Columnas

La actitud

Tribuna

Por Javier Terrazas

La actitud

No fue un acto de masas como antaño, pero hubo buena convocatoria a la sede estatal del Partido Revolucionario Institucional.

Las anfitrionas, Susana Hernández Flores, dirigente estatal del Organismo Nacional de Mujeres del tricolor  y la presidenta interina, Aída Zulema Flores Peña.

El motivo, la conmemoración del 63 aniversario de la publicación de la reforma al artículo 34 de la Constitución, que establece igualdad entre el hombre y la mujer, por tanto el derecho al voto a ser electa.

Y es que en nuestro país llegamos tarde al reconocimiento a ese derecho de la mujer que en otras naciones empezó a finales del siglo XIX y a principios del XX.

Acudieron mujeres muy comprometidas con la causa tricolor como Bertha del Avellano de Cárdenas y  Susana Flores de Hernández.

Y una de las más veteranas del la familia tricolor, Eustolia Turrubiates Guzmán, hija de un líder agrario y quien ha sido una férrea y leal militantes de ambas agrupaciones.

Otra valiosa mujer en estas lides tricolores, Lucina Villanueva Rangel, tuvo una emotiva participación que combinó una buena reseña histórica, adornada con sus dotes de oradora.

Aunque hubo ausencias de algunas ex dirigentes del organismo de las mujeres priístas, las presentes se mostraron unidas, contentas, firmes en sus convicciones y pasión por el tricolor.

Todas las participantes, desde la presentadora Magaly Balderas, la dirigente estatal del ONMPRI Susana Hernández,  Lucina Villanueva que tuvo su cargo la reseña, Nayeli Ramírez con su intervención motivacional y el mensaje de la dirigente Aída Zulema Flores, así se manifestaron.

Por la actitud que mostraron las oradoras a la hora de sus turnos al micrófono y las aptitudes mostradas, algunas en el contenido, otras en la oratoria o en la sintonía con la concurrencia, no parecía ser un acto de un partido que ya no está en el poder estatal.

Mostraron las mujeres tricolores que tienen agallas para asumir con convicción y fortaleza en nuevo rol que corresponderá al PRI en esta etapa y que sabrán aplicarse a fondo para regresar en el corto plazo.

De la actitud de las oradoras y la respuesta del auditorio, algunos varones que desde hace semanas traen caras largas por la llegada de los “vientos de cambio”  a las estructuras del poder,  recargaron sus pilas.

Con otra actitud salieron de ahí el ex dirigente estatal del PRI y ex presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Ramiro Ramos Salinas, quien acudió con su esposa la ex alcaldesa de Nuevo Laredo, Mónica García Velázquez.

También salió con un mejor semblante el dirigente estatal de la CNOP Efraín de León León, quien se reparte entre su responsabilidad como líder del sector popular en ésta capital y sus tareas empresariales en Valle Hermoso.

   De las legisladoras locales estuvieron de Río Bravo Copitzi Hernández García y Amelia García Velasco de Reynosa.

  Esperemos éste grupo de lideresas y luchadoras sociales del tricolor abreven de aquellas gestas en que en otras circunstancias y contextos más adversos e incluso de sobrevivencia, conquistaron las banderas que hoy se enarbolan.

  Los retos políticos son mayúsculos. De la actitud y aptitudes que desarrollen en unidad interna y en armonía con los varones, sin pleitos estériles, dependerá el éxito en el mediano plazo.

Reivindicarse en el 2018, fue el compromiso en voz de su dirigente estatal.