Columnas

La necesaria alianza del PAN y sus candidatos

RESEÑA POLÍTICA

Juan R. de la Sota

La necesaria alianza del PAN y sus candidatos

El  dos de junio habrá juego electoral en Tamaulipas, para elegir o reelegir diputados del Congreso del Estado, por lo que en próximos días se presentarán las correspondientes renuncias o solicitudes de licencia de varios funcionarios a fin de registrarse como candidatos de los diversos partidos políticos, los cuales deberán seleccionar a los mejores hombres y mujeres, pues será una competencia difícil, movida y cerrada, si es que quieren salir victoriosos.

Ya renunció Héctor Escobar Salazar, a la titularidad de la Secretaría de Educación de Tamaulipas, quien buscará la candidatura diputado local por el Partido Acción Nacional (PAN) por el Décimo Distrito  electoral con cabecera en Matamoros.

Con la salida de Escobar Salazar, son varios los funcionarios que dejan la función pública por diversos motivos,  entre los que figuran, Jesús Antonio Nader Nasrallah, de la Secretaría de Administración; María Gabriela  García Velázquez, de Finanzas; Carlos Walterio Talacon Ostos, de Desarrollo Económico; Gonzalo Alemán Migliolo, de Desarrollo Rural; María Isabel Gómez Castro, de Turismo; Lydia Madero García, de Salud y Luis Felipe López Castro, de Seguridad Pública.

Seguramente, se registrarán más renuncias o permisos de funcionarios estatales, federales y municipales, con el fin de participar en esta elección para la renovación del Poder Legislativo de   Tamaulipas. Esta contienda sólo será para elegir o reelegir diputados.

Héctor Escobar, es un joven político que ha expresado su interés por servir a los tamaulipecos desde la máxima tribuna del Congreso del Estado, pero para lograrlo, tendrá que trabajar bastante, cercano a la gente, con actitud sencilla y humilde, pues así podrá ganarse la confianza y el voto de los ciudadanos, porque tiene que tomar en cuenta que tendrá enfrenta a adversarios muy populares que darán la batalla electoral.

Si Escobar   Salazar y el PAN ganan la mayoría de los 22 distritos electorales, el ahora ex titular de la SET, sería u fuerte candidato a presidir la Junta de Coordinación Política  y al grupo parlamentaria del instituto político blanquiazul en el Congreso de Tamaulipas.

Aunque no debería estar muy confiado, porque en la elección también participará como candidata del PAN, para buscar la reelección la diputada  Nohemí Estrella Leal, quien ha demostrado capacidad, experiencia, sencillez, humildad, trabajo, orden  y sensibilidad para convertirse en líder del Poder Legislativo de Tamaulipas.

Menciono lo anterior, toda vez que  la legisladora Estrella Leal, ya anunció que se registrará  en las oficinas del  PAN, para buscar la reelección por el Distrito 13 con cabecera en San Fernando, quien afirmó  que será acompañada por líderes de diversos partidos políticos.

Dijo que cuenta con el respaldo  de la ciudadanía de 13 municipios, además de los presidentes municipales y aseguró que esto es posible a que no nada más trabaja en campaña , sino siempre lo ha hecho, al visitar a la gente en sus casas, tener las puertas abiertas de su casa y su oficina de gestoría, pero lo más importante contestarle el teléfono  a todos para escucharlos y atenderlos.

Y decimos que podría nombrarse nuevo Presidente de la Junta de Coordinación Política, si los candidatos del PAN ganan la mayoría de los distritos, porque el actual Presidente del Congreso, Glafiro Salinas Mendiola, podría no buscar la reelección.

La dama Nohemí Estrella y Héctor Escobar, tendrán que trabajar casa por casa para convencer a la gente que sus propuestas son las mejores, que son las que van a defender los derechos e intereses  de los ciudadanos, que son las que van a gestionar beneficios a la gente y que son las    que impulsarán el desarrollo de las ciudades y mejorarán las condiciones de vida de las familias y todos los sectores sociales.

Si aplican   un plan de acción que le guste a los electores y establecen compromisos claros y serios, ganarán las elecciones, pues los candidatos de MORENA, el PRI y otros partidos, son desconocidos, al contar con escaso trabajo entre la ciudadanía.

El PAN ya abrió el periodo de registros de precandidatos, presentando sus aspiraciones para la candidatura a diputados locales  por el distrito 21 y 22  con cabecera en Tampico  José Morón Manzur y Rosa María González Azcárraga.

Cambiando de tema, el Partido Acción Nacional, tiene que establecer un pacto o alianza con el PRI, PANAL y otros partidos políticos, con el fin de poder ganarle al Partido Morena, pues de no hacerlo, según las opiniones de algunos longevos políticos, de jugar sólo Acción Nacional perdería la elección.

Aunque las actuales políticas federales no le han cumplido todas sus promesas a los mexicanos, si han ganado popularidad los políticos morenistas, lo cual les redituará votos a favor del partido Morena.

Bueno,  si el PAN, por sus principios, ideología y otras normas de sus estatutos, no le permiten formalizar      lianzas, pues al menos debería invitar para que lo abanderen como candidatos a los priistas,      panalistas, petistas, entre otros, con mayor popularidad, porque jugar sólo, iría a una competencia con olor a derrota.

En otro asunto, los políticos del gobierno federal, cuando no estaban en el poder, siempre demandaron juego electoral limpio, transparente, con igualdad, por lo que ahora que representan a las oficinas gubernamentales debería promover se practique esto y que tanto demandaron.

Aludo lo anterior, pues no se debe utilizar una juego electoral para la venganza política ni personal, ni para satisfacer intereses de grupo ni personales abusando del ejercicio del poder, pues los políticos morenistas han dado muestras de querer utilizar el poder público para satisfacer caprichos, deseos y malas intenciones personales que afectan a las instituciones públicas y por consecuencia a la sociedad.

Es decir los funcionarios  del Gobierno Federal deberían actuar otorgando a Cesar lo que es del Cesar y a           Dios lo que es de Dios.

Los chantajes, presiones y venganzas, nada beneficia en la función pública y si se practican el único afectado es el pueblo.

Por eso todos los representantes del Gobierno federal no deben meter las menos en el proceso electoral, tienen que respetar el marco jurídico y la voluntad popular. El próximo proceso electoral es un   juego de los tamaulipecos y el Gobierno Federal debe permitir a todos los actores y electores     ejercer libremente su derecho al voto, sin presiones ni chapuzas, pues de lo contrario no estarían practicando una auténtica democracia, como muchos años la demandaron los políticos que ahora ocupan importantes cargos en el Gobierno de la República.

Particularmente el Senador Ricardo Monreal, no debe intervenir en el proceso electoral para elegir diputados, pues acostumbra a jugar sucio a través de discursos falsos y ofensivos para favorecer a los candidatos de su partido Morena, los cuales en nada han ayudado al pueblo tamaulipeco.

El dato: El PRI debería deshacerse de los longevos políticos que mucho daño le están haciendo. Ya tiene que sacudírselos, jubilarlos, retirarlos, agradecerles sus servicios, ubicarlos donde no sigan     generándole perjuicio y tomar en cuenta a jóvenes políticos que cuentan con gran experiencia en cuestiones políticas, legislativas  y en la terea gubernamental. Hay políticos con gran popularidad, honestidad y      vocación de servicio transparente en Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa, Tampico y Victoria. Es necesario que el PRI entierre el compadrazgo, amiguismo, influyentismo y el favoritismo, de lo contrario se acercará más a la tumba política.

Correo: jrdelasota@hotmail.com

 

 

 

Comentarios