Los sinestructura

 

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza.

Los sinestructura

Hacer estructura para las elecciones, es algo que no a todos los partidos se les da, situación que les convierte en organizaciones de circunstancia.

Ir a donde están los electores para llevar un mensaje y llamarles a la participación ciudadana y algo mejor, a formar grupos de trabajo con miras a posicionar los colores, el membrete y a los candidatos que puedan seleccionar para los cargos que se disputan en seis de junio venidero no es nada sencillo.

Requiere sobre todo de tiempo y de recursos lingüísticos, porque en estos tiempos de la modernidad, los que no van a las personas para hablar de sus partidos, creen que las redes sociales son suficientes para ganar una elección.

A lo mejor sí, pero, serán partidos que se queden cortos en eso de ser organizaciones de interés público, como lo dicen las Leyes Electorales del país.

Se ha comentado aquí que en otros tiempos, había políticos que eran generadores de estructuras porque tenían la visión de mantener a su partido en los cargos públicos, por ello hay quienes creen que el trabajo en las bases realizado por el exgobernador Manuel Cavazos Lerma, fue el adecuado para que se ganaran con mucha facilidad las dos sucesiones gubernamentales subsecuentes.

Y, como la estructura tenía que aceitarse, tocó al doctor Rodolfo Torre Cantú acudir a las regiones de Tamaulipas para fortalecer las estructuras y con ello asegurar su triunfo en las urnas, cosa que sucedió, aunque no para él, dado que fue arteramente asesinado cuándo estaba a punto de concluir su campaña proselitista y ponerse al escrutinio de electores en el año 2010 y quien ganó fue su hermano quien fue nombrado el partido al que pertenecían como el candidato sustituto.

De ahí para adelante la organización que maneja en la actualidad el exdiputado de Río Bravo, Edgardo Melhem Salinas, dejó caer su estructura y se convirtió en una organización de segunda o de tercer, porque los triunfos ya no se le dieron.

De forma sorpresiva, los dirigentes del Partido Verde Ecologista de México que está coaligado con Regeneración Nacional, hizo crecer su estructura y quienes dedicaron tiempo a esa actividad, en especial el presidente Ricardo Gaviño Cárdenas, verán coronado su esfuerzo con mejores resultados en la votación de la entidad.

Desde luego, el partido en el poder estatal es el que tiene mejor estructura y por tanto la oportunidad de conservar la mayoría en el Congreso del Estado, recuperar las Diputaciones federales que se perdieron en el 2018, cuando la elección presidencial y quedarse con todos los 43 Ayuntamientos de la entidad, situación en la que ayudarán mucho las buenas candidaturas que proponga al registrar el próximo mes a sus candidatos.

Existe mucho trabajo en las bases y se supone que, desde la dirigencia que maneja el reynosense Luis Cantú Galván, se dan las mejores negociaciones entre los grupos y sus aliados con la finalidad de que la estructura opere al cien por cien y se evite que los sinestructura como son el PMRN, Partido del Trabajo, Encuentro Solidario, Redes Sociales Solidarias y de la Revolución Democrática, puedan pensar que obtendrán votación relevante en esta entidad, cuándo en realidad la apuesta está en torno a las figuras nacionales que son recordadas en las bases y que en su tiempo produjeron sufragios.

Gaviño Cárdenas, contra los pronósticos que hubo al principio de su gestión en la dirigencia del Partido Verde Ecologista de México, logró llamar la atención de los jóvenes en las diferentes regiones de la entidad, por ello se habla de que habrá candidatos que podrían identificarse con ese sector de votantes, quienes ayudarán a mantener el registro que otorga el INE para que puedan seguir en las contiendas electorales del futuro, no le hace que las elecciones ya no sean como la de ahora, las más grandes de todos los tiempos.

Para los partidos que no tienen estructura los resultados serán negativos y se verán en corto, por ejemplo, si en Reynosa el Partido Movimiento de Regeneración Nacional no optó por la estructura privada que tiene el Diputado Rigoberto Ramos Ordoñez, es seguro que pierdan la elección y en casos como el de Victoria que tienen prospectos sin estructura, la lógica es que no la hagan en las urnas, cosa que también sucederá en San Fernando, El Mante, Valle Hermoso y hasta en Río Bravo.

En esta entidad, para elecciones futuras, los sinestructura podrían desaparecer de escenario electoral, porque al no legar al tres por ciento de la votación, de ser ahora diez partidos políticos, para el relevo gubernamental en el 2022, quizá de nuevo haya solo siete y quizá hasta seis partidos políticos que puedan postular candidatos para la sucesión gubernamental.

Es por ello, que la elección del próximo mes de junio tiene su lado interesante, si se considera que, la falta de estructura significará no llegar al tres por ciento de los sufragios y con ello, quedar impedidos para presentar candidatos a gobernador.

Cierto que una forma de lograr ese porcentaje son las coaliciones que están permitidas por las Leyes Electorales, aunque representan que, los llamados sinestructura, se cuelguen de aquellos que sí la tienen para quedar vivos con miras a proceso electorales como el del 2022.

Por lo pronto habría que pensar que con una votación significativa ya que se generó estructura en muchas regiones de la entidad, el Partido Verde Ecologista de México, sería uno de los apuntados para presentar candidato o candidata en el 2022, todo dependerá del desenvolvimiento que tengan en junio próximo pese a que vayan en coalición con el partido del gobierno Federal.

Visits: 494 Today: 1 Total: 1346966