Columnas

ORGULLO DE LA PATRIA HERMOSA

Victoria y Anexas

Ambrocio López Gutiérrez

ORGULLO DE LA PATRIA HERMOSA

Allá por el norte, tierra de pasiones, entre las montañas se encuentra escondida, es de Tamaulipas la flor consentida, por eso le canto con el corazón. Guitarras que cantan, mujeres que inspiran, que inspiran el alma de su trovador, frente a su ventana por ella suspira, cantando a la dueña de su grande amor. La cuera bordada, norteño el sombrero, la silla plateada, la reata de cuero, el norte es orgullo de esta patria hermosa, que viva Victoria por siempre gloriosa. Victoria se llama tierra de huapango, donde no hay alarde de ser valentón, si buscan encuentran y siga el fandango, así somos todos; puro corazón. Me alejo cantando a mi tierra querida, que aunque ande yo lejos, no la he de olvidar, la llevo en el alma, porque allá he nacido, pronto muy pronto, yo he de regresar.

La canción Ciudad Victoria, de Tomás Guillén Ríos, se considera como una maravillosa composición que se apega a nuestro estilo de vida mucha gente se identifica con el simple hecho de leerla, sin pensar, es un tema perfecto para celebrar y nos sirve de argumento ideal para rendir homenaje a la originalmente llamada Villa de Santa María de Aguayo cuyo aniversario tuvo lugar esta semana. Fundada por familias cristianas llegadas de otras regiones ya colonizadas por los españoles, nuestra capital se enorgullece de ser baluarte de los valores universales ya que, junto a los ambiciosos soldados que buscaban fortuna en la costa del seno mexicano, llegaron los frailes que se esforzaron por convencer a los nativos de abrazar la religión que dominaba en la vieja Europa. A continuación comparto líneas redactadas por estudiantes universitarios.

ANA FABIOLA Grimaldo Barajas: Para hablar de Ciudad Victoria y su antecedente histórico referencial, tenemos que remontarnos en la época de la colonización, es decir cuando la ahora conocida como República Mexicana era la Nueva España, y Tamaulipas era el Nuevo Santander, es importante señalar que este estado y sus municipios eran una provincia de la Nueva España. En el siglo XVIII a partir de incursiones de soldados, misiones evangelizadoras que llegaron al Nueva Santander, para así poder acentuar los primeros valores transmitidos por los españoles por medio de la cristianización, esto no quiere decir que nuestra civilización careciera de ellos ya que el pueblo indígena contaba con normas de conducta que permitían convivir en una sociedad.

Las leyes se seguían por decreto, por medio de cédulas expedidas por el rey de España que eran acatadas por el Virrey de la Nueva España, dichas cédulas se encontraban planeadas por medio de políticas públicas que buscaban la enseñanza de las primeras letras para crear una gobernanza en un solo idioma, esta es una muestra de las ideas de los españoles en cuanto a su posición en la nueva España, lograr una gobernanza. Además, el arzobispo en colegiado con el Virrey tenía la encomienda de evangelizar y transmitir valores cristianos, algunos de los primeros misioneros que pisaron tierra mexicana fueron los Franciscanos, los Jesuitas, los dominicos y Agustinos, quienes compartían el conocimiento de los valores cristianos, la fe y la castellanización.

Parto de esta referencia histórica para contextualizar la época colonial que vivió Nuevo Santander y sus primeros municipios en habitarse. La Villa de Aguayo ahora conocida como Ciudad Victoria, fue colonizada por el Conde de Sierra Gorda José de Escandón y Helguera, en el sitio llamado Tamatán, en el año de 1750. En base a lo planteado surge el siguiente cuestionamiento, ¿Qué valores se inculcaban en el siglo XVIII?, ¿Quiénes eran los actores principales que transmitían los valores a la población?, ¿Por qué eran importantes estos valores en la sociedad?, de acuerdo a las preguntas anteriores, es pertinente mencionar que la Nueva España era un territorio ya poblado con Indios bajo sus propias creencias y reglas de orden público, tras la llegada de los españoles para lograr profundizar y acentuarse como líderes políticos fue necesario utilizar la religión para adoctrinar a la población y usar la fe como medio de control, es así como los frailes encargados de las parroquias utilizaron estos santuarios como escuelas para compartir la fe cristiana y la enseñanza del castellano como nueva lengua oficial.

En esta época los valores en los que se enfocaron en transmitir a los indios era el respeto hacia la autoridad, la tolerancia y el amor al prójimo, procurando evitar que adquiriera un pensamiento crítico, muestra de ello fue la expulsión de los jesuitas cuando estos intentaron educar con el método científico en la época de la ilustración, es así como los valores que predominaban eran enfocados hacia la obediencia de una autoridad que no provenía de las raíces indígenas ya asentadas, por ello los actores principales que jugaron un papel importante para lograr la colonización fueron la iglesia por medio de los frailes, que posteriormente fueron retirados por la secularización, quitando la orden regular por la secular, estas transformaciones que vivieron en Nueva Santander y sus municipios, entre ellos Villa de Aguayo, estas fueron políticas públicas que buscaban colonizar y adquirir riquezas para centralizarlas en España.

La secularización fue llevada a cabo, puesto que los frailes habían adoptado una identidad allegada a la población indígena, logrando hablar las lenguas nativas y creando un vínculo muy estrecho de empatía con los pueblos indígenas, poniendo en riesgo la autoridad española. Otro de los valores practicados entre los mismos indígenas fue la solidaridad, el trabajo en equipo, la empatía y la lealtad, pues ellos no estaban de acuerdo con abandonar su lengua natal. La posición de los indios ante esta colonización creó con el paso del tiempo una inconformidad por las acciones que se llevaban a cabo, haciendo que la posición de los indígenas quedara muy por debajo a la de los criollos y españoles, tanto fue así que esta inconformidad llego a detonar con la Independencia de México. Dando respuesta al tercer cuestionamiento, los valores adoptados en esta época iban encaminados a un sometimiento de los indígenas hacia la autoridad española, utilizando como estrategia la evangelización para el dominio de las masas.

LIZETH MICHEL Gómez Zapata: Hace más de dos siglos fue fundada la ciudad de la flauta de harina, ciudad victoria, comenzaré hablando un poco de su historia, Durante la segunda campaña del plan español de colonización, Ciudad Victoria fue fundada el 6 de octubre de 1750 por el Conde de Sierra Gorda Don José de Escandón y Helguera, bajo el nombre de Villa de santa María de Aguayo. Después de haber estado asentados los poderes del Estado en otras poblaciones, el 20 de abril de 1825 la Villa de Aguayo fue elevada a la categoría de Capital del Estado, y en honor del primer Presidente de México, Don Guadalupe Victoria, se le llamó Ciudad Victoria. El escudo es orgullo de los victorenses, se crea el 18 de diciembre de 1971 a iniciativa del Cronista Vidal Efrén Covián Martínez, quien sugirió el modelo a Juan Sánchez Osuna mismo que sometió para su aprobación de cabildo el ingeniero Rogelio Terán Medina Presidente Municipal de Victoria, una vez aprobada su simbología quedó como sigue.

En un costado el mapa del estado que representa que Victoria es la Capital de Tamaulipas, la balanza, la espada y el pergamino representan los poderes judicial, ejecutivo y legislativo, respectivamente; el libro simboliza el centro educativo y cultural que es esta ciudad y la antorcha la luz de la libertad, la fecha es el antecedente histórico, el paisaje y el caserío dan semblanza del medio geográfico y el esfuerzo de los primeros pobladores, las plantas de henequén representan la producción agrícola de la región en esa época. Ciudad Victoria siempre se ha caracterizado por sus alimentos, trajes típicos, artesanías, turismo, pero sobre todo por la calidad de personas que habitan en ella, se han encargado de ser unas personas empáticas, solidarias, respetuosas, honestas, trabajadoras, amorosas.  La capital tamaulipeca es amable, limpia, hospitalaria, me queda claro que la mayoría de su gente se esfuerza por seguir promoviendo esos valores que representan a esta bonita ciudad y tengo la dicha de haberlos presenciado, ha sido mi casa durante el trayecto de la licenciatura mi más grande experiencia.

MARÍA TRINIDAD Bautista Santiago: Monumentos históricos. En la Alameda Paseo Pedro José Méndez, se encuentra el monumento a los Niños Héroes y el monumento a la madre; a un costado de este y de la casa del campesino, está ubicado un monumento a Emiliano Zapata. En la Plaza Hidalgo, estaba un monumento en honor a José Bernardo Maximiliano Gutiérrez de Lara; y en la Plaza Juárez a la entrada de Palacio de Gobierno del Estado se hallan las estatuas de Benito Juárez y de Venustiano Carranza. Monumentos arquitectónicos. Palacio Municipal, imponente edificio que fue sede del Gobierno del Estado durante la primera mitad del presente siglo, se inició su construcción a fines del siglo XIX y se concluyó en la primera década del XX.

A partir de 1950, alberga los poderes municipales de Victoria; El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, edificio construido durante el último cuarto del siglo XIX, su planta presenta la forma de cruz latina, terminada de construir en 1927. Terminal de ferrocarril que data de principios del siglo. Frente a la Estación del Ferrocarril, en la Plaza de los Héroes, se levanta una columna en honor a los héroes, en la parte superior de la misma está una estatua a Miguel Hidalgo y de José María Morelos y Pavón, Ignacio Allende, Mariano Matamoros, Guerrero. El edificio de la Ex Hacienda de Tamatán, construida a fines del siglo XIX, alberga actualmente varias dependencias oficiales.

Hace cuatro años que llegué a esta ciudad, sin conocer a nadie, pero poco a poco me fui dando cuenta que las personas con las que he convivido son muy amables y trabajadoras, aunque existe mucha violencia, pero, nunca me ha tocado un enfrentamiento. Puedo rescatar que los centros recreativos como el Tamux, el Zoológico, el parque de Tamatán, son lugares para convivir con la familia. Le doy gracias a mis compañeros, porque ellos siempre han sido muy amables y eso ayudó a que me adaptara al contexto y no me fue tan difícil, considerarlo como, una segunda casa. El tiempo que he vivido en esta ciudad, he conocido a muchas personas de todas las edades, además a personas que también eran de Veracruz, que ya tienen muchos años viviendo ahí, sus hijos, nietos hasta bisnietos nacieron en Victoria.

JUAN FRANCISCO Maldonado Walle: Ciudad Victoria es muy importante para el estado de Tamaulipas ya que cuenta con los principales edificios del gobierno, es rica en historia al encontrar en ella construcciones como el santuario, la pinacoteca, la ahora presidencia municipal en las cuales tienen años de pertenecer a esta ciudad. En Ciudad Victoria podemos encontrar la plaza Hidalgo, el Museo Regional de Historia de Tamaulipas, Museo de Historia Natural de Tamaulipas (TAMUX), Zoológico y parque recreativo Tamatán, parque recreativo “Los troncones” espacios donde se reúnen las familias victorenses a aprender cosas nuevas, divertirse, pasar un rato agradable.

En Ciudad Victoria la gente es amable, se podría decir que aún es una sociedad conservadora comparada con otras grandes ciudades, existen personas que están dispuestas a ayudar a quien lo necesite desde seres humanos hasta a los animales vulnerables. Las personas originarias de ciudad Victoria les parece pequeña pero aun así se les ve el amor por ella, para ellos es horroroso llamar tacos de harina a sus tan amadas “flautas” en este claro ejemplo aprecian su identidad como victorenses. Entre los valores encontrados en su comunidad están la amabilidad, respeto, confianza, tolerancia, amor y otros tantos que se le pueden agregar.

IRIS MELISA Morúa Aranda: Fue fundada la Capital del Estado el 6 de octubre de 1750 con el nombre de Villa de Santa María de Aguayo, bajo la advocación de la Purísima Concepción, por Don José de Escandón y Helguera, «Conde de Sierra Gorda», durante su segunda campaña del plan de pacificación y colonización de la Costa del Seno Mexicano, luego denominado Nuevo Santander, hoy Tamaulipas. Ciudad Victoria. El 20 de abril de 1825 el Congreso, asentado en Viejo Padilla, decreta elevar a la Villa de Aguayo a la categoría de Ciudad, imponerle el nombre de Victoria, en honor del primer presidente de México, Don Guadalupe Victoria y es sede definitiva de los poderes.

ESTA CAPITAL está de fiesta por su aniversario y, para no desentonar con mis alumnos de la UAM de Ciencias, Educación y Humanidades (UAT), quiero sumarme a la conmemoración compartiendo que llegué aquí hace más de 35 años. Tres de mis hijas nacieron en Reynosa: Francia Xiomara, Tatiana Zorayda (+), y Haydee Andrea. Libia Victoria, la pequeña, nació aquí y, como feliz coincidencia, vio la luz primera un seis de octubre. Besos y abrazos para la cumpleañera y para todos los victorenses.

Correo: [email protected]

 

 

 

 

Total Page Visits: 91 - Today Page Visits: 1

Comentarios