Columnas Titulares

PARA VIAJAR EN MÉXICO, “SE NECESITA LLEVAR UN COSTAL DE DINERO”.

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

PARA VIAJAR EN MÉXICO, “SE NECESITA LLEVAR UN COSTAL DE DINERO”.

CON DESAPARECER oficinas de CAPUFE, “en nada favorece al pueblo de México”. Pues lo ideal sería que, el Gobierno de la República, si realmente desea lo mejor para el contexto nacional ciudadano, debería dejar de “cobrar costosas cuotas en carreteras federales”, porque las vías de comunicación de toda la geografía nacional, se deben construir y darles mantenimiento con “los impuestos de empresarios”, de las personas físicas y de los mexicanos en general, eso sería lo justo, pero como los Gobiernos corruptos pasados y aún el actual de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, “no han tenido, ni tendrán el valor” de obligar a las grandes empresas nacionales y extranjeras y a reconocidos archi-millonarios, a que, “paguen los impuestos federales justos”. De llegar a suceder eso, los mexicanos de todos los estratos sociales, finalmente “podríamos disfrutar de las carreteras libres y auto pistas” sin tener que pagar “las altas cuotas de rigor”. Pero esto, “es un caso difícil de decidir”. Y, natualmente, no lo veremos jamás.

DECÍA mi inolvidable compañero reportero y gran amigo don OVIDIO G. CAVAZOS (q.e.p.d.) que, cuando él cada seis meses se iba a los Estados Unidos con su familia a trabajar “a la pisca o a lo que fuera”, partía de la Villa de Nuevo Progreso, México y tras cruzar al lado americano, “sin tener que pagar un solo dólar de cuotas en carreteras del vecino país”, llegaba a hasta California, donde tenía su fuente de empleo. Y aludía que, “en cambio en México”, para ir de Progreso, su pueblo a la ciudad de Guadalajara, Cancún, Mazatlán, a México, o cualquier parte de la República, “TENÍA QUE LLEVARSE UN COSTAL DE DINERO”, para pagar cuotas por el uso de las carreteras federales.

COMENTABA el Reportero y corresponsal de Nuevo Progreso para “La Prensa de Reynosa” y de “La Opinión de Matamoros” que, decir eso, “no era porque fuese pesimista” sino más bien, era hacer hincapié EN LA INJUSTICIA DEL GOBIERNO DE MÉXICO, de “cobrar cuotas indebidas por todos los rumbos del país”, para que, el pueblo siga, como hasta hoy, (manteniendo) a toda la gama de políticos y funcionarios bandidos y contumaces mercenarios, los que, sexenio tras sexenio, “se hacen millonarios a costillas de la sociedad nacional”, eso que sostenía con gran valor  don Ovidio G. Cavazos, “no era y, no es, otra cosa más que la crueldad, con la que se trata a los mexicanos”. Y por esta razón fue creada la oficina de Caminos y Puentes Federales de Ingresos (CAPUFE), como también en el año 1968, para traer a México “los Juegos Olímpicos”, SE CREÓ el impuesto “por tenencia y uso de automóviles”, cuyo cobro ilegal, (se acordó como temporal), por la razón explicada, pero lo dejaron al paso de los años y hasta hace poco, se definió por fin “la desaparición de este injusto impuesto”.

HOY ME PARECIÓ interesante referir “este análisis político”, por el anuncio de que, a partir de este 28 de Junio, “DESAPARECERÁ LA OFICINA DE CAPUFE EN REYNOSA”. Pero repito y reitero que, “con dar de baja a 30 empleados”, eso no resuelve el problema socio-económico que enfrentan millones de familias que, “viven en pobreza extrema”. Por lo que, a mi juicio, sería más sensato, cauto y metódico que, “AMLO, al tener mayoría en el Senado y el Congreso de la Unión”, acordara e informara “acabar con las cuotas ilegales aplicadas en las carreteras federales, por el uso de las mismas”, hacer eso, “NO SERÍA UNA SIMPLE NOTICIA, SINO UN NOTICIÓN. Pero no lo van a hacer. Porque entonces, “el Gobierno Federal, ya no tendría para los lujos que aun disfrutan” los funcionarios más caros del mundo que, son los que tenemos en México. Muy a pesar “La Austeridad Republicana”.

PARA ELLO, es importante señalar que, “en efecto, la corrupción y la impunidad” predominantes en los pasados gobiernos, ha sido la fatal consecuencia de lo que ahora estamos viviendo los mexicanos, “eso no tiene vuelta de hoja”, pero hoy que suponemos, “hay un Gobierno Federal distinto, a los neoliberales del pasado”, porque así lo ha precisado en plan tajante el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, éste, por tanto, está obligado a demostrar bajo el marco de los hechos , “hacer el bien a las familias que le dieron el voto y la confianza para gobernar el país” y, si bien es cierto que, “no todo se puede lograr de la noche a la mañana”, también es cierto que, aparte de que, “se acabe con los cobros de cuotas en carreteras federales” como decía mi compañero reportero Ovidio G. Cavazos, que también se “erradiquen los privilegios”, para amigos y compadres, favorecidos con la asignación de obras millonarias de manera directa, porque hacer eso es ilegal, pero esa clase de acciones, “ hasta el momento, no han sido frenadas” por este gobierno mal llamado “la esperanza de México”.

ES CIERTO que México, es un país con una riqueza “de enormes dimensiones”,  porque tenemos mucho petróleo en tierra y en el mar, además de minas de metales diversos en Coahuila y demás estados de la geografía nacional, agricultura en condiciones asombrosas, porque se producen diversas variedades de granos y productos alimenticios y, podemos darnos el lujo de decir que, “en México, contamos con muchas cosas a favor del pueblo”, PERO TODO ESTO, DE NADA SIRVE, porque lamentablemente, “los grandes favorecidos son los grandes empresarios millonarios” y no las familias de clase media hacia abajo. Y si el favoritismo político continúa, esto es solo para bien de los capitalistas, esos que tienen para vivir el resto de sus vidas sin trabajar y sin tener problemas económicos, todo porque se han valido del saqueo, el hurto y el atraco y ahora que se habla de actuar con honestidad, transparencia y además “no mentir”, “no robar” y “no traicionar”, no vemos que esos preceptos, se estén cumpliendo a cabalidad como lo dijera el hoy Presidente de la República y ejemplos de ello, hay muchos.

POR TAL MOTIVO, creo y considero que, sí el nuevo Gobierno Federal, obra por ayudar en realidad a los mexicanos, “se seguiría ganando el cariño de la gente”, pero desgraciadamente, ANDRÉS MANUEL, ha hecho anuncios de agravio y decepción para la sociedad nacional, como el decir que, “destinaría 100 millones de dólares” para ayudar a familias del Salvador, y ya les entrego 30 millones, ¿cómo la ven?. Cuya cuestión ofende y lastima a los millones de familias que, “tenemos en Pobreza extrema, aquí en México”, porque esos recursos debería López Obrador, destinarlos a las familias que menos tienen y, “llevar dinero del pueblo a otros países”, la verdad me parece una incongruencia o un error garrafal. Porque ayudar con dinero del pueblo mexicano a gentes de otros países, es tanto “como adornarse y “saludar con sombrero ajeno” y es ser “candil de la calle y oscuridad de su casa” eso, la verdad, no se vale, ¿O NO?.

PARA CONCLUIR, hay que sostener que, si el nuevo régimen federal, no actúa en bien del pueblo erradicando cuotas en carreteras federales, acabar con privilegios y todo lo que huela a corrupción, el pueblo continuará decepcionándose del Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque este sigue fallándole irremediablemente a los mexicanos.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

[email protected]