Columnas

Nos estamos matando

David Ed Castellanos Terán

@dect1608

Nos estamos matando

Otra vez la naturaleza exhortándonos “de la mejor manera”, a modificar muestras conductas, llamándonos a evitar el azote diario y sostenido contra el medio ambiente.

¿Qué será el día de mañana sino cuidamos el planeta tierra? Hoy fue una tormenta de menores consecuencias; en un futuro no muy lejano nos encontraremos con situaciones fatales.

El Servicio Meteorológico de los Estados Unidos, había advertido sobre las precipitaciones para el sur de Texas, y norte de Tamaulipas. La alcaldesa de Reynosa, pidió precaución. El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, envió ayuda a la zona fronteriza; como quiera todo fue un caos, no hay cultura de la prevención, ni respeto al ecosistema. Nos estamos haciendo daño.

No se trataba de una escena de esas famosas películas del fin del mundo, era un día cualquiera en el estado mexicano de Tamaulipas, que se vio severamente afectado por una torrencial lluvia registrada desde la tarde-noche de este lunes en la belicosa ciudad de Reynosa dejando inundaciones, autos varados, el cierre de los puentes internacionales y fallas en el sistema eléctrico, así como afectaciones a los Hospitales Generales del Instituto Mexicano del Seguro Social Nº 15 y 270 de ese municipio.

De acuerdo con un reporte emitido por la Doctora Patricia Amador Ramírez, directora del Hospital General de Zona (HGZ) No. 15, difundido por el IMMS se informó:

Que la fuerte corriente de agua que baja por el Bulevar Hidalgo inundó el área de urgencias, que se encuentra al ras de la banqueta, en un tramo cuya pendiente ocasiona que esta contingencia suceda cada vez que hay tormentas.

La intensa tormenta eléctrica, acompañada de fuertes vientos e intensas lluvias, causó también inundaciones en el sótano y a un espacio de la planta baja, por lo que se evacuaron temporalmente a los pacientes de urgencias a otra parte de la planta baja, y a las pacientes de la Unidad de Toco Cirugía, a la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA), ubicada atrás del Hospital.

Sin embargo, el servicio de atención a los pacientes que se encontraban internados, se siguió otorgando, pero, dada la contingencia, por el momento no es posible recibir pacientes de otras unidades médicas, en tanto se normalicen las condiciones y se reacomoden los servicios a su lugar.

La tormenta provocó corte de energía eléctrica en todo el sector, por lo que se trabaja con la planta de emergencia.

En relación al Hospital General Regional (HGR) No. 270, ubicado en la Carretera a San Fernando, el director, Dr. José Timoteo Leyva, reportó inundaciones en accesos y escurrimientos en pasillos, sin que haya generado afectaciones en la operación del nosocomio.

Por fortuna hasta pasada la media noche no se habían reportado perdidas humanas dentro y fuera de los hospitales, pero el planeta tierra volvió a alzar la voz, y solo el hombre se niega a atender el llamado de paz emitido por el planeta tierra. Nos estamos matando.

[email protected]

@dect1608