Columnas

Para el festejo victorense la virtualidad

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza

Para el festejo victorense la virtualidad

En los 270 años de la fundación de Victoria ya se habla de que fue una fortuna que haya nueva alcaldesa, para que el festejo, aunque sea virtual, tenga una connotación diferente a las de los dos años anteriores, que, aunque fueron su pandemia, a muy ocas personas les gustó, porque siempre pensaron que el festejo debería ser mucho más que una sesión pública del Cabildo en algún sitio de la ciudad.

El festejo por el aniversario de la fundación de Ciudad Victoria debe generar al menos una docena de actividades que puedan enmarcarse en el festejo, con la ventaja de que no son necesarias reuniones físicas entre personas, sino virtuales, como un recital en las estaciones de radio culturales que hay en la ciudad y que son de las más escuchadas en la entidad, la grabación de un mini-musical tipo el que hicieron los grupos de Victoria con motivo de la pandemia de COVID-19 y que tiene una gran audiencia en la internet, porque fue de agrado de miles y miles de personas.

Pueden difundirse videos  de exposiciones de pintura, alguna grabación de charlas como las que durante su trabajo como el Filósofo de Güémez dio el extinto Doctor en Derecho, Ramón Durón Ruiz o bien, hacer una gran relatoría de los textos que presentó el profesor Antonio Maldonado Guzmán, como cronista de la ciudad en un documento que fue publicado por el Ayuntamiento y que, por ahí anda, sin tener el reconocimiento social que merece.

Las autoridades pueden abrir cámaras y micrófonos o espacios en medios de comunicación para que los hacedores de cultura en la zona centro de la entidad, tomen como pretexto el aniversario número 270 de la fundación de Ciudad Victoria, para que haya cultura a la mano de todo mundo.

Valdría la pena un recuento en una línea de tiempo de la evolución poblacional, cultural, social, educativa y desde luego política de la capital de Tamaulipas, en la cual puedan identificarse con facilidad aquellos detonadores que permitieron definir el momento en el que, la capital despegó rumbo al futuro o de plano, marcar aquellos años en los que no se advierta desarrollo o crecimiento, para que los ciudadanos puedan hacer algo para que ese tipo de historia no se repita más.

Es la Capital del Estado, fue fundada el seis de octubre de 1750 con el nombre de Villa de Santa María de Aguayo, bajo la advocación de la Purísima Concepción, por Don José de Escandón y Helguera, Conde de Sierra Gorda, durante su segunda campaña del plan de pacificación y colonización de la Costa del Seno Mexicano, luego denominado Nuevo Santander, hoy Tamaulipas.

Cuándo el H. Congreso Tamaulipeco, asentado en Viejo Padilla, Tamaulipas se reunió el 20 de abril de 1825 decretó elevar a la Villa de Aguayo a la categoría de Ciudad, imponerle el nombre de Victoria, en honor del primer Presidente de México, Don Guadalupe Victoria y es sede definitiva de los poderes y Capital del Estado.

De 1848 a la fecha, despacharon como alcaldes de esta ciudad Don Antonio Govela en 1848, Manuel Castillo en 1853, Cipriano Rangel en 1878, Antonio Fernández en 1884, Ignacio Martínez en 1885, Ascensión Gil en 1888,  Antonio Fernández en 1889, Francisco Hernández, otra vez Antonio Fernández, luego Francisco Terán, Manuel J. Solórzano, Francisco Terán y Juan Terán, de nuevo Francisco Terán, Leopoldo Zorrilla y Carlos Govea junto con  Carlos Collado en 1900.

Vicente García Lazo, Antonio Fernández, José Ángel Castillo y José Pier , Antonio P. Castro, Cipriano Guerra Espinoza, Rudecindo Montemayor, Maclovio M. Sierra, Jesús Cárdenas, Zenón Araujo, José María Garza Cantú, Carlos W. Trejo, Jesús Gómez, Francisco González, Juan Antonio Flores, Fernando Gómez, Arnulfo Martínez, Leoncio Torres, Epigmenio García, Fernando Gómez, Carlos A. Montemayor, Manuel Gómez Garza y Melitón Rodríguez.

Además, Bernardino Rodríguez, Bernardo Turrubiates, Lorenzo García, José Martínez y Martínez, Brígido Anaya, Donato Saldívar        , Jesús Ramírez Macías          , Fernando Montemayor de la Garza, Gerónimo Rodríguez Castillo, Carlos Canales Flores, Arsenio Saeb Félix, Carlos Quintanilla Meléndez      , de nuevo Jesús Ramírez Masías y Enrique Cárdenas González a quien sustituyó el ingeniero Rogelio Terán Medina            .

Después fue Roberto Perales Meléndez, Magdaleno Mata Blanco, Bladimir Joch González, Raúl García García, Jaime Rodríguez Inurrigarro, Tito Reséndez Treviño, Ramón Durón Ruiz, Gustavo Adolfo Cárdenas Gutiérrez, Pascual Ruiz García, Enrique Cárdenas del Avellano, Eugenio Javier Hernández Flores.

Álvaro Villanueva Perales, Arturo Diez Gutiérrez Navarro, Miguel González Salum, Alejandro Etienne Llano, Óscar Almaraz Smer, Xicoténcatl González Uresti y María del Pilar Gómez Leal.

De 1848 al 2020, alrededor de 70 personas han ocupado la presidencia municipal de Ciudad Victoria, debido a que, en el pasado, los hubo que fueron alcaldes hasta tres veces, pero, en períodos diferentes, solo que, el encargo era en ocasiones por un año.

Los otros

Sin zumba de por medio, en el municipio de Río Bravo, las cosas andan por el mismo rumbo que en Ciudad Victoria, es decir, que las autoridades municipales tienen una serie de elementos en su contra que bien podría suceder al alcalde de allá, Carlos Ulivarri López, esto que sucedió a Xicoténcatl González Uresti, quien terminó por pedir licencia y que el Congreso del Estado designase a la sucesora, cuya responsabilidad para tratar de componer el desgobierno que los victorenses siente, recayó el la Diputada con licencia, María del Pilar Gómez Leal.

En le municipio fronterizo que se ubica entre Reynosa y Valle Hermoso, al alcalde le conocen como Ulivache, debido a las pésimas condiciones que, durante los dos años de la administración actual tienen las calles y por ser una de las causales de la salida del alcalde electo de Victoria, la medida podría aplicarse en Río Bravo, con la particularidad de que, allá también una Diputada, Sara Roxana Gómez Pérez, se encuentra tan lista como estaba su compañera Gómez Leal para ser la alcaldesa sustituta de Victoria.

La diferencia es que, allá no hay dos Legisladores locales para que se pueda votar por uno de ellos, sin embargo, la alterna sí que sale, porque podrían considerar al responsable de la COMAPA, Raúl García Vivian y a alguno de los funcionarios locales, en el entendido de que, por éste último no votará nadie.

Para no tener impedimento a fin de que su nuevo partido político le considere como una alternativa real para ser candidato a Diputado Federal, local o a la alcaldía de Ciudad Victoria, el Doctor Felipe Garza Narváez, se deslindó de la función pública y renunció a la Delegación de la Secretaría de Gobernación en la entidad.

Y es que, el hombre sabe que la gente le percibe bien como prospecto a una candidatura y quiere aprovechar las que habrá encuestas y evaluaciones de los aspirantes para la decisión final, así que, mejor de aquí a diciembre se dedicará a trabajar sus relaciones, por sí los del Partido Regeneración Nacional necesitan de alguien que les produzca votos, que lo ven a él.

De manera personal, el exdiputado local hizo ver que los ciudadanos aprecian más una buena competencia política que candidaturas solo por llenar el hueco y, si es entre buenos candidatos, mejor.

La última vez que Garza Narváez fue candidato a una diputación fue en el 2007 y sus bonos con la ciudadanía andaban bien, por eso quiere dar una calada haber si siguen bien para que su nombre se vea en las encuestas del partido Regeneración Nacional, por ello dijo que se salió de Gobernación para participar en política y con ello llamar la atención de los electores.

 

 

 

Total Page Visits: 154 - Today Page Visits: 2