Columnas

Los bots, una estrategia gubernamental de censura

  • agustinbanner
  • Los bots, son personas contratadas por el gobierno para defenderlo en redes sociales y descalificar las críticas.
  • ¿Cómo identificar a los bots? No tienen descripción básica de quienes son en el perfil.
  • El grupo de bots de presidencia, dejan muy mal parado a CCR

Gracias a uno de los bots al servicio de Carlos Canturrosas Villarreal, dedico esta columna para analizar este comportamiento de censura que tiene el gobierno municipal, para intimidar o presionar a quienes osan cuestionar al alcalde, a sus secretarios o a algunos integrantes del Cabildo de Nuevo Laredo.

No tenía pensado manejar este tema, sin embargo, un bot del gobierno municipal que se identifica como Imagen Producción, me dio la idea, cuando no le pareció el hecho que en el muro de esta página Columna Libre Albedrío, cuestionara al “gobierno del cambio”, por adquirir un avanzado sistema de alumbrado público con luces led,  carísimo y que está quedando a deber mucho en su eficiencia.

Censura

En este video de no menos de 1 minuto, se observa una calle en penumbras y remata el panorama, con una luz led, que prende y se apaga, mientras elementos de mantenimiento del alumbrado público, hacen esfuerzos porque nuevamente alumbren esas lámparas, que cuando fueron colocadas, se dijo que era lo más moderno de la actualidad.

Mire usted, si fuera una crítica sin respaldo, pudiera justificarse la aparición de los bots, para defender a su jefe, sin embargo, el cuestionamiento surgió porque había un video de por medio, además de que esta situación no se está dando como suelen llamarlo las autoridades, como casos aislados, sino que se están generalizando estas fallas del sistema de alumbrado público.

Si a ello agregamos que cuando se reemplazó el sistema tradicional, con las luces led, las “inteligentes” autoridades nos lo manejaron como lo más moderno e innovador que existe en el mercado, además de altamente eficiente.

Pero se les olvidó decir que abrazar la modernidad, a usted y a todos nosotros, nos iba a costar mucho más, por menos iluminación, porque las susodichas lucecitas, además de salir defectuosas, no cubren para nada, el perímetro que cubrían las anteriores luminarias.

Tampoco nos dijeron que este nuevo sistema, era mucho más caro y no se diga su mantenimiento, ni reposición, porque podemos llegar hasta el límite del infarto, mientras hay cuentas y bolsillos de funcionarios municipales que parecen velices de chivera.

Pero volviendo al tema de los bots, ¿si usted es de las personas que observa el comportamiento gubernamental y decide cuestionar alguna acción en redes sociales, porque le pareció negativa? Cuidado, porque va a enfrentarse a un grupo de personas contratadas por ese gobierno municipal, para que siempre estén endulzándole el oído al alcalde y su gabinete, o como perros de presa, se le van a ir a la yugular a quien o quienes critiquen a sus jefes.

¿Cómo surge el fenómeno de los bots?

 

Como todos ya sabemos, en la actualidad, las Redes Sociales se han convertido en una herramienta esencial en la estrategia de las empresas así como de los partidos políticos,  candidatos y gobiernos, además del uso entre personas comunes y corrientes.

Porque sirven como complemento de otros medios para transmitir mensajes de forma casi inmediata, sin embargo, algunas mentes maquiavélicas ya vieron que era necesario implementar  un sistema para poner bozal a las críticas y el resultado fue la creación de cuentas falsas, controladas con personas verdaderas al servicio del gobierno, en este caso, municipal.

A estas cuentas falsas, se les llama bots, porque proviene de la palabra robot, que es como se le denomina en los términos tecnológicos a las páginas que simulan ser personas en una red social y tienen un objetivo muy distinto al que regularmente un usuario las utiliza, como es el de convivir o interactuar con otros.

En sus inicios, los Bots eran cuentas que creaban los mismos usuarios para publicar cosas que no mostrarían en su cuenta original y en ocasiones sirven como válvula de escape para contenidos comprometedores o incluso escandalosos. Es común que las celebridades tengan una cuenta paralela para poder publicar algo sin comprometer su reputación.

Aquí, al principio de la actual administración de Carlos Canturrosas Villarreal, fueron contratadas muchas personas, para tener una función de bots, los cuales fueron “capacitados”, para que corrieran los mensajes que ensalzaban al gobierno municipal.

Pero también les dieron la encomienda para que estuvieran atentos a cualquier crítica sin fundamento, o debidamente fundada, para que a través de una lluvia de defensa, o llegar incluso a las agresiones verbales, minimizaran a quienes se atrevieran a señalar errores gubernamentales.

Pero ojo, también hay bots trabajando para inflar las cuentas de personajes que aspiran a un cargo de elección popular, como ya los hemos visto, que son creados con el único objetivo de seguir a otras cuentas y que dan los servicios que ofrecen la venta de seguidores o amigos.

No le sorprenda a usted, ver páginas de Facebook, que tienen una cantidad impresionante de me gusta, pero que en realidad, es un ejército de bots, que tienen la función de inflar las cifras de seguidores, generalmente para dar una idea de popularidad. ¡Ahí les hablan suspirantes!

Así es que ojo, porque ya estamos viviendo un año eminente político, donde los aspirantes a ser tomados en cuenta, están utilizando bots y demostrar a quienes deciden si son o no candidatos, que tienen una cantidad impresionante de seguidores.

Aunque en estos momentos, no existe una regulación legal, con respecto a la utilización de bots para censurar, como lo hace la presidencia municipal de Nuevo Laredo, debemos estar alertas para identificar cuándo estamos interactuando con una persona,  o con una cuenta falsa, y si detectamos, este caso, podemos ejercer nuestro derecho a denunciarla.

Aquí lo más criticable es que estas cuentas falsas, pagadas con dinero público de Nuevo Laredo, sean destinadas para censurar la libertad de expresión en redes sociales, con lo cual, deja al descubierto a un gobierno intolerante a las críticas, inmoral y dictatorial.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónico librealbedrio57@gmail.com