Columnas

QUE MI ESPOSA SEA LA CANDIDATA

EL FRANCOTIRADOR

           Por Óscar Jiménez

QUE MI ESPOSA SEA LA CANDIDATA

 A pesar de que en el municipio de Nuevo Laredo el PAN es el que gobierna, el PRI no logra obtener la unidad.

Y no es por falta de trabajo de la dirigencia local y el delegado municipal del tricolor, sino que las ansias de tener candidaturas eternas están haciendo cometer torpezas políticas a algunos militantes.

Le cuento esto porque el pasado fin de semana varios personajes de la política priísta de Nuevo Laredo se reunieron con el Enlace Territorial (E.T) del gobierno del Estado Diódoro Guerra Rodríguez.

Y el trascendido es que la exdiputada local Rosa María Alvarado Monroy y el ex presidente municipal Daniel Peña Treviño pidieron que se destituyera a Jesús Valdez Zermeño de la presidencia del Comité Directivo Municipal del PRI y al delegado del PRI Estatal Gonzalo Rivera Hernández.

Diódoro Guerra, como es un caballero, los escuchó y respondió que llevaría ese mensaje a Ciudad Victoria con el presidente estatal del PRI Rafael González Benavides.

Pero yo me pregunto de donde agarran tanto valor y solvencia electoral Daniel Peña y Rosa María si ellos dos tienen parte de la culpa de la derrota de Carlos Montiel Saeb en las elecciones locales del 2013.

Porque Rosa María Alvarado Monroy era la suplente del candidato a alcalde priísta  Carlos Montiel, y en plena campaña constitucional y por no hacer bien las cosas legales fue tumbada de la suplencia por el PAN de Carlos Canturosas Villarreal con senda queja ante la autoridad electoral.

Y una vez que Rosa María Alvarado estuvo fuera (lesionando con ese hecho la campaña que ya iba mal por cierto) instalan de suplente a quién creen, pues nada menos que a la esposa del ex alcalde Daniel Peña Treviño.

Me refiero a la dama Elsa Tamez de Peña, que fue metida con calzador por su marido, y el resultado fue la derrota estrepitosa en las urnas (2013) de Carlos Montiel Saeb. Entonces yo me vuelvo preguntar dónde está el valor electoral de estos dos personajes priístas.

Total, que teniendo enfrente las elecciones locales del 2016, en Nuevo Laredo dos personajes grillan a su propio partido buscando a como de lugar la candidatura, en lugar de ponerse a trabajar en beneficio del PRI que es quien les ha dado la oportunidad de ser regidora y diputada local (Rosa María Alvarado Monroy) y diputado local y alcalde (Daniel Peña Treviño).

Caso aparte es el de Daniel esa Treviño que en este proceso de selección de candidato a presidente municipal  neolaredense negocia así ”si no me dan la candidatura a presidente municipal a mi, entonces dénsela a mi esposa Elsa”. ¡Caramba!

Ya para finalizar les comento que el diputado local Eduardo Hernández Chavarría anuncia que desde el Congreso del Estado se ha estado privilegiando al comercio exterior.

Esto lo dice en su calidad de secretario de la Comisión de Fomento al Comercio Exterior, y agrega que impulsando acciones para esta actividad es como se genera más desarrollo económico y eso trae una alta generación de empleos.

MAQUIAVELITO

   …Ya hay fecha para que todos los precandidatos del PRI a gobernador de Tamaulipas paren sus giras de promoción…la fecha está próxima.

osjinuf@gmail.com  www.elfrancotirador.mx