Columnas Titulares

¿La mano de la justicia alcanzará a Egidio?

¿La mano de la justicia alcanzará a Egidio?

  • Exigen los tamaulipecos dejen de proteger EPN y el PRI al exgobernador.
  • El neolaredense Oscar Villa, titular de la COEPRIS de Tamaulipas.

A diferencia del status que guarda el caso de Javier Duarte De  Ochoa, recién “licenciado” como gobernador de Veracruz, es a éste último, todavía lo cubre el manto protector del hasta la culminación de su mandato constitucional el día 30 noviembre, pero Egidio Torre Cantú si puede ser llamado a cuentas por la devastación que dejó en Tamaulipas.

Vamos por partes, Duarte, no obstante que el miércoles 12 de octubre, presentó ante el Congreso del Estado de Veracruz, una licencia para separarse de su cargo como titular del Jefe del Ejecutivo, por aquello de los recovecos legales, no le podrán echar el guante.

thumbnail_agustinbanner

Palabras más o palabras menos, así resumió el senador del PRD, Miguel Barbosa, al aclarar que Javier Duarte de Ochoa, con la licencia, no pierde su fuero y se fue tranquilamente a su casita o a donde le plazca.

Todo esto es porque según el marco legal, quienes piden licencia y fueron electos por el voto popular, mantienen su fuero y Duarte, el cual lo conservaría y concluiría el 1 de diciembre del presente año.

Pero a Egidio Torre Cantú, que recién concluyó su término constitucional como gobernador de Tamaulipas, el pasado día último de septiembre, si podría ser llamado a cuentas, simple y sencillamente, porque ya no tiene fuero.

Exigen los tamaulipecos dejen de proteger EPN y el PRI al exgobernador

Bajo la consigna de que “o todos coludos o todos rabones”, la sociedad tamaulipeca exige tanto al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y al presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, que le retiren la protección que a todas luces, le están brindando al exgobernador de Tamaulipas.

Porque si a Javier Duarte, desde hace muchos meses, EPN le aplicó toda la animadversión y Enrique Ochoa decidió expulsarlo del tricolor, no porque fuera inocente, sino todo lo contrario, pero como que la vara que están midiendo a Duarte, no la están aplicando contra otros de su misma especie.

Porque a Duarte, en los últimos meses de su gestión como gobernador, Peña Nieto le aplicó de manera muy dura la ley del hielo y a Egidio, que dejó un tiradero de escándalo, todavía antes de concluir su mandato, el presidente lo palmeaba y le daba abrazos muy efusivos.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero no obstante que Egidio entregó pésimas cuentas al Partido Revolucionario Institucional, al entregar por primera vez la gubernatura a un personaje de diferente partido, con una inseguridad galopante y una deuda todavía no aclarada pero se afirma que es de más de 20 mil millones de pesos.

Otro asunto es que ante su ineptitud para gobernar, dejó que las garras de sus principales colaboradores que traían uñas hasta en los sobacos, como la de su super asesor y operador político, el errático coordinador general de comunicación social, Guillermo Martínez García, salieran multimillonarios, totalmente amparados en la impunidad.

Así que la indignación popular está en su punto más álgido y exigen que quienes saquearon a Tamaulipas, sean enjuiciados y que la mano de la justicia los alcance, principalmente a Egidio… ¿Será mucho pedir?

El neolaredense Oscar Villa, titular de la COEPRIS de Tamaulipas.

Pasando a otro tema más agradable, tenemos que el médico neolaredense, Oscar Villa Garza, este jueves 13 de octubre, quedó con toda justicia integrado al gabinete de Francisco Javier García cabeza de Vaca, como titular de la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios COEPRIS.

Ya con este, son dos neolaredenses que ocupan posiciones de alta responsabilidad dentro del gabinete del Gobernador de Tamaulipas, porque aunque la Secretaria de Trabajo y Asuntos Jurídicos, María Esthela Chavira Martínez tiene mucho años radicada en Nuevo Laredo, ella nació en Ciudad Mante. El otro neolaredense, es el Subsecretario de Bienestar Social, para la Zona Sur del Estado, Ernesto Ferrara Theriot.

El doctor Villa, durante el periodo aspiracional de Cabeza de Vaca, fue leal y congruente con este proyecto, al grado de recibir andanadas mediáticas de los canturrosistas, bloqueos y hasta insultos por no haberse alineado con el expresidente municipal de Nuevo Laredo, Carlos Canturrosas Villarreal.

Como la fortaleza que le da ser un hombre bien nacido, no sucumbió ni a los ofrecimientos malsanos, mucho menos se doblegó ante los arteros ataques del “fuego amigo”, que querían malograr la alternancia política en Tamaulipas. Con esto demuestra Cabeza de Vaca que es un hombre justo y da a cada quien solo lo que merece.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación de ideas, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónico librealbedrio57@gmail.com