Columnas

Policías y ladrones

CORRESPONDENCIA

Policías y ladrones

correspondencia-jlc-300x201

Por José Luis Castillo

El plantón de los elementos de la policía estatal acreditable que se registró desde el pasado lunes en las afueras casa de Gobierno, debe ser objeto de un análisis a conciencia para aplicar las sanciones correspondientes a quien las merezca. Es muy sencillo y lógica la justificación para pedir que se castigue a los responsables, ya que por una parte, la ciudadanía exige tranquilidad, mientras que por otro lado, son los policías quienes protagonizan bloqueos las calles de esta ciudad, armados y con vehículos oficiales.

La mayor parte de los municipios de Tamaulipas se quedaron, por lo menos, sin una unidad oficial, sin varios de sus elementos, además de las armas oficiales, porque los elementos policiacos tomaron la decisión de trasladarse a la capital del Estado para protestar por la falta de viáticos, que complementan su salario, cuyo adeudo al parecer rebasaba los 9 meses, siendo un compromiso del ejecutivo estatal.

Es legal  y justo hacer este tipo de protestas, que casi siempre cumplen el objetivo de ser escuchados, lo que no se vale, es que sean los mismo elementos de la policía los que jueguen a los policías y ladrones, y que encapuchados, fuertemente armados con sus fusiles de cargo, atemoricen en las calles de esta capital, a los ciudadanos, pues sus medidas de protesta iniciaron con movimientos agresivos con torretas encendidas y atravesando sus vehículos en una avenida más transitadas de la capital.

Alguien debe ser culpable el problema administrativo al que se hace mención; ese que provocó un retraso en los pagos por viáticos a los elementos que han sido comisionados en otras partes del estado, principalmente los municipios de Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Tampico Madero y Altamira, los que mayor demanda de seguridad tienen.

El problema, ya se había dejado de manifiesto por parte de los elementos  de la policía estatal. En más de una ocasión, a través de los medios de comunicación, se ha publicado noticias relacionadas a la problemática, de la falta de dinero para sus viáticos y cuyas comisiones las habían tenido que realizar con el mismo pago de sus quincena, que asciende según los dicho por ellos a 3 mil 500 pesos.

Le digo que alguien debe ser el culpable de esta problemática que derivó el paro de actividades y el plantón de los elementos policiacos, porque a pesar de saber hasta dónde había crecido la inconformidad, no hizo nada para determinar, lo que en cinco minutos resolvió el gobernador del Estado Egidio Torre Cantú, quien además de sus múltiples ocupaciones ahora tiene que solucionar personalmente, la incapacidad que alguien provocó.

En el platón de los policías se habló de todo, es más hubo hasta quién por poco y hace llorar a los ciudadanos con sus declaraciones ante los medios de comunicación, pues hicieron referencia de cómo a la corporación policial los ofenden, agreden, humillan y tratan mal, sus coordinadores, y aparte no les pagan. Ternurita, ¿Quién?, no sé, andaba encapuchado y no hay denuncia formal.

Lo bueno de este plantón es que este mismo martes empezaron a pagarles una parte de los que se les adeuda. Según transcendió de febrero a Junio ya se les pagó a unos policías estatales, pero aún se les deben 4 meses más. El compromiso es que serán pagados a más tardar en 20 días.

Insisto alguien debe pagar esta negligencia, porque aun cuando se aduce que es un problema de tipo administrativo, alguien debió provocarlo y de ello debe saber el general Arturo Gutiérrez  García hoy secretario de seguridad en San Luis Potosí o los actuales funcionarios de la secretaria de seguridad pública quiénes tienen la información, porque en este como en otros casos, es la ciudadanía la que paga los platos rotos.

 Se insiste que el tema de seguridad, es prioridad en el Estado para garantizar la tranquilidad de los Tamaulipecos, pero lamentablemente de 230 pesos que se les daba a los elementos estatales se les redujo la cantidad a 120 pesos, por día; claro, para los comisionados, lo cual afecta quiérase o no este rubro.

Ojalá que  el plantón de elementos policiacos llegue a buenos términos, se vayan a trabajar en las ciudades a donde han sido asignados porque aun cuando hay que reconocerles que exponen su vida para garantizar la tranquilidad de los ciudadanos, su demanda es justa, más no es válida, porque como siempre el más afectado es el ciudadano.

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com