Columnas

Prioridades electorales 2021

Tribuna

El escenario político para las elecciones del 2021 es muy complicado para todos los partidos políticos, incluso para los institutos gobernantes, que se pudiese pensar, llevarían ventaja.

Los impactos que generen la crisis sanitaria por la pandemia del Coronavirus, la crisis económica resultante, más la recesión que se arrastraba; así como la inseguridad y violencia, son fuertes contrapesos.

Aún en ese marco, cada uno de los partidos intentarán por todos los medios posibles, tratar de cumplir sus prioridades.

A pesar de lo enredado que resulte por ser una elección concurrente o mixta, es decir, federal y estatal, en las que elegiremos en Tamaulipas 9 Diputados Federales de mayoría; 36 Diputados Locales (22 de mayoría y 14 plurinominales) y 43 presidentes municipales.

Hay que recordar, que de las 9 Diputaciones Federales, MORENA y sus aliados PES y PT tienen 6 (dos de Reynosa, Río Bravo, Matamoros, Tampico y Madero) y el PAN 3 (Nuevo Laredo, Victoria y Mante).

Mientras de las Diputaciones Locales de Mayoría, el PAN tiene 21 por 1 de MORENA. Las 14 restantes son plurinominales.

Y de los 43 Ayuntamientos, el PAN tiene 31, destacando Nuevo Laredo, Reynosa, Victoria, Mante, Tampico, Altamira, Río Bravo, Valle Hermoso, San Fernando, de los más grandes.

Mientras que MORENA tiene 5 Matamoros, Madero, Güémez, Díez Ordaz y Cruillas.

En tanto que el PRI solo 6, Miguel Alemán, Guerrero, Abasolo, Bustamante, San Carlos y San Nicolás.

Pero el contexto de la contienda cambia, el PRI ya no es gobierno federal, sino MORENA, con dos años de administración y un desgaste natural derivado de la emergencia sanitaria y económica.

En tanto, para el PAN, que gobierna la entidad, los cuatro años de administración, le colocan en la curva descendente, por el desgaste de una administración debido a la alternancia estatal generó muchas expectativas y los resultados son magros.

Para los dos niveles de gobierno que tienen el control de las instancias federal y estatal, sus prioridades, son conservar sus respectivos Congresos.

Para el gobierno central que preside Andrés Manuel López Obrador, que fue el real ganador de las Cámaras de Senadores y Diputados Federales en 2018, tras 18 años de campaña opositora; el gran reto es conservar la mayoría en San Lázaro.

Pero sin su nombre en la boleta electoral, no será el mismo efecto en las urnas, sobre todo porque el cargo que más atrae a votar será el de alcaldes y ese influirá en las otras dos elecciones, de Diputado Federal y Local.

Y en el caso del PAN, en la gran mayoría de los 31 municipios que gobierna, son pocos los alcaldes bien calificados y no todos podrían buscar la reelección para ser garante de votos.

Enrique Rivas y Maki Ortíz, de Nuevo Laredo y Reynosa, con calificaciones aceptables tienen sus segundos periodos; en tanto que Xicoténcatl González de Victoria no pasaría la segunda prueba; Alma Laura Amparán de Altamira, ya quemó su boleto y está tronada.

De los municipios grandes solo se salvaría Jesús Nader de Tampico; en tanto, de los medianos, no hay certeza de que puedan salir adelante los de San Fernando, Valle Hermoso, Río Bravo y Mante, José Ríos, Gerardo Aldape, Carlos Ulivarri y Mateo Vázquez.

Habrá que ver, en el momento de las candidaturas, cuál de los partidos hace mejor su trabajo en la selección de candidatos y la calidad de sus estrategias y campañas.

De la misma forma, será interesante que rol decide jugar el PRI, si participa en forma individual o va en alianza obligada con alguna de las dos fuerzas políticas.

Lo ideal sería  que participara solo en las tres contiendas, ya que los pobres resultados del PAN en la mayoría de los Ayuntamientos, el rabón y entreguista papel del Congreso Local al Ejecutivo; así como la incertidumbre y escasos resultados tangibles del gobierno central, soportado más por tanta saliva y verborrea de “las mañaneras”, abren posibilidades al PRI, si retoma su camino y postula cuadros valiosos de experiencia y lo combina con juventud.

Como puede apreciarse, la atracción ciudadana por las candidaturas a las alcaldías 12 alcaldías que concentran la mayor parte de los votos: Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo, Victoria, Tampico, Madero, Altamira, Río Bravo, Mante, San Fernando, Valle Hermoso y Miguel Alemán, tendrán un papel determinante.

La armonía y fuerza propia que aporten las candidaturas a Diputados Federales, así como las de Diputados Locales, serán también relevantes.

De tal forma que los partidos están obligados a presentar sus mejores activos políticos propios o de la sociedad civil, para tratar de hacer realidad sus metas.

No ganar la mayoría en la Cámara Federal de Diputados para MORENA y AMLO sería un gran fracaso y la advertencia de otra alternancia en el 2024.

Y muy grave para el PAN y el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, perder la mayoría en el Congreso Local, porque se caerían no solo las pinzas con que detiene su programa estatal interno, sino el sueño de su proyecto personal allende fronteras.

De ese tamaño son sus retos. Y sus prioridades.

Quien los compagine mejor con los intereses de la comunidad, podría tener cierta ventaja.

Sea del partido que sea: MORENA, PAN o PRI…y sus aliados.

 

 

 

Total Page Visits: 112 - Today Page Visits: 1