudiantes que hayan pasado el examen de CENEVAL, sin embargo, no se trata de poder, sino que contar con maestros e infraestructura suficiente en todos los campus universitarios.

De acuerdo a los promedios de terminación de carreras, se estima que a nivel nacional de cada 100 estudiantes que ingresan a las universidades poco más del 50 por ciento salen, lo que implica en rezago en la preparación a nivel de licenciaturas, porque aquellos que por una y mil razones deben de abandonar sus estudios, es difícil que los retomen, por tanto se convertirán en ciudadanos que desaprovecharán oportunidades laborales mejor remuneradas.

El Rector de la UAT, contador Enrique Etienne Pérez del Río, en su comunicación permanente con los Directores de las Facultades, les ha pedido que la capacidad de la infraestructura educativa y la planta de maestros se aproveche al máximo, por tanto, en aquellas instituciones en las que pueda incrementarse la inscripción para las licenciaturas contará con el respaldo de la Rectoría.

Además, el reencauzamiento del personal que tiene un empleo como docente en las Universidad Autónoma de Tamaulipas, se hizo desde los primeros meses del actual rectorado, de tal manera que, quienes contaban con tiempo frente a grupo y no lo hacían, fueron conminados a incorporarse a su trabajo y aquellos que de plano no lo hacía, les fueron canceladas sus horas o sus contratos.

El Rector dice que la Universidad se ha reordenado en todos los sentidos, de ahí que los padres de familia de los jóvenes que pretenden ingresar a una licenciatura en las Unidades Académicas de los campus Universitarios de la UAT, consideren que pueda incrementarse la admisión de estudiantes, en el entendido de que, lo primero es tener pasado el examen CENEVAL y después cumplir con los criterios establecidos en la Máxima Casa de Estudios de Tamaulipas.

Más de 10 mil jóvenes que buscan entrar a la UAT, es un claro indicador de que la Institución es una gran opción para cursar la carrera universitaria, no pasar el examen equivaldrá a desperdiciar una oportunidad de oro en la etapa de la preparación profesional para la vida, incluso, no pasar el examen representa un enorme desafío para las familias que tendrá que ajustar su forma esquema, para que una parte de los recursos que entraran a los hogares deban de destinarse a pagar escuelas particulares, cuando el Estado da esa alternativa.

Los resultados del examen de CENEVAL que fue aplicado por estos días, serán dados a conocer a principios de agosto y estarán en la Internet y en las Facultades, para que, quienes hayan sacado el puntaje requerido puedan inscribirse en las Facultades a partir de los primeros días del mes venidero, según, un reporte dado a conocer por la Dirección de Servicios Escolares que tiene a su cargo el ingeniero José Andrés Suárez Fernández.

Los otros.

En varias ciudades de la entidad, los grupos priístas comienzan a dialogar para presentar propuestas que sirvan a la reestructuración con la que buscarán acercarse de nuevo a los ciudadanos.

Llama la atención que entre los grupos destacan los de jóvenes treintañeros que aparecerán en la escena política del tricolor, para solicitar espacios de expresión y de aglutinamiento.

Aunque todavía no es una fuerza que se haya manifestado, sí hay indicios de que le entrarán al diálogo con los manejadores del PRI, en el entendido de que representan lo que los militantes y las bases pueden querer, gente nueva, con ideas frescas que logren captar la atención de los ciudadanos para que vean que pueden darse pasos en firme para la transformación del PRI.

Desde luego, todo lo que llegue a la mesa donde se dialogue para ver que y como harán para que el PRI esté de nuevo en las preferencias de los ciudadanos, debe tomarse en cuenta.

Nosotros creemos que lo ideológico debe estar de vuelta en la escena priísta, pero, todo dependerá de las manos en que quede el tricolor.

Por lo pronto, aprender a ser oposición no será fácil. Eso sí, el primer paso ya se dio, reconocer que fueron derrotados por el PAN en las elecciones del pasado cinco de junio y que tiene listo en calidad de Gobernador Electo, a quien fuera el candidato a la sucesión, Francisco García.

Si quien maneje el PRI es el propio Rafael González Benavides o si lo hace Heriberto Ruiz Tijerina, Humberto Valdez Richaud, el Diputado Edgardo Melhem Salinas, Bladimir Martínez Ruiz, el Diputado Miguel González Salum o si de plano traen de nuevo al licenciado Ricardo Gamundi Rosas, la diferencia tiene que ser mayor apertura y concretar lo que el doctor Rodolfo Torre Cantú dejó de herencia en la política de Tamaulipas, escuchar a todo mundo, todo el tiempo que sea necesario y resolver aunque sea una de las necesidades planteadas por quienes expresan su confianza en los compromisos priístas.