Columnas Titulares

LA ALIANZA LETY-BALTA-CANTUROSAS, VA POR EL PODER

CUADRANTE POLITICO

POR FERNANDO ACUÑA PIÑEIRO

LA  ALIANZA LETY-BALTA-CANTUROSAS, VA POR EL PODER

La reciente renuncia del diputado panista Juan Martín Reyna, para  sumarse a la candidatura  de Baltazar Hinojosa  Ochoa, es una clara muestra  de que  la alcaldesa matamorense Leticia Salazar, mantiene mayores coincidencias con el  abanderado priísta, que con Cabeza  de Vaca.

Los hechos hablan. Pero  no se trata de una sorpresa, sino de algo perfectamente explicable, después de  que la candidatura interna  de CV, dejó  muy lastimado el escenario  del panismo en Tamaulipas. El hecho de haber pasado por encima de los dos alcaldes blanquiazules más poderosos, e ignorarlos como fuerza política, está generando consecuencias,  de  gran consideración.

Aun y cuando nunca se va a aceptar  de manera formal, la verdad es que  existe una alianza de facto entre  Balta, Lety  y Carlos  Enrique  Canturosas. La  razón es evidente: de llegar Cabeza  a la gubernatura, a los primeros  que va a sacar  del juego político, va a ser  a  Lety y a Canturosas. En cambio, un triunfo de Baltazar, les permitirá fortalecerse,  reposicionarse en el PAN, y buscar  la candidatura de la alternancia,  en el 2022. Si BH  derrota a CV en Reynosa, en Matamoros y en Nuevo Laredo, eso podría ser la clave, para inclinar la balanza.

¿Así, o lo explicamos  con palitos?

EN COMUNICACIÓN SOCIAL, HAY UN SOLO EQUIPO: DICEN LOS DE BALTA–

Ante cierta confusión que se ha generado, a raíz  de   la llegada  de Memo Martínez  al  equipo  de campaña de Baltazar Hinojosa, gente cercana al candidato  aclaró ayer lo siguiente:

 “Memo  es corredor  de  la estrategia de  comunicación  y su  trabajo se ubica junto a Antonio Martínez  Torres  y  Oscar  Luebbert  Gutiérrez. Y  el “Doc”  Felipe  Garza  Narváez, sigue como Director  de Operación, en la comunicación de la  campaña”. Es el que va a andar todo este tiempo, con el candidato en las giras. En síntesis hablamos  de un solo  equipo, que no deja espacio  a la duda o a las confusiones”.

TAMAULIPAS, ¿BENDICION GEOGRÁFICA O MALDICIÓN SOCIAL?

Este pedazo de tierra mexicana,  bautizada con el nombre  de Tamaulipas, y cuya etimología huasteca,  revela, por alguna razón, que nuestros ancestros rezaban mucho, es uno de los estados con  mayores recursos, y mejor ubicados del país. Con una extensión de 78 mil, 380 kilómetros cuadrados, figura entre las siete entidades más grandes de la república.

Cuenta con una longitud costera  de 439 kilómetros. Tiene 400 kilómetros de frontera con Estados Unidos  y es la que ostenta  la mayor  infraestructura vinculada a la economía global. Sin abundar en detalles, diremos que tenemos el liderazgo en materia de  comercio exterior. Existen bellos e interesantes motivos, para sentirnos orgullosos de ser tamaulipecos. Sin embargo….algo ocurre, que los que nacimos aquí, y los que han llegado para asentarse, vivimos en el miedo y en la zozobra.

¿Qué está pasando? ¿Cuál es el origen de nuestros males? Para  responder a esta pregunta, necesitamos despojarnos de todo ánimo partidista. Pensar como ciudadanos, y no como burócratas o políticos.

La respuesta  de lo que ahora ocurre en nuestro  querido estado, tiene  orígenes complejos, relacionados con un sentido de lucro y de ganancia ilícita, de contrabando, entendido como la compra y venta de mercancías ilegales. Dicho concepto se inscribe en la jerga del derecho penal económico. Bajo esta dinámica, el ardid y el arreglo a trasmano, terminaron por imponerse sobre otras formas decentes, y progresistas  de ganarse la vida.

No  es ocioso decir que, nuestro  envidiable privilegio geográfico, es al mismo tiempo nuestra maldición social. Esa  circunstancia  tamaulipeca, favorable  al mercado negro  ha empeorado  en los últimos  40 años.

Del  wiski y otras bebidas, pasaron  a  la  mariguana  y  posteriormente  a la cocaína. Pero ahora, esa  realidad estrictamente lineal y regionalizada,  ha degenerado en algo más terrible, comparado a una enfermedad cancerosa, invasiva  de toda la entidad. Empresarios, clases medias y clases bajas, han resentido  los estragos del miedo y de la violencia. Los pueblos y ciudades, padecen de la injusticia y la impunidad. En resumen, lo que antaño se veía como una ruta definida del comercio ilícito, degeneró en el sojuzgamiento y la humillación generalizada  del alma social.

UN  EXTRAÑO PAIS LLAMADO  MEXICO

Mientras  que en  Argentina, las autoridades  tienden un cerco judicial  sobre la ex presidenta Cristina Fernández;  mientras que en Brasil, la Presidenta  Dilma Rousseff  está a punto de  ser enjuiciada, aquí en  México,  todo huele  a parodia política  y  a conciliábulos relacionados con la impunidad, en el ejercicio del poder.

Priistas  y panistas, disfrutan  de  total absolución. Pese a sus  graves  excesos, a personajes como Carlos  Salinas, Ernesto  Zedillo, Vicente Fox  y  Felipe  Calderón nadie los molesta.

¿Qué decir de Peña Nieto? ¿En el 2018, habrá un terso  relevo de sexenio?