Columnas

IMPROCEDENTE LA DESAPARICION DE PODERES EN TAMAULIPAS

[email protected]

IMPROCEDENTE LA DESAPARICIÓN DE PODERES EN TAMAULIPAS

 Rubén Dueñas

Es  improcedente la desaparición de poderes en Tamaulipas, Veracruz o Guanajuato, o cualquier otro estado, lo que aseguran especialistas del Tecnológico de Monterrey y de la Universidad La Salle; sostienen que la ley regulatoria de la Fracción Quinta del artículo 76 de la Constitución donde se le da el poder al Senado para desaparecer los poderes de algún estado, limita mucho ésta posibilidad.

Supuestamente ésta misma semana la Comisión de Gobernación del Senado de la República iniciaría el análisis de las solicitudes para desaparecer los poderes en Veracruz, Guanajuato y Tamaulipas, mismas que propusiéron los partidos, el Acción Nacional en el primer estado nombrado y Morena en los dos restantes. Pero a última hora la misma comisión aprobó el acuerdo de ampliar el plazo legal para emitir los dictámenes.

Es  público que la propuesta de la desaparición de poderes en los tres estados, hecha  por MORENA y el PAN no han encontrado eco entre los mexicanos, ya que no se suceden todos los días y por el contrario son relativamente contados los casos en los que la medida extrema se ha llevado a cabo.

Quizás por eso explican que la ampliación del tiempo legal que tiene como fín hacer un pronunciamiento con estricto apego al órden constitucional y con respeto al Pacto Federal, en razón de que la legislación actual marca un plazo de cinco días a la comisión a partir de haber recibido la solicitud para que formule un dictámen.

Consideran los senadores, incluso, que para pronunciarse sobre la procedencia o improcedencia de las solicitudes turnadas, deben allegarse de elementos que les permitan llevar a cabo un proceso más serio y responsable para cumplir con ello.

El marco legal señala que la desaparición de poderes ocurre cuando se abandone el ejercicio de sus funciones sin aviso a causa de fuerza mayor, generen conflictos que afecten la vida del  Estado, prorroguen su permanencia en el cargo o promuevan una forma de gobierno distinta a la que fijan los artículos 40 y 115 de la Constitución.  Lo que en ningún momento se ha dado en ninguno de los tres estados mencionados.

El acuerdo turnado a la Mesa Directiva para su aprobación, solicita tener un plazo indefinido, a efecto de emitir una resolución debidamente fundada y motivada, por lo que la próxima semana la comisión realizará una segunda reunión para continuar con la discusión. Lo que nos induce a creer que el caso de la desaparición de poderes se irá a la congeladora, por falta de sustento.

La última vez que el Senado de la República se dió el gusto de desaparecer los poderes en los estados de Guerrero e Hidalgo fue en los años de 1960 y 1975. Respectivamente.

Del caso que nos ocupa todo comenzó cuando el PAN  anunció que pediría la desaparición de  poderes en Veracruz, en donde gobierna MORENA con Cuitláhuac García. Los panistas acusaron que en ese estado se viola constantemente el Estado de Derecho y los niveles de inseguridad son alarmantes

Después de esto la fracción de MORENA amagó a los panistas con desaparecer los poderes en dos estados en donde gobiernan: Guanajuato, con  Diego Dinhue y Tamaulipas, con Francisco Javier García Cabeza de Vaca, supuestamente porque también viven una crisis de inseguridad.

Julio Jiménez, constitucionalista de la Universidad de La Salle, calificó la intención  de ambos grupos políticos como “un arrebato y una cortina de humo para ejercer presión legislativa”.

Por su parte Gustavo López Montiel, especialista del TEC de Monterrey, considera que el intento de ambas fracciones se quedará solo en solicitudes, “pero la guerra política entre el PAN y MORENA si podría traer resultados palpables en otras decisiones, como el  Presupuesto de Egresos que se discutirá en la Cámara de Diputados.

En lo personal y como analistas políticos vemos muy jalado de los pelos el que  MORENA vaya a presentar una iniciativa de reformas al Código Penal Federal y a la Ley General de Salud, para despenalizar en todo el país la interrupción del embarazo antes de las primeras doce semanas de la gestación.

No nos da risa, pero, pero, pero, como que el objetivo que se pretende alcanzar, sin haberles dicho antes a los mexicanos el por qué, no va a ser cosa fácil, ya que en actualmente en México el 82.5% de los mexicanos son católicos y los más de ellos Guadalupanos y  el tiempo que le queda a este gobierno de López Obrador nos parece insuficiente para cambiarles la mentalidad.

Las sectas religiosas que en los más de los casos tienen su sede en Estados Unidos tienen alrededor de 50 años de venir recorriendo las calles de México y visitando casa por casa para adoctrinarlos y llevarlos a su iglesia; en todo ese tiempo solo han logrado convencer al 17.5 por ciento de los mexicanos. Pero vamos a esperar para ver que  pasa porque López Obrador está ayudando a muchos en lo económico y el dinero ablanda más que el sebo, decía mi abue.

La Iglesia Católica sigue firme en su posición, asegurando el Arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera, que frente a éstas embestidas “la Iglesia siempre defenderá la vida en todas sus etapas”. Con  eso o más.

Cuando el hombre llegó a la luna, dijo  el  destacado periodista, Pedro Ferriz, al ver lo que por primera vez estaba viendo, “no se si llorar a ponerme a reír”. Estaba emocionado al igual que millones de mexicanos por lo que todos estábamos viendo vía televisión.

Algo semejante nos ocurre ahora a nosotros por la “ocurrencia”  del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que en nuevo arranque que acaba de tener reafirmó en el templo de la mañanera que se deben de suprimir los exámenes de admisión a todos los que quieren  ingresar a la UNAM, demás universidades o bachilleratos, para que nadie se quede sin  estudiar. Asegurando incluso que la educación no es un privilegio sino un derecho, el cual el Estado debe de garantizar.

Que lamentable que en el mismo arranque de la 64ava Legislatura del Congreso de Tamaulipas, el diputado local del PAN y virtual presidente de la Junta de Coordinación Política, Gerardo Peña, le haya hecho el feo a la diputada de MORENA, Cármen Lilia Cantúrosas Villarreal, a la que nos aseguran que desconoció como coordinadora de la bancada de MORENA. No era así la entrada, don  Gera llegó con  la espada desenvainada, malo el asunto.

En el bello puerto jaibo la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales-Tampico (FADyCS) de la Universidad Autónoma de Tamaulipas  (UAT) llevó a cabo la IV Semana de Derecho, denominada “Ma. Amparo Castillo Reyes”. El evento se llevó a cabo en las instalaciones del Aula Magna “Herman Harris Fleishman”  en el Centro Universitario Sur (CUS) y las instalaciones de la FADyCS, donde hubo conferencias, un panel de expertos y prácticas universitarias con la participación de Magistrados   y especialistas en las diferentes ramas del Derecho.

En la ceremonia  inaugural estuvo con la representación del rector José Andrés Suárez Fernández,  el director de Gestión Operativa del CUS-UAT, Edik Martín Rodríguez Camacho, acompañado por el director de la FADyCS,  Marco Antonio Cortina Saint André, además de representantes de autoridades municipales y funcionarios de la dirección del plantel.

E-mail     [email protected]

[email protected]