Columnas

NUEVA HISTORIA

EL FRANCOTIRADOR

            Por Óscar Jiménez

NUEVA HISTORIA

Ya inició una nueva historia política en Tamaulipas con la entrega de la constancia de mayoría que el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) le entregó a Francisco Javier García Cabeza de Vaca y que lo convierte en gobernador electo de Tamaulipas para los siguientes seis años a partir del 01 de octubre próximo.

Las caras que se vieron en la ceremonia del triunfador el pasado sábado en las instalaciones del IETAM fueron diferentes a las que los representantes de los medios de comunicación estábamos acostumbrados.

La ceremonia de la victoria fue prácticamente la misma, pero los protagonistas fueron otros, y los testigos de la prensa los mismos que siempre están trabajando para informar a la ciudadanía.

Les digo que vi a un neolaredense que con su derrota en una justa interna dio paso para que otros blanquiazules alcanzaran la gloria electoral el pasado 05 de junio.

Me refiero a Agustín Chapa Torres, panista de Nuevo Laredo y que repartió cientos de despensas gratis y que por eso en enero de 2015 fue derrotado en las urnas internas azules por César Verástegui Ostos para ser presidente del Comité Directivo Estatal del PAN. Y ahí empezó todo.

Tanto César como Agustín pertenecían a proyectos políticos panistas distintos, finalmente el de César Verástegui se quedó a través de los votos con la presidencia del PAN Estatal y año y medio después ese mismo segmento del panismo fronterizo gana la gubernatura de Tamaulipas teniendo como candidato a Francisco García Cabeza de Vaca.

Quien por cierto al recibir la constancia de  mayoría ya se le vio un esbozo de lo que será su gobierno estatal al decir que sus acciones desde la gubernatura serán influyentes.

De hecho invitó a participar en la construcción de un nuevo Tamaulipas a todas las fuerzas políticas reconocidas, y agregó que no perderá el tiempo en rencores, pero subrayando que no habrá impunidad.

Con esas palabras, y otras más, Francisco García Cabeza de Vaca se convierte en gobernador de todos los tamaulipecos, con tamaños suficientes para conducir un estado lastimado por la delincuencia y que se encuentra en crisis social permanente por tanto hecho de sangre.

Los tamaulipecos necesitamos reconstruir el tejido social que por múltiples factores se ha roto en mil pedazos. Y creo que el gobernador electo hará su mejor esfuerzo para lograrlo.

Pero todo mundo sabemos que un solo hombre no puede con esa tarea, que necesitará del esfuerzo de la ciudadanía para combatir la zozobra social.

Él ya puso sobre la mesa la idea de la inclusión, ahora nos toca a la sociedad en general contribuir con nuestro granito de arena para sacar adelante a esta entidad.

Ya se acabaron las campañas, ya se acabaron los slogans, ya se acabaron los discursos para atraer simpatías, y ahora nos movemos en ese espacio en donde las expectativas son grandes.

Pero ya vendrá el tiempo de aterrizar todas esas ideas, parabienes, proyectos sociales, etc., y la mera verdad es que el nuevo gobierno necesitará del esfuerzo de todos, sin distinción de colores.

MAQUIAVELITO

   …El PRI Tamaulipas bien haría en cambiar de hombres para reconstruir su proyecto político. Muchos de los que han levantado la mano para dirigir al nuevo PRI fueron los culpables de tantas barbaridades cuando tuvieron poder.

osjinuf@gmail.com  www.elfrancotirador.mx