Columnas Titulares

LAS CUATRO MENTIRAS, (MÁS GRANDES), DE EGIDIO

CUADRANTE POLÍTICO

POR  FERNANDO ACUÑA PIÑEIRO

LAS CUATRO MENTIRAS, (MÁS GRANDES),  DE EGIDIO

Egidio Torre  Cantú despachó  seis años  como titular del poder ejecutivo  en Tamaulipas, pero lo hizo odiando  a la política, mientras adoraba  los negocios. Pocos días antes  de concluir  su sexenio, el gobernador hizo declaraciones a diversos medios, plasmando  para la posteridad, cuatro  enormes mentiras, que en la actualidad  siguen lastimando y provocando  profundo malestar entre los tamaulipecos:

1). —En Tamaulipas  se puede vivir en paz; 2). —Dejo un estado con finanzas  sanas; 3). —A Francisco  García Cabeza  de Vaca, le dejo un estado en orden. Y la número 4. —Me  retiraré   de la política, y me dedicare a dar clases  en Nuevo León, y luego en la UAT.

Empezaremos por el final: cuando el reportero Horacio Jiménez, del Universal, le pregunta  a  Egidio, si en lo sucesivo,  ya como ex,  podrá caminar por las calles de su estado, ETC  responde que lo va a hacer con mucho gusto, saludando a sus paisanos, lo cual hasta ahora no ha ocurrido, pues   las pocas veces  que  ha andado por  esta capital, lo ha hecho a salto de mata, con guardaespaldas  y camionetas blindadas.

Dice que se retirará  un par de años  de  Tamaulipas, pues  es regla no escrita, pero  hasta la fecha, si bien no físicamente,  políticamente  es el propietario del PRI, y amenaza con  seguir mandando en el tricolor. Por lo tanto, Egidio no se ha retirado de la política, a la cual llegó  por mero accidente, ante  el crimen de su hermano.

—¿Se retirará  de la política?, le preguntaban, en el 2016, y Egidio respondía  de la manera menos inteligente: “Pues  nunca  he estado inmerso en ella”. Ahora los tamaulipecos se preguntan: ¿Quién fue el que  cobró como gobernador  durante seis años? ¿Acaso fue  un ser de otro planeta? Porque, si un gobernante  no  está inmerso en la política, entonces  las cosas andan muy mal, tal y como efectivamente  terminaron, con la  estrepitosa derrota  del PRI, ante los  Vientos de Cambio.

Lo cierto  es que,  valiéndose  de  ese mismo lenguaje  ambiguo, propio de  alguien que quiere jugarle al vivo,  Egidio se adueñó  del juguetito  tricolor, y, para despecho  y hartazgo  de  las bases priístas  en Tamaulipas, es hora que se niega a soltarlo.

En la actualidad,  el  ex gobernador considerado por muchos, como el  verdadero demoledor  del PRI en  Tamaulipas, ahora pretende  acaparar los despojos de este mismo partido, pensando en los negocios  de las  alcaldías, así como las senadurías  y diputaciones en el 2018.

Ciertamente, ETC  tiene mucha razón: él  no es un político, jamás lo ha sido, en el sentido más sensible y humanista del  término. Político  fue su  hermano Rodolfo, pero el  ex gobernador, solo fue y  sigue siendo un comerciante del poder.

Las consecuencias están a la vista: actualmente Egidio se erige como el principal factor  de división hacia el interior  del PRI  tamaulipeco, lo cual seguramente  le complicará mucho las cosas al magnate de los taxis y  presidente del  del CEN priísta, Enrique Ochoa  Reza.

La pregunta es: ¿si ya una vez,  le cerraron el paso, cuando quiso poner gobernador, ahora  lo dejarán poner  al nuevo dirigente estatal del PRI?

UN REGALO  DE CUMPLEAÑOS PARA  LOURDES ARTEAGA  EN FINANZAS

Sin lugar  a dudas,  el cumpleaños  57,  será  el más  feliz  en  la existencia  de  la contadora  Lourdes  Arteaga  Reyna, pues  su jefe, el gobernador  le acaba  de hacer  un  inolvidable   regalo  de cumpleaños,  convirtiéndola   en la  Segunda  Secretaria  de  Finanzas  en el  sexenio de la alternancia. Doña Lulu, se festejará este martes  once  de julio, le  deseamos éxito  en sus funciones.

Entre  las prendas a su favor  resalta que, se conoce a  la perfección  con el jefe de la casona política,  del  15 y 16 Juárez. Fue su colaboradora, en la alcaldía reynosense, y actualmente  se encontraba  como encargada del despacho. Su designación,  se  encuadra dentro de la  lógica  del  equipo compacto que  ha estado  creando  el mandatario estatal: gente de su más  absoluta confianza, es la que  ya ocupa, los principales  cargos  del gabinete.

Antes  del año, las diversas carteras que habían llegado por mero compromiso,  se han ido: entre  ellas cite usted,  la  de salud, donde  estuvo Lydia Madero,  después la de  Finanzas  donde  se le dieron las gracias a  Gabriela García  Velázquez,  y  la más reciente salida  es  la del Secretario de Desarrollo  Rural, Gonzálo Alemán, donde, como le decíamos ayer, ya se encuentra  despachando, el estratega  de la política azul, en el agro de la entidad. Salvo, en el caso de la chiapaneca Gloria en Salud,  las otras  dos posiciones, son ocupadas  por  funcionarios muy cercanos  al gobernador.

POSDATA.—-Mientras que Luebbert acusa a Checo de ser marioneta de Egidio, Checo comenta que, el padrino de Luebbert es Cavazos Lerma. Hay que creerle a ambos. Estos priístas, siempre  han sido muy honestos. Ni duda cabe.