Columnas

Las armas destruyen

David Ed Castellanos Terán

@dect1608

Las armas destruyen

Sembrando la muerte a su paso en cada kilómetro, en cada país por el que pasan, las armas que se compran legalmente en Estados Unidos son la principal pólvora de la explosiva y mortífera guerra en México y Latinoamérica. Millones de muertos a causa de un negocio legal venido desde el otro lado del río Bravo.

A pesar de que, supuestamente las armas de fuego son únicas y pueden identificarse por su número de serie, jamás hemos sabido de alguien que haya sido capturado en Norteamérica por comprar un lanzamisiles  utilizado por los cárteles mexicanos en la lucha contra las Fuerzas Federales, o una AK-47 adquirida por La Mara, en Centroamérica… Es verdad, seguramente antes de cruzar la frontera les tallaron el número de serie y quedaron sin rastro, ruta, y registro.

Estas armas que ponen en riesgo a los ciudadanos, tanto de Estados Unidos, como México, y demás países del continente americano, no son de importación exclusiva de los cárteles, dicha actividad ilícita cruzando la frontera gringa, que pone en riesgo la seguridad ciudadana también llegan a ser utilizadas para los delitos políticos, así como feminicidios, asesinatos, robos y asaltos a mano armada.

Por eso el gobernador de Tamaulipas, en el noreste de México, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, urgió al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y Donald Trump, presidentes de México y Estados Unidos, poner un alto al armamentismo, esto, en la ceremonia de destrucción masiva de armamento donde mil 111 armas largas y 517 cortas, quedaron desactivadas.

Cabeza de Vaca, alentó a la población en general evitar el uso de armas, pues dijo que una sola arma en la calle significa peligro para muchas personas; por tal motivo, subrayó que no se cansará en señalar que la violencia en nuestro país está siendo alimentada por el contrabando de armas adquiridas en los Estados Unidos de América, haciendo un llamado enérgico a las autoridades federales con injerencia en el tema, para que apresuren las acciones locales e internacionales que abatan el tráfico ilegal de armas, en el entendido que las armas que llegan a México, no cruzan por las aguas del río Bravo, sino por las aduanas de nuestro país de manera impune.

Por su posición geográfica, Tamaulipas durante su historia ha lidiado con el narcotráfico desde los tiempos del “señor de los cielos”, cuando la fayuca era el negocio de los ahora burreros, mismo motivo por el cual Tamaulipas, en palabra del gobernador se reporta listo, para seguir desempeñando lo mejor posible, la parte que le corresponde para solucionar este problema, cuyas raíces dañan la estructura social de ambas naciones, y el resto del continente.

Iniciativa Mérida, Rápido y furioso, besos y abrazos… intervencionismos o no, mientras sea más fácil cruzar armas de Estados Unidos a México, y éstas recorran cada entidad hasta llegar a Guatemala y a cada nación de Centro y Sudamérica para matar americanos, todo estará igual o más jodido.

davidcastellanost@hotmail.com

 

 

Comentarios