Columnas

Legal o no, cuidado con operativo mochila

RESEÑA POLÍTICA

Por: Juan R. de la Sota

Legal o no, cuidado con operativo mochila

El operativo mochila que inició en algunas escuelas y que es realizado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, tiene que ser supervisado por los padres de familia, personal de la Comisión de los Derechos Humanos y de la Secretaría de Educación.

 Además por los directivos de las escuelas y de organizaciones que representan a la población, para evitar abusos y violaciones a las garantías individuales.

Esta medida es positiva, para evitar las agresiones y por consecuencia la violencia en las instituciones educativas, pero se desconoce si hubo o no un acuerdo entre padres de familia y autoridades para llevar a cabo esta revisión en las mochilas de los alumnos.

No se sabe de una reunión previa y la firma de un acuerdo que autoriza a los elementos de seguridad efectuar tal medida, ni mucho menos sobre la estrategia que aplicarán para realizarla, solo existe información que se instalaron instrumentos detectores de metales.

Si no se llevó a cabo, es necesario que dicha acción sea avalada previamente e inspeccionada por la mayoría de los jefes de familia, no de uno o dos jefes de familia y diversas autoridades, entre ellas de la misma Secretaría de Seguridad Pública, repito para impedir se cometan violaciones por parte de los policías y si se hizo, deben darse detalles sobre el operativo.

La acción tiene justificación, lo que es inaceptable son las formas en que la determinaron, pues no se puede aplicar sin el acuerdo, consenso, aval y autorización, hasta de los mismos estudiantes, porque si el alumno se resiste a la revisión no deben llevarla a cabo, toda vez que hasta donde tengo conocimiento, revisar una propiedad privada es una violación a los derechos humanos y un delito.

A ver, vamos a su poner que un niño se oponga a la multicitada inspección, que no quiera sujetarse al instrumento detector, ¿qué va a hacer el elemento de seguridad?, ¿lo va detener?, ¿no le permitirá el ingreso a la escuela?, ¿llamará a los papás para que lo discipline y permita la revisión? o ¿cuál será la medida que tomará?; éstas son las preguntas que deben responder, porque efectuar un operativo mochila sin medidas precautorias y autorizada los llevaría al fracaso y a enfrentar problemas legales.

Ahora bien, más preguntas, ¿está capacitado el personal de seguridad para tratar con los alumnos? y ¿están preparados para sostener un diálogo con niños y niñas?.

¿Los estudiantes soportarán la presencia de los elementos de seguridad?, ¿cuál será su tono de voz? y ¿qué mensaje aplicarán para convencerlos de revisar su mochila?, porque hay niños muy sensibles y temerosos y la presencia y trato con un policía los puede hacer llorar.

Además, retenerlos, en caso de detectarles armas y turnarlos a una autoridad es de mucho riesgo, pues el alumno se disciplina o aumentará su rebeldía, por lo que lo mejor es se entregue a sus padres. Ahora, ¿el portar un arma de fuego, no es un delito?, de aquí juzgue la actuación de la autoridad.

La Secretaria de Educación de Tamaulipas y de Seguridad Pública deben dar una explicación sobre el operativo mochila, para que den oportunidad a los padres de familia, sobre, si están de acuerdo o no en tal medida.

Mientras que al Presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, no se le pide un informe en lo relativo a esa supervisión, ya que éste se mantiene sentadito en sus oficina cobrando su buen sueldo y que su trabajo de proteger las garantías individuales de los ciudadanos que lo hagan otros.

Las autoridades ya deben hacer a un lado esa actitud e irresponsabilidad de hacer un trabajo sin planeación y sin acuerdos y ajustarse a las leyes que nos rigen, pues no se deben prevenir los delitos, violando la ley y los derechos humanos de las personas.

Reiteró, es una buena acción las revisiones para evitar que los alumnos introduzcan armas al interior de las escuelas y salones de clase, pero quien las realce tiene que ajustarse a muchas medidas y autorizaciones que les permitan realizar con éxito su trabajo y que daría como resultado se impida se cometan hechos lamentables en las instituciones educativas.

El Dato: El pueblo se encuentra sólo y su alma, sólo tiene que enfrentar las adversidades, pues los dirigentes de organizaciones obreras, políticas, campesinas y otros, han decidido permanecer en la hamaca y dejar para otra ocasión el atender las demandas ciudadanas.

Correo: [email protected]