Columnas

Los que podrían dirigir al PRI

RESEÑA POLÍTICA

Juan R. de la Sota

Los que podrían dirigir al PRI

Aspiran a dirigir al moribundo PRI de Tamaulipas, el ex alcalde de Victoria y ex diputado, Enrique Cárdenas del Avellano y  los ex  legisladores Edgar Melhem Salinas y Alejandro Guevara Cobos, así como Aturo Núñez  y Tomás Gloria Requena.

Ellos deberían someterse a una elección directa de la militancia y la ciudadanía en general, para que le abran paso a la democratización del instituto político, porque de seguir practicando la imposición o el “dedazo”, el PRI perdería el registro ante las autoridades electorales.

Arturo Núñez y Tomás Gloria, nada tienen que hacer en la contienda, porque no los conocen ni en su casa y no cuentan con méritos, capacidad ni experiencia para liderar un partido político   y más bien me da la impresión que estos sujetos lo que buscan con su aspiración, no es servir al priismo estatal, sino sacar tajada política,  para darse la gran vida con el presupuesto público, como siempre lo han hecho.

Por ejemplo, Gloria Requena, fue acusado de corrupto cuando desafortunadamente la población le brindó la confianza para gobernar el municipio de San Fernando, en donde fue el autor de mayor inseguridad pública, desempleo, pobreza, marginación, atraso social y carencia de servicios públicos y un tipo con estas deficiencias, no puede curar la enfermedad que enfrenta el PRI.

En lo referente a Arturo Núñez Ruíz, no tiene más mérito que haber mal dirigido el Frente Juvenil Revolucionario Estatal,  cuando el actual líder nacional priista Alejandro Moreno Cárdenas, fue dirigente nacional del FJR. Este le daría una patadita a la tumba al desprestigiado PRI.

La lucha estaría entre Enrique Cárdenas, los ex diputados federales Edgar Melhem y Alejandro Guevara, los cuales han reiterado sus aspiraciones para encabezar la dirigencia del PRI de Tamaulipas y sustituir a la improductiva Yahleel Abdala Carmona, quien le dio otro punta pie a la Revolucionario Institucional para encaminarlo a la tumba política.

Cárdenas del Avellano, Melhem Salinas y Guevara Cobos, son tres políticos que cuentan con experiencia, ya que fueron diputados federales, han recorrido varias veces los 43 municipios de Tamaulipas y mucha gente los conoce, por lo que tienen las herramientas para recuperar la fuerza que durante más de 80 años tuvo el PRI.

Sin embargo, es conveniente que le dirigencia nacional priista fije la línea para elegir al nuevo líder de ese partido  en Tamaulipas y lo más recomendable es que se olviden de prácticas antidemocráticas, como la imposición o “dedazo” y abran la elección a la militancia y  a todos los

 

Cuidadnos, para que sean éstos los que decidan si es Enrique,  Edgar o Alejandro, el que encabece la dirigencia estatal.

Cárdenas del Avellano, tiene la ventaja, toda vez que como aspirante a la dirigencia del tricolor, ha recorrido varias veces los municipios del Estado, para platicar sobre su deseo y de diversos temas con diferentes sectores sociales.

Melhem Salinas y Guevara Cobos, luego de terminar su responsabilidad como legisladores, no se les ha visto cercanos a la gente y quizás se estén dedicando a atender sus negocios y propiedades, incluso hasta a lo mejor ya no quieren saber nada de política ni mucho menos dirigir al PRI, porque saben que este instituto enfrenta problemas financieros, escases de militantes, votantes y ayudas empresariales y un montón de demandas laborales.

Definitivamente Melhem y Guevara, no le va n a entrar  a dirigir el PRI, sino tiene dinero y más si en el escritorio tiene un montón de multas de la autoridad electoral y que tiene que pagar con el financiamiento público.

Por esas y otras circunstancias Enrique Cárdenas, tendría el camino libre para ganar la dirigencia estatal priista, pero además porque cuenta con muchos amigos con solvencia económica que podrían ayudarle a cumplir su propósito de recobrar la fuerza del PRI en esta entidad federativa. Cárdenas del Avellano, dejo en claro que sí buscará la dirigencia estatal.

Cambiando de tema,  siguen surgiendo muestras que  Morena no es un Partido democrático, sino un partido de indisciplinados   y desordenados y en donde cada quien quiere hacer lo que mejor les convenga, ya que todos se creen con méritos  e incluso hasta dueños del instituto político.

Resulta que en el municipio de Reynosa,  surgió la conformación  del Movimiento Monrealista, el cual, según sus integrantes, no tiene la intención de apoyar futuras  aspiraciones políticas del Senador Ricardo Monreal, sino promover la afiliación al Partido Morena.

Juan Manuel Favila Martínez, presidente  estatal de esa agrupación, dijo que el Movimiento Monrealista, ya se encuentra trabajando en varios  Estados del País y que en Tamaulipas se determinó presentarlo una vez que terminó el pasado proceso electoral.

Rechazó que dicha  organización tenga el propósito de apoyar una candidatura  del Senador Ricardo Monreal a la Presidencia de la República.

A nadie podrán jugarle el dedo en la boca, pues eso demuestra que Ricardo Monreal, se está moviendo en los Estados con la creación de organizaciones, a fin de en su momento tener fortaleza para buscar la candidatura  a la Presidencia de la República.

Con ello, hay evidencias que los políticos morenistas  están rebasando a la dirigente nacional de Morena y hasta el mismo Presidente de la República, por lo que alguien debería de ponerles orden y disciplina a Moreral y pandilla y ordenarles que mejor se pongan a trabajar en ayudar a resolver los grandes problemas que enfrenta el país, no andar con ansiedades políticas.

Ricardo Monreal, a la fecha en nada le ha ayudado a los mexicanos, solo ha servido a intereses del Gobierno Federal. Sólo ha creado conflictos, No apoyado en la solución de las necesidades de la gente, no ha desquitado su salario y ya piensa en ser el próximo Presidente de la República. No hay duda que estos políticos morenistas, sí están un poco afectadillos de su mente.

Va un año del Gobierno Federal  y ya anda moviéndose para  gobernar al país, como si con discursos, acusaciones infundadas, la ociosidad, reuniones de café y propuestas locas, va dirigir a un país que se encuentra sumido en la inseguridad, desempleo, falta de obra y carente de una buena procuración e impartición de justicia y que no ha podido atender el mandatario nacional.

En otro asunto, el que le sigue mintiendo a los tamaulipecos es el representante del Gobierno Federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal (JR), quien aseguró que en Tamaulipas vigilarán 5 mil elementos de la Guardia Nacional y hasta el momento no se observa la actuación de estos policías por ningún lugar del Estado.

Dijo  que mil 250  elementos  se encuentran realizando funciones de prevención y combate a delitos en la zona fronteriza de Tamaulipas, pero de nada sirve su presencia, porque los ilícitos en esta entidad se han incrementado en los últimos meses.

Este político mejor ya debería de dejar de dar declaraciones, pues cada que habla ante la prensa dice muchas mentiras, olvidando cumplir con su responsabilidad de lograr trabajar en un ambiente de coordinación y respeto con el Gobierno del Estado, los municipios y los diputados locales.

Lo cierto es que Gómez Leal, sólo estorba al proyecto de la Cuarta Transformación y debería ser sustituido de inmediato en el puesto, dado que ni tan siquiera ha podido lograr una reunión con los presidentes municipales de Tamaulipas.  Así o más deficiente el ex diputado local panista y ahora alto funcionario del Gobierno Federal.

A Tamaulipas, no le ha servido, sigue cobrando  sin hacer nada, pues no ha podido gestionar apoyos para destinar mayores recursos a los renglones de seguridad pública, capacitación policial y otras necedades que registran las instituciones públicas federales.

El dato: Vergüenza les debería de dar a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública, luego que un menor de 13 años fue sorprendido mientras robaba útiles escolares de una tienda de autoservicios ubicada en Rincón de Romos, Aguascalientes.

Correo: [email protected]