Columnas Titulares

La reelección municipal, un tema espinoso

ESCENARIO POLÍTICO

Por Marco Antonio Torres de León

La reelección municipal, un tema espinoso

En El Mante al alcalde JUAN FRANCISCO LEAL GUERRA aún le queda mucho por hacer.

Aunque a 7 meses de haber iniciado su gobierno, ya dio muestras de capacidad y ganas de seguir gobernando.

Facultado por la constitución política el presidente municipal mantense puede recurrir si él quiere a la figura de la reelección ya que la reformada ley electoral lo permite, y entrara en vigor justamente en el año 2018.

El presidente municipal trae agenda llena diariamente. No frena su avance.

La posibilidad de reelegirse para él está latente, viva más que nunca.

La verdad no se da abasto pues cumplimenta cada punto de agenda, hasta el final.

En el mismo municipio acude a tres o cuatro puntos diariamente, hecho que si se traduce al terreno de la política y al plano electoral,  significa poder y empatía con el electorado.

Significa la posibilidad de ser apoyado y votado en el próximo proceso electoral.

Ahora bien, suele ocurrir que los peores enemigos en política viven en casa, comen en casa y creen que su lengua es imbatible según esto por formar parte del grupo de poder.

Más no deben estos olvidar que el poder es temporal.

A veces a conveniencia desconocen a la fuerza moral que los dirige, el propio presidente municipal. Y juegan con deslealtad contra él.

Por eso es bueno que el presidente municipal les lea la cartilla a quienes temporalmente trabajan  junto con él y no trabajan si no grillan, para que aterricen de sus sueños de eternizar su poder.

El presidente municipal no se cansa pues es un hombre de praxis adhoc al tiempo que se vive.

Ha sacado juventud de su pasado.

No debe permitir que nadie le destruya lo construido.

Es cierto que el mero hecho de que LEAL GUERRA el alcalde sea considerado como posible candidato a reelegirse hiere susceptibilidades pues está visto que en el PAN varias vertientes anhelan heredar el poder.

Pero de esto no tiene culpa el presidente municipal sino los escenarios duales.

Sueños hay muchos, solo es cuestión que cada quien los dosifique.

Sobre todo deben respetar al poder del momento, a JUAN FRANCISCO LEAL GUERRA, y no jugarle las contras.

Tampoco se vale la traición pues hay quienes están laborando en los primeros círculos de confianza del alcalde, entiéndase desde Secretarías de su gabinete, y aun así van a los eventos de otros aspirantes.

Es este primer círculo de avorazados que enrarece el ambiente.

Y traicionan la confianza del alcalde. Y aun así cobran.

Cambiemos de tema.

No sabemos qué le pasó al director de Comunicación Social del Ayuntamiento de El Mante, ALFREDO GARCÍA BECERRA, quien aparentemente peca de inocente al intentar dar doble uso a un grupo de trabajo dirigido y usado por periodistas con criterio.

Alfredo García Becerra intenta dar instrucciones generales que rayan un tanto en lo absurdo.

Primero les pide: “Con la finalidad de dar seguimiento a sus comentarios y publicaciones se les pide por este medio remitir los enlaces correspondientes”.

Esto, cuando se supone que en Comunicación Social hay gente entrenada para detectar publicaciones oficiales del Gobierno Municipal, quien a la vez lo hacen llegar a las personas adecuadas.

Luego escribe  15 minutos más tarde: “Se les hace el recordatorio a quienes tienen compromiso con el gobierno municipal de cubrir actividades de la agenda oficial”.

Esto último parece ser tajante y de perfil coersitivo, no dando lugar a la aplicación de criterio.

Parecería que Alfredo García Becerra desconoce que en el periodismo moderno hay jefes, editores, patrones y colaboradores. Son estos últimos quienes en última instancia acuden a cubrir los eventos.

Y al llegar a redacción donde se hallan los jefes o editores, los ponen al tanto de lo que ocurrió.

No deben generalizarse las órdenes.

El Mante no es un ejido, un rancho o un pueblito.

Es una cabecera de distrito y por si acaso  alguien lo desconoce, es el municipio del sureste de Tamaulipas con mayor número de habitantes, municipio de toral importancia políticamente hablando..

El jefe de prensa de cualquier municipio importante al mismo tiempo, tiene un quehacer muy digno de su nivel, y es el de citarse –como parte de su tarea profesional- con plumas importantes de su comarca y así trazar estrategias de comunicación que realcen mediáticamente imagen o perfil de un político o un alcalde.

Así pues, creemos que lejos está García Becerra de haber descubierto el hilo negro del periodismo.

Por el contrario.

Además una cuenta de whatsapp es asimismo insegura y queda expuesta para ser replicada a amigos o enemigos, con las consecuencias peligrosas que esto significa.

Amén de que en general se desconoce el estatus económico  de cada miembro, pues bajar y subir contenido de páginas web por whatsapp en general quita y resta kilobytes o megabytes a los usuarios en general.

El solo texto en cambio sí resulta más aceptable pues no grava demasiado a los usuarios.

Confiamos en la experiencia del periodista Alfredo García Becerra, y ojala salga bien librado de cualquier prueba.

Una cosa sí podemos decir a favor del cargo que nuestro amigo detenta, y es enriquecer su currículo profesional ayudado en las relaciones públicas y humanas.

No basta coincidir en un café por mera circunstancia y saludarse con  monosílabos; sino deliberadamente citarse con periodistas y hablar profesionalmente de temas que atañen.

Pasemos a otro asunto.

ALEJANDRO GUEVARA COBOS el mantense difícilmente da paso sin firmeza.

Atacado por hombres acostumbrados a la traición lingual, tan perniciosa como la física, el mantense continua su trayectoria y hoy alza la voz para hacer un par de aclaraciones.

Los temas tienen que ver con sucesos ocurridos en los últimos días, donde un maremoto de confusión intento apoderarse del ambiente político.

Declara que no patrocina a ningún priista que quiere dirigir al PRI pues hacerlo es tanto como desdecirse.

Las trampas en política son normales. Y por tanto no deja de ser un comentario de mal gusto que se diga que patrocina los sueños de poder ajenos, en este caso de Luis Enrique Arreola Vidal, quien quiere dirigir al PRI

Broma de mal gusto pero que le da magnitud al poder de enemigos que por desgracia no tienen más quehacer.

Alejandro  Guevara Cobos por tanto aclara: “La fuerza de la unidad lo da la responsabilidad y la prudencia. Cada quien es responsable de sus dichos y sus hechos”.

Dejo bien asentada esta afirmación, “yo no patrocino a nadie. Y se debe privilegiar la unidad”.

Bien, por hoy es todo, hasta pronto.