Columnas

LAS CONFESIONES DE JUAN GABRIEL

POSDATA

GASTÓN ESPINOSA GLZ.

LAS CONFESIONES DE JUAN GABRIEL

Son un pasaje al submundo de las redes.

Es una pequeña muestra de que las elecciones del 2021 (y las del 2022) ya comenzaron.

Algunos aspirantes han sucumbido al perverso encanto de las redes sociales y sus campañas negras.

Lejos de elegir a un buen equipo de trabajo, se han encaminado por golpetear y esconder la mano aprovechando los espacios que peligrosamente brindan las redes sociales y en especial, Facebook.

En Ocampo, uno de los aspirantes panistas a la presidencia municipal por el Partido Acción Nacional, fue “balconeado” por uno de sus cercanos colaboradores precisamente en esa red social.

Se trata de capturas de pantalla que revelan diálogos entre el panista y también secretario general de la CNPR de El Naranjo, con uno de sus colaboradores, a quien da indicaciones, para seguir atacando a sus adversarios.

Los mensajes son unas auténticas confesiones de Juan Gabriel Vázquez, sobre las campañas de lodo que hay en contra de panistas, priistas y gente de Morena, que pudiera estorbarle en su camino a la presidencia municipal, e incluso, se atreve a confesar que tiene el respaldo de funcionarios de primer nivel en el gobierno del estado.

En las conversaciones Juan Gabriel da indicaciones para que se arme una campaña contra Paco Montelongo, Chago Chiu y Alejandro Banda, además de burlarse de ellos. “Surte a Paco (Montelongo) di que no hubo sana distancia, que no regalaron cubrebocas, ni siquiera Ramiro dio unos pañuelos para protección”, escribe Gabriel Vázquez a un joven. En otros mensajes, asegura que tiene la protección de un alto funcionario de gobierno del estado y de que esa campaña se la atribuirán a Melchor Budarth Báez.

El aspirante panista a la alcaldía de Ocampo, fue identificado en esas conversaciones como “Packo Alonso” un usuario de redes sociales que ha denigrado a la administración de Jesús Ávalos Puente, a regidores y a políticos panistas.

Lo que aquí ocurre es apenas una pequeña muestra de las campañas de drenaje que han decidido lanzar algunos aspirantes en contra de sus adversarios, a través de los vacíos legales que existen en las redes sociales. Es lamentable que el propósito de algunos aspirantes sea el ofender para ganar espacios, lejos de mejorar sus proyectos o sus vínculos con la ciudadanía.

PD: Lejos de dar alguna declaración para probar su inocencia, el aludido colgó un video en Facebook en la que a bordo de una cuatrimoto se dirige a una comunidad a una aplicación de fertilizante. Sigue en plena campaña. ¿Y Packo Alonso?

 

LA BUENA ESTRELLA DE “EL OCHO”

Le apodan “el Ocho”.

Si bien su vida política tuvo algunos pincelazos como militante del PRD, ahora su vida transcurre en el servir a la comunidad.

Apasionado del comercio, puso una farmacia que ha sabido mantener a base de mucho esfuerzo y de muchas horas de trabajo, incluso sorteó la deslealtad de algunos empleados que casi se llevaron hasta “el perico”.

Nada le han regalado.

Hay testimonios de gente que agradece la gestión, la ayuda de medicamento y un sinnúmero de atenciones del buen Héctor González Rentería.

Lejos de la política, su labor social está encaminada a beneficiar a los que menos tienen, a los que atraviesan por un mal momento, a los indefensos y eso, no es ahora, sino de toda la vida.

Centrado en sus palabras, alegre por naturaleza, “el Ocho” no persigue un fin político, sino el bienestar de la gente y cuando alguien aporta buenas acciones, merece que le vaya bien, aunque ya salieron a relucir los envidiosos a través de cuentas falsas de Facebook quejándose y difamando a Héctor, por el éxito que lleva su vida personal y profesional.

La mejor respuesta a esos ataques es desearle las buenas vibras a los autores materiales e intelectuales de los infundios, porque lejos de caer en provocaciones y amargarse por esos dichos, “el Ocho” sigue atendiendo puntualmente su farmacia y tendiendo la mano a quien se lo solicita…y, a quién obra bien, merece que le vaya bien.

PD: Otro personaje dinámico y servicial es Josué Leal, un diligente empleado del Hospital General de El Mante, que siempre responde con buena actitud a quien lo requiere. Junto a Héctor González, se gana los aplausos de muchos.

 

Total Page Visits: 175 - Today Page Visits: 1