Columnas Titulares

OSORIO REFUNDARÁ AL PRI, EN 2018

CUADRANTE POLÍTICO

POR FERNANDO ACUÑA PIÑEIRO

OSORIO REFUNDARÁ AL PRI, EN 2018

En la circunstancia actual  del priismo nacional, el gran  desplazado ha sido  Miguel Ángel Osorio Chong  y su grupo  político. Sus principales operadores, entre los que destacan figuras con experiencia  y sensibilidad  simple  y llanamente  han sido marginados por quienes  mantienen el control  del tricolor,  preponderantemente  la corriente  de  Peña-Videgaray-Nuño y Meade.

Se trata del grupo de los tecnócratas y economistas de alfombra, el mismo que  ha  organizado  la masacre política  de ex gobernadores, con tal de librarse ellos mismos  de los escándalos de corrupción tipo  Casa Blanca,  Paradise  Papers y  Odebrecht.

El papel que jugó  Osorio Chong como responsable de la política interior, le produjo en lo inmediato  cierto desgaste,  pero  el hecho de que lo envíen al senado de la república, lo mantiene vivo como  el dirigente natural  del escenario  político que se avecina, posterior al 2018.  Osorio está llamado a  ser el que encabece  las grandes  negociaciones  con el Presidente de la república que, como todos sabemos, será de un partido  ajeno al Revolucionario  Institucional.

Si, como  hasta ahora  se perfila,  AMLO  llega  a la Presidencia,  tanto el PRI como el PAN van a tener que hacer causa común  en el Congreso para contrarrestar o tratar de impedir, el desmantelamiento de las reformas estructurales.

Pero también se puede dar el caso  de que, en algunos puntos,  PRI y PAN voten  por su lado, de acuerdo a  la coyuntura o bien en función  de los nuevos enfoques que necesariamente  van a dominar  al priismo, muchos de ellos ajenos, e incluso contrastantes con la actual hegemonía de la  tecnocracia  Videgaray-Meade.

Para quienes creen que el grupo Osorio está liquidado, la  noticia es que,  después  del primero de julio, serán justamente  ellos quienes  se encargarán de refundar  al PRI…ya no falta mucho para constatarlo.

GERARDO PEÑA,  DESEA  LA DERROTA DEL PAN, PARA RESURGIR

Gente allegada  a  Gerardo Peña Flores, ha comentado que, su jefe espera con ansia que, los  resultados  le sean adversos al PAN  del 2018, pues  por esa  puerta,  regresaría  a  las  expectativas  de  ser el delfín de la sucesión estatal, en el 2022.

Aunque, el actual sexenio ha buscado  arropar con el silencio,  el dolor  político  del Secretario de SEBIEN,  lo cierto es que,  Peña Flores  sufrió mucho su derrota interna, y es hora que  no se repone  de ella.

Es por eso que, en su íntimo análisis, los gerardistas  buscan  un escenario propicio, para  que se les vuelva a ver, desde palacio, como  piezas útiles, pues  por ahora,  diplomática y tersamente fueron  subestimados. El que decide en el estado, no le vio a Gerardo Peña, el perfil para ganarle al PRI y a MORENA.

 

Pero..¿si  jamás ha  podido ganar una elección y  su  jefe los sabe, ¿Quién fue el que encuerdo  a Peña Flores, y le hizo creer que el  sería el candidato a la senaduría?.

EGIDIO TORRE, VENDERA SU SEGUNDA DERROTA PRESIDENCIAL

Ganó muy apuradamente en el 2010, gracias al efecto político y social heredado por su hermano. Pero, en el 2012, perdió estrepitosamente  la elección presidencial de Enrique Peña Nieto. Desde esa fecha, tendió puentes  con el PAN   cabecista, y finalmente  les  entregó el poder en el 2016, a cambio de la impunidad para su familia y su círculo íntimo.

A pesar de  ser el  gran perdedor  del pasado inmediato, desde México, decidieron  dejarle al contratista del mostacho, todo el pastel  del PRI  tamaulipeco. Hoy, se sabe que está subastando lo poco que  quedaba del orgullo y la garra tricolor. Egidio pretende entregarle al PAN las senadurías, parte de las diputaciones y las alcaldías.

Para muchos, éste hombre de mirada zarca, le ha hecho más  daño al PRI, que todos  sus antecesores en el poder, juntos.

Desde  su particular óptica, ajena a los escrúpulos,  debe  ser muy meritorio  el hecho de que pasará a la historia  de las grandes traiciones partidistas  en Tamaulipas. En términos de estadística  y  de memorial político,  a partir del dos de julio, Torre  Cantú será dueño de un extraño y deleznable record: entregarle el poder al PAN y  provocar  la derrota  de dos candidatos  del PRI  a la Presidencia de la república en el estado. El primero, Enrique Peña  Nieto, a pesar de todo, llegó al poder; y el segundo  José  Antonio Meade,  no correrá con la misma suerte, y sucumbirá ante MORENA y el PAN.

¿Qué será  del PRI  egidista  después  del  primero  de julio  del 2018..?  En el 2016, el  contratista inclinado a la sorna  y  el sarcasmo, del cual no se escapaba ni Peña Nieto, calificó al abanderado Baltazar  Hinojosa Ochoa, con el  mote  de  “El  paquetito”. De llegar  a perder  José Antonio Meade  y el mismo Guevara,  que alias  se ganarán ambos, en la irónica evaluación del  “Señor  de  San Pedro Garza  García?

Por ahora,  ETC  es el que  mece la cuna  desde  Nuevo León. No hay decisión que no se le consulte. Y tiene línea directa  con el  gobierno del PAN, partido con el que realmente se identifica, y al cual, puntualmente le rinde cuentas.